Bienvenida Navidad

Cada año que pasa, cuando inicia el mes de Diciembre, pareciera que de repente, así como la leyenda del hombre lobo ante la luna llena, nos transformamos en arduos investigadores de arqueología e historia antigua, es como si la vela del saber se encendiera en nuestros corazones; entonces iniciamos nuestra búsqueda del conocimiento.

Uno de los temas más controversiales durante esta época del año entre algunos cristianos ha sido la navidad y su origen. Muchos creyentes se preguntan: ¿Si la navidad tiene un origen pagano entonces cómo podemos celebrarlo? Pero antes de saltar a conclusiones de manera apresurada es importante que primero estudiemos de forma integral el tema y sus implicancias.

bienvenida-navidad

Contenido

  • ¿Teología o Historia?
  • Problemas de historicidad (Fuentes poco confiables)
  • El Origen de la navidad en la historia
  • Escritos de Ellen G. White.
  • La solución Bíblica.
  • Conclusión

¿Teología o Historia?

Lo primero que hay que dejar en claro acerca del tema de la Navidad y su origen es que este es un tema más histórico que teológico, ya que la teología estudia a Dios y todo aquello que se relaciona con Él, incluyendo a toda su creación. Hay quienes han querido mezclar algunos textos bíblicos con leyendas de la antigua Mesopotamia, citando a Nimrod en Génesis 10:8-10 y a la leyenda del dios Tammuz en Ezquiel 8:14. Estas personas pretenden llevar la navidad al terreno de la “adoración”, pero debemos recordar que nadie se arrodilla a orarle al árbol de navidad, ni tampoco nadie hace reverencia ante los regalos.

Existen hombres como, Pastor Jim Staley, que han dedicado gran parte de su tiempo para enseñar el error como verdad; este personaje una vez fue el presentador del ministerio “Pasión por la verdad” (Passion for truth) y publicó un video llamado “Verdad o Tradición” (Truth or tradition)[1], en el cual conecta varias leyenda del mundo antiguo y trata de casarlas con la realidad. Claro que luego este video fue borrado del canal del ministerio debido a referencias poco confiables. Años más tarde Jim Staley fue sentenciado a 7 años de cárcel por fraudes financieros [2]. Por sus frutos los conoceréis (Mt 7:16)

Problemas de historicidad (Fuentes poco confiables)

Al parecer hay muchas personas que están listas para conectar el 25 de diciembre con el nacimiento de dioses paganos y luego demonizar la navidad, ¿pero cómo están tan seguros?. Susan K. Roll en su libro “Hacia el Origen de la Navidad” (Toward the Origin of Christmas) dedica un espacio para abordar la problemática de la historicidad [3]. Son muchas las teorías que existen y que han sido enseñadas por tanto tiempo que empiezan a ser propagadas como verdad.

Una de las obras que han sido citadas como “santa palabra” en el terreno de historia ha sido el libro de Ralph Woodrow, “Babilonia el Misterio Religioso”, dónde se busca hacer conexiones bastante exageradas. Luego de algún tiempo el autor del libro en su página web especifica que su trabajo literario fue sacado del mercado debido a incongruencias históricas y desmiente las teorías de conspiración que algunos habían inventado, diciendo que la iglesia católica lo había presionado [4].

El Origen de la navidad en la historia

Andrew McGowan Erudito en cristianismo primitivo, en su articulo, “Como el 25 de Diciembre se convirtió en Navidad” (How December 25 Became Christmas) [5] menciona que hay solo dos teorías respetables académicamente hoy en día: una muy popular, la otra no tanto, comúnmente oída fuera de círculos académicos (aunque mucho más antigua)

a). La teoría más vendida sobre los orígenes de la fecha de Navidad es que fue tomada de las celebraciones paganas. Los romanos tuvieron su festival Saturnalia a mediados de invierno a finales de diciembre; Los pueblos bárbaros del norte y del oeste de Europa mantuvieron días festivos en momentos similares.

b). Por extraño que parezca, la clave para fechar el nacimiento de Jesús puede estar en la datación de la muerte de Jesús en la Pascua. Este punto de vista fue sugerido por primera vez al mundo moderno por el erudito francés Louis Duchesne a principios del siglo 20 y completamente desarrollado por el estadounidense Thomas Talley en años más recientes [6].

Andrew McGowan continúa diciendo en su articulo que existen problemas con la teoría popular, como muchos estudiosos reconocen. Lo más significativo es que la primera mención de una fecha para Navidad (200 d.C) y las celebraciones más tempranas que conocemos (250-300 d.C) llegan en un momento en que los cristianos no están haciendo uso de las festividades paganas debido a su obvio carácter.

Por supuesto que, la creencia y la práctica cristiana no se formaron de manera aislada. Muchos de los primeros elementos del culto cristiano —incluyendo las comidas eucarísticas, las comidas que honran a los mártires y el arte funerario cristiano más antiguo— habrían sido bastante comprensibles para los observadores paganos. Sin embargo, en los primeros siglos d.C., la minoría cristiana era perseguida y estaba muy preocupada por distanciarse de las mayores observancias religiosas paganas públicas, tales como sacrificios, juegos y días festivos. Esto era todavía cierto tan tardío como las violentas persecuciones hacia los cristianos llevadas a cabo por el emperador romano Diocletian entre 303 y 312 C.E. Esto cambiaría sólo después de que Constantino se convirtiera al cristianismo.

Este Erudito en cristianismo primitivo concluye su artículo diciendo: “No podemos estar completamente seguros de cómo el 25 de Diciembre se convirtió en Navidad. Los elementos de la fiesta que se desarrollaron desde el siglo IV hasta la época moderna pueden derivarse de las tradiciones paganas. Sin embargo, la fecha real podría derivar más del judaísmo —de la muerte de Jesús en Pascua y de la noción rabínica de que se podían esperar grandes cosas una y otra vez a la misma hora del año.”

Escritos de Ellen G. White.

Existe un grupo dentro de la iglesia que han hecho de “ciertos textos” de Ellen G. White (EGW) su trinchera y que prácticamente cierran los ojos a cualquier otra porción de sus escritos que contradiga su forma de pensar. Algunos sin poder encontrar más respuesta al testimonio de sus escritos, empiezan a gritar “sola scriptura” porque no pueden contradecirla y claro, jamás hemos basado nuestra fe en sus escritos, sin embargo recordamos el consejo bíblico: “Oídme, Judá y habitantes de Jerusalén, confiad en el Señor vuestro Dios, y estaréis seguros. Confiad en sus profetas y triunfaréis. (2 Cronicas 20:20)

También hay algunos, que en señal de desesperación, dicen que los textos citados de EGW a favor de la navidad han sido sacados fuera de contexto, y algunos hasta han dicho que el “Hogar Cristiano” es una obra producida por “infiltrados” para introducir el paganismo, ¡que absurdo! Aunque no siempre estoy contento con los recortes o compilaciones en algunos libros, para eso se deja la paginación, para que las personas busquen los contextos si así lo desean.

Cuando a EGW se le pregunta, si el adorno navideño concuerda con su fe, ella contesta sí.

“Al terminar el largo viaje que me trajo del este, llegué a casa a tiempo para pasar la víspera de Año Nuevo en Healdsburg. El salón de actos del colegio había sido preparado para una reunión de la escuela sabática. Se habían ordenado con buen gusto guirnaldas de ciprés, hojas otoñales, ramas de coníferos y flores. Una gran campana formada con ramas de pino colgaba del arco de entrada al salón. El árbol estaba bien cargado de donativos, que iban a emplearse para beneficio de los pobres y para contribuir a la compra de una campana… En esa ocasión nada se dijo ni se hizo que hubiese de cargar la conciencia de nadie. Algunos me dijeron: “Hermana White, ¿qué piensa Ud. de esto? ¿Concuerda con nuestra fe?” Les contesto: “Concuerda con mi fe.” [7]

Creo que como creyente cuando se me pregunta acerca de la navidad, también puedo contestar con suma tranquilidad que la navidad concuerda con mi fe. A pesar de que la iglesia cuenta con personas competentes en el área del estudio de los escritos de EGW como Jim Nix quien es el director del patrimonio White Asociación General y Alberto Timm quien fue el director del centro White en Brasil y ha contribuido con varios estudios [8]; algunos hermanos continúan creyendo que la navidad es una arma de Babilonia para convertirnos a todos al paganismo, pero no hay ninguna base ni histórica, ni teología para tales afirmaciones.

EGW claramente afirma que aunque no sabemos la fecha del nacimiento de Jesús, Dios no quiere que haya alguien tan estrecho de mente que pase por alto este acontecimiento [9], también menciona que los regalos no son pecado [10]. Ella no estaba en contra de la navidad sino de la forma en la que el mundo la celebraba, con ostentación y despilfarro.

La solución Bíblica.

En en el libro de Romanos capitulo 14, encontramos una disyuntiva entre los hermanos en cuanto a creencias, está problemática los había llevado a crear división entre la comunidad; el problema en específico es si se debe o no comer “carne sacrificada a los dioses”. Pablo les dice a los creyentes corintios, tanto de origen judío como pagano, que como un ídolo “nadas es” no era malo en sí mismo comer carnes dedicadas a los ídolos. Sin embargo, sigue explicando que, debido a sus antecedentes, educación y diferencia de discernimiento espiritual, no todos tienen ese “conocimiento”, y por lo tanto no podrían comer con limpia conciencia tales alimentos [11]. Ahora, ¿cuáles son la similitudes de este este dilema en los tiempos de Pablo y la Navidad?

a). El Origen: Aunque el supuesto origen pagano de la navidad, es muy popular en la internet, está teoría está en tela de juicio y deja mucho que desear, sin embargo tranquilamente podemos hacer un paralelismo con la carne dedicada a los “dioses”. Pablo dice en Romanos 14:1, 2 “Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opiniones. Porque uno cree que se ha de comer de todo; otro, que es débil, come legumbres”.

En esto texto se le llama “débil en la fe” a aquél que, a pesar, de saber que los “dioses paganos” no son más que una leyenda y no son reales, se estancan en creer que hay algo malo. Pablo no intenta cambiar la forma de pensar de ningún bando, simplemente, de forma salomónica, dice: (vs 22) ¿Tienes tú fe? Tenla para contigo delante de Dios. Bienaventurado el que no se condena a sí mismo en lo que aprueba.

b). Absurda comprensión del pecado: La abstinencia de la carne y vino son mencionados en otros pasajes de la Biblia como Daniel 1:8-16, donde Daniel y sus amigos se abstienen de carne debido a que no quieren ser contaminados (vs 8), y aunque se sabe que los judíos tenían varias leyes concernientes a la dieta, en Romanos 14 el tema no es acerca de la salud, sino de las creencias que se habían desarrollado entre los judíos y gentiles [12].

Así como con el tema de la navidad, en aquel tiempo había una absurda comprensión del pecado (ἁμαρτία), algunos pensaban que debido al “origen” el pecado era transmitido y por ende la práctica misma los hacía culpables. Los débiles en la fe no comprendían que no puede haber pecado en algo que es una ilusión, no importaba a quién hubiera sido dedicada la carne, esos “dioses paganos” no existían. Debido a que este tema no es un asunto de salvación Pablo nos dice en Rom 14:14 Yo sé, y confío en el Señor Jesús, que nada es inmundo en sí mismo; mas para el que piensa que algo es inmundo, para él lo es.

Conclusión

La solución bíblica nos dice en Romanos 14:3 “El que come, no menosprecie al que no come, y el que no come, no juzgue al que come; porque Dios le ha recibido”. De la misma manera cuando se trata de la navidad, nadie debe menospreciar a nadie debido a sus creencias, después de todo este no es un asunto de salvación. Aunque los eruditos en cristianismo primitivo han llegado a la conclusión de que el origen de la navidad es incierto, nosotros podemos estar seguros de la razón por la cual la celebramos y es porque la tierra recibió el más grande regalo en todo el universo, a Jesús.

“Aunque no sabemos exactamente en qué día nació Jesús, debemos honrar este sagrado acontecimiento. No quiera Dios que haya alguien tan estrecho de mente que pase por alto este acontecimiento porque no tiene seguridad en cuanto a la fecha exacta.” (Review and Herald, del 17 de diciembre de 1889).

Referencias:
[1] https://www.youtube.com/watch?v=YKA…
[2] https://jimstaleyfraud.wordpress.com
[3] The problem of historicization. S.K Roll. (Kok Pharos Publishing House), Toward the Origins of Christmas (pp. 29).
[4] http://www.ralphwoodrow.org/books/pages/babylon-mystery.html
[5] http://www.biblicalarchaeology.org/daily/biblical-topics/new-testament/how-december-25-became-christmas/
[6] Louis Duchesne, Origines du culte Chrétien, 5th ed. (Paris: Thorin et Fontemoing, 1925), pp. 275–279; and Talley, Origins
[7] El hogar cristiano, pág. 458.
[8] http://www.adventistas.org/es/espiritudeprofecia/la-navidad-es-una-fiesta-cristiana/
[9] The Review and Herald, January 29, 1884, Art. B, par. 1. {Cada Día Con Dios p.358.5}
[10] Hogar Cristiano, p. 435-436.
[11] Comentario Bíblico Adventista, Romanos 14 http://www.escuelasabatica.cl/2010/tri3/lecc13/2010-03-13AdicionalCBA.pdf
[12] Rome in Pauline prespective Francis Watson Paul, (Wm. B. Eerdmasn Publihsing Co.) Judaism, and the Gentiles: Beyond the New Perspective pp. 175

Por Edjenn Santos

Bienvenida Navidad
Califica este post

Comentarios

Loading Facebook Comments ...