Recursos Bíblicos

¿Jesús Quebranto el Día de Reposo?

Esta es otra cita Bíblica que el mundo Cristiano manipula, para enseñar que Jesus era un violador del sábado:

“Y Jesús les respondió: Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo. Por esto los judíos aún más procuraban matarle, porque no sólo quebrantaba el día de reposo, sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios.” S.Juan 5:17-18 RVR1960

Muchos han interpretado mal esta cita, para enseñar que el apóstol esta afirmando que Jesus en realidad quebrantaba el sábado, pero esto está en contra de otras afirmación del mismo apóstol (1Juan 3:4). Aunque el que escribe es Juan el discípulo amado, pero lo esta afirmando en el contexto de lo que decían los fariseos hipócritas al condenar las obras de misericordia

El contexto de estas citas es la curación de un paralítico en sábado, los judíos están acusando a Jesús de quebrantar el sábado, los judíos habían recargado el sábado con exigencias y mandamientos creados por ellos mismos, hasta el grado de condenar las obras de misericordia, el plan de Dios aún antes de la fundación del mundo, fue de restaurar al ser humano caído, en este sentido Jesus y el padre trabajaban en sábado.

“El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos;”S. Lucas 4:18 RVR1960

Cristo no sólo guardó los mandamientos, sino que también exhortó a sus discípulos que los guardaran (cf. Mateo 19:16-19; 28:20; Juan 14:15,21).

Cristo no vino a quebrantar el sábado, sino a enseñar con su ejemplo la manera correcta de observarlo, y qué era lícito hacer en sábado: «Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.» S.Juan 13:15 RVR1960

Jesús dijo: “Pues ¿cuánto más vale un hombre que una oveja? Por consiguiente, es lícito hacer el bien en los días de reposo”. (Mt.12:12).

La palabra lícito es un término jurídico, significa algo que esta en armonía con la la ley, la ley refleja el carácter Cristo que es amor.

Los milagros que hizo Cristo estaban en armonía con la ley de de Dios: sano muchos enfermos en sábado (Marcos 12:9-12; 3:1-5; Lucas 6:9,10), sano a la suegra de Pedro (Mateo 8:14,15), sano a un hombre con la mano seca (Mateo 12:9-13), expulsaba demonios en sábado (Marcos 1:21-28), sano a una mujer encorvada (Lucas 13:10-17), sano a un hombre hidrópico (Lucas 14:1-6), un paralitico (Juan 5:1-15), y un ciego de nacimiento (Juan 9:1-16).

Estos milagros tenían como propósito quitar la ceguera de los fariseo: «Y les dijo: ¿Es lícito en los días de reposo hacer bien, o hacer mal; salvar la vida, o quitarla? Pero ellos callaban. Entonces, mirándolos alrededor con enojo, entristecido por la dureza de sus corazones, dijo al hombre: Extiende tu mano. Y él la extendió, y la mano le fue restaurada sana.» S. Marcos 3:4-5 RVR1960

Pero los enseñan que Cristo y sus discípulos violaron el sábado por este incidente hacen lo siguiente:

Se colocan de parte de los escribas y fariseos que conspiraron para matarlo a causa de las reformas que hizo al sábado (cf. Mateo 12:10-14; Juan 5:5-18)

Cristo no vino a quebrantar el sábado, Cristo vino a rescatarlo de un montón de escombros que los fariseos lo habían recargado. Jesús les dijo:

“Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres.” S. Mateo 15:7-9 RVR1960.

Jesús había venido para “magnificar la ley y engrandecerla.” El no había de rebajar su dignidad, sino ensalzarla. La Escritura dice: “No se cansará, ni desmayará, hasta que ponga en la tierra juicio.” Isaías 42:21, 4. Había venido para librar al sábado de estos requerimientos gravosos que hacían de él una maldición en vez de una bendición. – {DTG 176.1}

*Al decir que Jesús quebrantó el sábado, ellos insinúan que Jesús cometió pecado, porque el sábado es parte de la ley, y pecado es transgresión de la ley (1Jn.3:4). Pero la Biblia dice que Jesús nunca jamás peco, ni en pensamiento.
Por Rafael Diaz

Recursos relacionados:

Deja tu comentario