Recursos Bíblicos

Las televisiones emiten destellos que dañan a los fotosensibles


Ni las teles ni los televidentes lo saben, pero los neurólogos detectan una media de cien destellos peligrosos al día | Entre el 20% y el 30% de los flashes registrados eran potencialmente peligrosos.

La crisis Pokémon a finales de los años noventa, cuando en Japón podían presentarse 700 niños en urgencias después de ver el programa, descubrió al mundo que los destellos en la tele, a partir de una determinada frecuencia, podían provocar ataques epilépticos y una amplia gama de reacciones, desde mareos a migraña pasando por minidesconexiones y sacudidas. La Sociedad Española de Neurologíaha descubierto en la programación diaria de las teles españolas una sorprendente abundancia de esos destellos luminosos. Una media de cien al día.

Analizaron la programación entre las 8 de la mañana y las 12 de la noche de cinco televisiones estatales (La 1 de TVE, Antena 3, Cuatro, Telecinco y la Sexta), una cadena autonómica (Telemadrid), una cadena infantil (Clan) y una televisión musical (KissTV). Grabaron 180 horas y le pasaron un analizador de patrones lumínicos para emisiones audiovisuales, el Harding Broadcast Flash and Pattern Analyser, que utilizan en el Reino Unido. Allí y en Japón está regulada la frecuencia de destellos televisivos (prohibido a partir de 3 Hz de luz blanca y todo tipo de luz roja).

“En España hemos encontrado que entre el 20% y el 30% de los destellos hubieran sido peligrosos para el 3% o el 4% de los niños si reprodujéramos el fenómeno en una prueba de laboratorio”, explica el neurólogo Jaime Parra, coordinador del estudio ¿Es posible que la televisión esté provocando crisis epilépticas en España? y miembro del Grupo de Estudio de Epilepsia de la SEN.

Recomendado para ti:  Ben Carson: Las personas LGBT no deben recibir "Derechos Extra"

Esos límites establecidos en el Reino Unido y Japón pretenden proteger a uno de cada 4.000 ciudadanos potencialmente fotosensible y que podría sufrir daños importantes como reacción a esa luz. “La literatura médica cuenta del caso de un esquiador que sufrió el primer ataque de su vida como reacción ante los destellos del helicóptero de urgencia que venía a socorrerle”, apunta el neurólogo.

La buena noticia es que se puede evitar. Las teles, reduciendo la intensidad de los destellos, “que con frecuencia aparecen al dar entrada a un famoso en las noticias, o en la publicidad de la propia cadena cuando vuelve a dar comienzo un programa…”.

En casa, la prevención pasa por alejarse de la pantalla, “algo cada vez más difícil, porque cada vez son mayores y más pequeños los espacios”; aumentar la luz ambiental y no ver la tele a oscuras, o taparse un ojo para reducir el impacto a la mitad cuando se esperan más destellos en el programa que se está viendo.

Via | La vanguardia

Comparte tu opinión

Deja un comentario