Recursos Bíblicos

8 Remedios Naturales

8 Remedios Naturales
Por Leo Van Dolson, PhD., MPH

Para no olvidar estos “ocho doctores”, podemos usar la palabra DESCANSA:

  1. DESCANSO
  2. EJERCICIO
  3. SOL
  4. CONFIANZA EN DIOS
  5. AIRE PURO
  6. NUTRICION APROPIADA
  7. SOBRIEDAD
  8. AGUA

¿CÓMO USAR LOS REMEDIOS NATURALES?

1. DESCANSO  

Muchas personas que se quejan de sentirse cansadas y agotadas, pueden recibir alivio si se disponen a descansar y dormir con regularidad. Mientras se duerme, las células del cerebro recobran sus niveles necesarios de energía. Sin descanso suficiente, nuestro cerebro y cuerpo pierden la capacidad para reaccionar, al igual que una batería agotada. La mayoría de nosotros no solamente debiera dormir ocho horas como hábito regular, pero también son esenciales frecuentes periodos de descanso y relajamiento para el bienestar físico y mental. Una caminata vigorosa antes de retirarnos, ayuda a inducir el sueño.

2. EJERCICIO

La mayoría de los americanos se beneficiarían si hicieran mas Ejercicio: El ejercicio ayuda a la circulación de la sangre y el oxigeno, da tono al cuerpo, ayuda a controlar el peso, y es esencial para mantener un corazón saludable, y a la misma vez, el bienestar general. Una de las mejores formas y menos peligrosas de hacer ejercicio en una forma apropiada es caminando vigorosamente media hora cada día.

3. SOL 

Para buena salud es necesario que estemos expuestos a una cantidad Adecuada de luz solar cada día. Se necesita para la manufactura de Vitamina D en los seres humanos y es uno de los agentes curativos más beneficiosos que nos provee la naturaleza. Alrededor de diez minutos diarios al sol son suficientes. Demasiado tiempo al sol puede resultar en quemaduras y arrugas a la piel, así como cáncer de la misma.

4. CONFIANZA EN DIOS

El temor y la ansiedad son extremadamente detrimentales a la salud física y mental. Estos pueden, entre otros efectos adversos, detener los procesos digestivos, causar palpitaciones irregulares del corazón, y que la vida nos parezca insoportable. Por otro lado, la fe y la confianza en Dios pueden contribuir de una forma asombrosa a la recuperación y mantenimiento de la salud, como también ser una fuente de donde adquirir fuerza de voluntad y autocontrol que necesitamos para adoptar un estilo de vida saludable y feliz.

5. AIRE PURO

Respirar aire puro nos hace sentir mejor inmediatamente. El Respirar profundo nos aclara la mente, nos ayuda a combatir la depresión, mejora la digestión y nos ayuda a dormir mejor; también es esencial para mantener los pulmones saludables. Necesitamos que, conscientemente, respiremos profundamente diez veces seguidas, por lo menos en dos ocasiones al día, como parte rutinaria del nuestro programa de cultura física.

Recomendado para ti:  OMS declara la Carne como Alimento Cancerígeno - Profetizado por Elena

6. NUTRICION APROPIADA

Una nutrición apropiada requiere una dieta bien balanceada de aquellas comidas que tienen un alto valor nutritivo (granos integrales, etc.), contenido de fibra alto, y bajos en grasa, colesterol, azúcar y sal. (La dieta promedio americana contiene demasiado de estos últimos cuatro artículos). Aumentando la variedad de frutas, vegetales, granos y cereales integrales, mejorará la dieta de muchos en forma dramática.

7. SOBRIEDAD

La palabra sobriedad (temperancia) se puede comprender mejor al definirla como autocontrol. Sugiere que haya abstinencia en todo lo que es perjudicial y moderación en el uso de las cosas buenas. Cualquiera que tenga problemas en controlar su peso, se da cuenta que comer demasiado, aún de cosas buenas, no es beneficioso. Como ejemplo de cosas que nos son perjudiciales: substancias narcóticas de todas clases se deben evitar, incluyendo el tabaco, la Cafeína y el alcohol.

8. AGUA

El cuerpo se compone mayormente de agua, y la necesita en cantidades adecuadas para funcionar en forma apropiada. Una de las formas de obtener los seis a ocho vasos de agua que necesitamos diariamente, es empezar el día tomándonos tres vasos de agua. Esto no es tan dificil como suena, una vez que uno se acostumbra. El agua usada externamente es esencial para la higiene personal y también puede ser efectiva para tratar ciertas enfermedades.

Estos ocho “doctores” son de un valor inestimable para ayudarnos a obtener una salud total. Si fielmente aplicamos estas reglas sencillas de salud a nuestras vidas, resultarán en una economía grande de tiempo y dinero que se requeriría para curarnos de enfermedades innecesarias. Hoy en día, curar no es sólo para los doctores. Cada uno de nosotros debe asumir la responsabilidad, en forma inteligente, de nuestra salud y bienestar.

(Artículo que apareció originalmente en la revista “Life & Health de Diciembre de 1980)

1 comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: