Recursos Bíblicos

Los Diez Mandamientos ¿Están Vigentes?

Si ustedes le preguntan a un cristiano profeso ¿si es pecado matar?, seguro que le responderá, que si es pecado, y le pregunta de nuevo ¿porque es pecado?, seguramente le responderá, porque la ley de Dios lo dice «no matarás».

Le hace de nuevo la pregunta ¿es pecado tener otros dioses?, seguramente le responderá !claro que es pecado!, y le pregunta ¿porque?, el cristiano evangélico seguramente le dirá, pues lo dice la ley de Dios.

Le hace de nuevo la pregunta ¿es pecado cometer adulterio o fornicación?, seguramente el cristiano evangélico le responderá: !claro que es pecado!, pero Ud. le pregunta, ¿porque fornicar es pecado?, seguramente el responderá !Porque la ley de Dios lo dice!.

Si le hace la pregunta nuevamente, ¿eLos Diez Mandamientos ¿Están Vigentess pecado que un hombre con otro hombre se unan en matrimonio?, seguramente el cristiano evangélico se levantará diciendo !claro que es pecado!, eso es abominación dirá también, y le hace la pregunta nuevamente ¿pero porque es pecado eso?, seguramente también dirá !pues porque la ley de Dios lo dice!; y añadirá el, Dios al principio formo varón y hembra en matrimonio, el matrimonio es una institución divina, y si es posible el cristiano evangélico podrá dar un sermón respecto al matrimonio como institución divina, buscara textos de la Biblia a diestra y siniestra para enseñar que la homosexualidad es pecado.

Y así sucesivamente le dirá de los nueve mandamientos de la ley, pero si Ud. le pregunta ¿y quebrantar el sábado es pecado?, seguramente el rostro le cambiará, y le empezará a decir, !el sábado fue solo para los judíos!, !ese era el antiguo pacto!, !estamos bajo la gracia!, !La letra mata!, !Jesus es el sábado ahora!, !hoy obedecemos los mandamientos de Cristo!, !esa era la ley de Moisés!, y para justificar esta postura, empezara a torcer la Biblia, usando textos fuera de contexto, y haciendo que la Biblia se contradiga.

Pero la pregunta del millón sería ¿ porque esos argumentos no los uso también con los otros nueve mandamientos?, ¿porqué no dijo también, !no cometerás adulterio era solo para los judíos!?, ¿porqué no dijo que no «matarás» era solo para los judíos?, todas las iglesias protestante caen en esta piedra de tropiezo, pueden aceptar nueve mandamientos, pero jamás aceptarán los diez, muchos Cristianos usan esta clase de argumentos para ocultar su gran engaño, la mayoría de ellos saben que están engañados, pero les da vergüenza aceptarlo.

Recomendado para ti:  La Muerte del Protestantismo - Año de Jubileo Cátolico

Mi biblia dice que todos los mandamientos poseen el mismo valor, no hay uno menos que otro, todos fueron escritos por el mismo Dios.

Santiago 2:
10 Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos.
11 Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley.

Salmos 111:
7 Las obras de sus manos son verdad y juicio; Fieles son todos sus mandamientos,
8 Afirmados eternamente y para siempre, Hechos en verdad y en rectitud.

Salmos 119:
4 Tú encargaste Que sean muy guardados tus mandamientos.

Satanas odia solo el cuarto mandamiento, porque es el único que lo identifica a Dios como creados del cielo y la tierra, y satanas odia saber eso:

Éxodo 20:8 – 11.»Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra;mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.»

Autor Rafael Diaz.

5 comentarios

Deja un comentario

  • Los 10 mandamientos fueron escritos con el dedo de Dios en dos tablas de piedra y son eternamente y para siempre , Jesucristo vino a cumplir no a quitar.

  • Soy Cristisna Evangélica y no me avergüenzo de mi creencia, pues si estamos bajo la gracia, Gracias a nuestro Señor Jesucristo, que pago…

    Romanos 2:14
    Porque cuando los gentiles, que no tienen la ley, cumplen por instinto los dictados de la ley, ellos, no teniendo la ley, son una ley para sí mismos.
    Los que son guiados por la ley, por la ley serán juzgados. Lo dice,

    Romanos 2:12
    Pues todos los que han pecado sin la ley, sin la ley también perecerán; y todos los que han pecado bajo la ley, por la ley serán juzgados;

    GÁLATAS 3:10-25

    Por el contrario, cuantos viven pendientes de cumplir la ley están bajo el peso de una maldición. Así lo dice la Escritura: Maldito sea quien no cumpla constantemente todo lo escrito en el libro de la ley. Y es evidente que, por cumplir la ley, nadie será restablecido por Dios en su amistad, ya que también dice la Escritura: Aquel a quien Dios restablece en su amistad por medio de la fe, alcanzará la vida. Pero la ley no se nutre de la fe, sino que: quien cumpla estospreceptos, por ellos vivirá. Fue Cristo quien nos libró de la maldición de la ley, haciéndose por nosotros maldito. Pues dice la Escritura: Maldito sea todo el que muera colgado de un madero. La bendición de Abraham alcanzará así, por medio de Cristo Jesús, a todas las naciones y nosotros recibiremos, mediante la fe, el Espíritu prometido. Hermanos, voy a explicarme con un ejemplo tomado de la vida humana. Incluso según las normas humanas, nadie puede anular o modificar un testamento legalmente otorgado. Ahora bien, Dios hizo las promesas a Abraham y a su descendencia. No se dice “y a tus descendientes”, como si fueran muchos, sino “y a tu descendencia”, refiriéndose a Cristo solamente. Y digo yo: un pacto debidamente confirmado por Dios no lo puede invalidar una ley dada cuatrocientos treinta años más tarde, cancelando de ese modo lo que Dios había prometido. Si la herencia dependiera del cumplimiento de la ley, ya no dependería de la promesa. Sin embargo, Dios otorgó su favor a Abraham en forma de promesa. Así las cosas, ¿qué sentido tiene la ley de Moisés? Se añadió con el fin de señalar lo que era pecado hasta el momento en que llegara Cristo, el descendiente prometido. La ley fue promulgada por medio de ángeles y Moisés actuó de intermediario; pero el intermediario está de más cuando sólo entra en juego una persona, y Dios es uno solo. Ley de Moisés y promesas divinas, ¿son, entonces, algo opuesto? ¡De ningún modo! Si se hubiese promulgado una ley capaz de dar vida, sí bastaría con cumplir esa ley para ser restablecidos en la amistad divina. Pero la Escritura presenta al mundo entero dominado por el pecado, precisamente para que se conceda a los creyentes la promesa que Dios les hizo por medio de la fe en Jesucristo. Antes de llegar a la fe éramos prisioneros de la ley, esperando encarcelados que se revelara la fe. Así fue como la ley nos condujo hasta Cristo para que recibiéramos la salvación por medio de la fe. Pero ahora, una vez que la fe ha llegado, ya no estamos bajo el dominio de ningún acompañante.
    Bendiciones….