David Gates – Escogido para Servir (Parte 2) | por Oliver Coronado

Por Oliver Coronado

Viajé 4 horas hacia la ciudad de Maracaibo, Venezuela. Allá se realizaba una conferencia evangelística con el Doctor Milton Peverini García “Orador emérito de La Voz de la Esperanza. Corría el año 2003, y en mis manos llevaba un proyecto de Radio FM de 2 KV y además el sueño de levantar una señal FM que predicara “La Verdad Presente.”

En Maracaibo estaba congregada la Administración de nuestra Unión dirigiendo esta magna actividad.

Cuando llegué al lugar solicité hablar con el Departamental de Comunicaciones de la Unión, pero lamentablemente fue imposible. Corría de un lado al otro en medio de la actividad, así que permitieron reunirme con el Departamental Adjunto de Comunicaciones. Allí apareció un hombre con aspecto norteamericano y con un español de acento Boliviano.

NO LE PIDAS A LOS HOMBRES, PÍDELE SOLO A DIOS

Un placer le dije, mi nombre es Oliver Coronado, entonces contestó: “Oliver… ¿qué vienes a hacer aquí?…”, a lo cual respondí: “vengo a pedir ayuda económica para iniciar un proyecto de Radio,” “Pedir ayuda… ¿A quién?” entonces respondí: “A Ustedes…”, en ese momento me dijo algo que abrió una dimensión que hasta ese momento para mi era desconocida:

Oliver, me dijo… “NO le pidas a los hombres, pídele solo a Dios.”

Sinceramente quedé con la mente en Blanco. Necesitábamos 20.000 dólares para solo comprar los equipos de transmisión. Quedé en shock, turbado. Mi mente no podía aceptar la idea de pedir a Dios y esperar en silencio una respuesta. Entonces vino lo peor… este hombre sacó no se de donde una caja de libros y me dijo: “Mira aquí te hago un donativo, vende estos libros y comienza a ahorrar.” Luego de entregarme la caja, tomó mi número telefónico de mi casa y celular.

UNA DIMENSIÓN DESCONOCIDA

Luego de 4 horas de viaje de vuelta, llegué a casa destrozado. Al siguiente día abrí la caja y contenía unos 40 ejemplares de un libro titulado: “El Piloto Misionero.” (http://loc1.missionslibrary.com/gmi/es/books/Mission_Pilot_Spanish.pdf) Fue en ese momento que supe que este Pastor se llamaba David Gates.

Comenzaba el mes de Agosto de 2003, y le dije a mi esposa y a nuestro equipo que oraríamos incesantemente para que Dios nos enviara los recursos sin pedir nada a nadie, ¿Cómo sin pedir nada a nadie? Me respondieron, a lo que agregué: “así como han escuchado, oraremos y Dios verá que hacer con nosotros.”

Por fe solicité el presupuesto de los equipos en Miami, unos 21.000 $ y comenzamos a orar.

6 MESES DESPUÉS

Fueron días de mucha oración. Recuerdo que los fines de semana ayunábamos rogando a Dios sabiduría y sobre todo apoyo para levantar el proyecto y predicar con mayor poder, pero despedimos el año 2003 y no había respuesta.

Eran los primeros días del mes de enero del año 2004 cuando le dije a mi esposa: “Mi fe y paciencia están llegando al límite, Dios no responde”, entonces ella una mujer de Fe, me dijo: “Dios está ahí, vamos a orar y ayunar este fin de semana y el proveerá.” Así lo hicimos.

El domingo salimos a primera hora a hacer algunas cosas, dejé mi celular en casa. Al regresar y encenderlo tenía en el Buzón de mi contestadora mensajes del Pastor David Gates… “Oliver por favor llámame al siguiente número… necesito hablar contigo urgentemente.” El teléfono de mi casa también tenía varios mensajes de David.

EL DIOS TODOPODEROSO (El Shaddai אל שדי)

Inmediatamente y sin esperar ni 1 segundo, le llamé al número indicado en Estados Unidos. Al escuchar su voz le reconocí y le dije: “Buen día Pastor Dios le bendiga”, inmediatamente me reconoció y me dijo: “Hola Oliver, igualmente… por favor dime que has hecho con el proyecto de la radio”, respondí: “pues pedirle solo a Dios como usted me indicó…” ¿Y te ha contestado? Le respondí: “No hasta ahora”, “pues hoy lo hará, ¿Qué necesitas comprar para el proyecto? “Entonces le indiqué lo que necesitábamos y donde lo vendían en Miami”, inmediatamente me contestó:

“Mañana estoy comprando todo, por favor estás pendiente.”

Quedé petrificado, mudo y menos mal que estaba sentado. Hasta ahora no conocía esta dimensión. Dios es Todopoderoso.

UN ERROR DE CÁLCULO

El lunes a primera hora, me llamaron de Miami: “Sr. Coronado, tenemos una compra a su nombre ya pagada de 21.000 $ en equipos ¿a dónde lo enviamos?…” quedé privado, ¿enviarla? ¿y cuanto cuesta esto? Me respondieron hasta Venezuela unos 3.000 $. No lo podía creer, había olvidado decirle a David sobre el envío. ¿Y ahora? “No le pidas a lo hombres, pídele solo a Dios.”

UNA DIMENSIÓN CONOCIDA

Algo había cambiado en mi. Oramos, agradecimos a Dios y confiamos que así como Dios había comprado todo lo enviaría. Al día siguiente fui a buscar un Aire Acondicionado donde un amigo “Evangélico”, el Sr. Alcides Bracho (BRACHO MOTORS). Al llegar inmediatamente me preguntó: “¿Oliver por fin que ha pasado con el proyecto de la radio?”, el conocía nuestro proyecto de RADIO, así que le conté el milagro recibido, y además le dije: “El detalle es que olvidé incluir el gasto de transporte a Venezuela”, a lo cual me contestó: “disculpa Oliver ¿Y dónde están los equipos a traer?”, en Miami respondí… Inmediatamente me dijo:

“Mañana un conteiner de mi empresa sale de Miami hasta aquí… envíalos urgente.” INCREÍBLE… quedé pasmado.

LO QUE DIOS HACE… LO HACE COMPLETO

30 días después me llamó el Sr. Alcides y una camioneta llego hasta las oficinas donde abriríamos la radio y sus empleados bajaron todas las cajas. ¿Pueden imaginar mi emoción? Fui hasta la oficina del Sr. Alcides y le dije: “Sr. Bracho GRACIAS por su ayuda, se que esto es costoso, pero le prometo pagarlo lo más pronto posible”, a lo que respondió: ¿Pagar qué? “El envío le dije… “ y luego Dios a través de este hombre me dio otra lección: Oliver… me contestó:

¿Me vas a robar la bendición? Dios había hecho el milagro completo, no tuve que pagar nada.

David Gates es un siervo de Dios, mis oraciones están con su ministerio. Te animo a experimentar la Dimensión Desconocida de la Fe: “No le pidas a los hombres, pídele solo a Dios.”

Dios te bendiga.

Por Oliver Coronado

David Gates – Escogido para Servir (Parte 2) | por Oliver Coronado
5 (100%) 2 votes

Comenta con Facebook

Loading Facebook Comments ...

Pin It on Pinterest