Recursos Bíblicos

Católicos y Protestantes: ¿En que se parecen?

Existen dos doctrinas cardinales que los unen. Una es la santidad del domingo, y la otra es la creencia de la inmortalidad del alma.

A pesar que no existe ninguna evidencia en las escrituras de que los apóstoles o Jesus hayan cambiado el sábado al domingo. La iglesia católica admite el cambio que ella lo hizo. Lo interesante es que los mismos argumentos que usan los católicos para atacar los mandamientos de Dios, son los mismos que usan los protestantes. Con razón el Apocalipsis les llama Babilonia madre de las Rameras (Apocalipsis 17:5).

La Biblia enseña desde Genesis hasta Apocalipsis que el único día que fue santificado por Dios fue el sábado como séptimo día, aún antes de la existencia del pecado, o algún judio (Genesis 2:2-3; Exodo 20:8-11). Pero la iglesia católica a decretado la santidad de días festivos, como el domingo y el viernes santo, algo que no posee fundamento bíblico.

Y los peor de todo es que los mismos católicos y protestantes defienden lo indefendible, ellos mismos se dan cuenta que están defendiendo un engaño que la misma iglesia católica lo admite. Citaré autores católicos donde ellos mismos admiten el cambio.

“La Iglesia Católica por más de mil años antes de la existencia de un protestante, por virtud de su misión divina, cambió el día de Sábado a Domingo.” – The Catholic Mirror, septiembre de 1893, citado por Robert Sessler, To Be God of One World, [‘Let There Be Light’ Ministries, 1992], p. 96.

¿Cuándo realizaron este cambio? – “Observamos el domingo en lugar del sábado porque la Iglesia Católica, en el Concilio de Laodicea (336 d. de JC.), transfirió la solemnidad del sábado al domingo.” – Peter Geiermann, C.S.S.R., The Converts Catechism of Catholic Doctrine (1910), p. 50, citado en Questions on Doctrine, p. 170

Aún es peor. Los mismos católicos se burlan de los protestantes, porque se dicen creen en la Biblia sola, pero siguen una tradición creada por la misma iglesia católica.

“Ustedes [los protestantes] han aceptado de la misma Iglesia Católica su domingo, el día del Señor, un día que ella lo ha transmitido como una tradición. Todo el mundo protestante lo ha aceptado como una tradición, ya que no hallaréis ni una jota en la Escritura para establecerlo. Por lo tanto, lo que habéis aceptado como vuestra regla de fe, tan inadecuado como seguramente lo es, es la autoridad de la Iglesia Católica Romana.” – D.B. Ray, The Papal Controversy (1892), p. 179.

“Si los protestantes observan el primer día de la semana, ¿reconocen por este acto la autoridad de la Iglesia Católica?…Así parece, siendo que la costumbre que observan es de la Iglesia y procede de la Iglesia.” – H.F. Thomas, canciller del Cardenal Gibbons, 11 de noviembre de 1895, citado en Las Hermosas Enseñanzas de la Biblia, p. 411.

“Sería bueno recordarles a los presbiterianos, bautistas, metodistas y a todos los demás cristianos que la Biblia no los apoya en ningún lugar en su observancia del domingo. El domingo es una institución de la Iglesia Católica Romana, y aquellos que observen ese día observan un mandamiento de la Iglesia Católica.” – Sacerdote Brady, en: News, de Elizabeth, New Jersey, 18 de marzo de 1903, citado en Sunday Holiness.

SOBRE LA INMORTALIDAD DEL ALMA

La mayoría de iglesias protestantes creen que el alma es inmortal, o sea que ni Dios puede matar el alma, porque es inmortal (Que nunca muere). Esta doctrina es originaria de la iglesia católica. El purgatorio, el rezar a los muertos, comunicación de los espíritus de María y los apóstoles, todo es encajada en la creencia de la doctrina de la inmortalidad del alma.

Recomendado para ti:  Cizaña en la Iglesia. ¡Qué problema!

Esta doctrina de que el alma es inmortal se originó en el mismo Eden con la serpiente, la serpiente dijo a Eva “No moriréis”, en otras palabras satanas estaba diciendo a Eva desobedece el mandato divino y siempre serás inmortal como Dios (Genesis 3:4-5). La Biblia dice que solo Dios es inmortal (1 Timoteo 6:16), Por lo tanto el ser humano no posee inmortalidad, sino que la buscamos (Romanos 2:6-7), y será dada cuando Cristo regrese por segunda ves (1 Corintios 15:51-56).

El problema de los católicos con los protestantes es que sólo leen y no estudian a profundidad la Biblia, nunca buscan el significado original de las palabras, y así interpretar correctamente la Biblia. La palabra alma en la Biblia es del hebreo “Nefesh” que se puede traducir como persona, vida o pronombre personal, y en ninguno de los casos se dice que sea inmortal, la persona en toda su entereza es un alma o como lo traducen otras versiones, dice “ser viviente” (Genesis 2:7). Solo comparemos dos citas Biblias para que veamos.

“Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?” ‭‭S. Mateo‬ ‭16:26‬ ‭RVR1960‬‬

“Pues ¿qué aprovecha al hombre, si gana todo el mundo, y se destruye o se pierde a sí mismo?” ‭‭S. Lucas‬ ‭9:25‬ ‭RVR1960‬‬

Si notaron Jesús uso la palabra “alma” en una cita, mientras que en otra cita dice “perderse a sí mismo”, al unir las dos referencias notaremos que el alma es la persona en sí. Cuando el hombre muere el alma deja de existir (Eclesiastés 9:5; 12:7), el alma muere (Ezequiel 18:4), todas las almas están en el sepulcro (Juan 5:28-29), recibirán su paga en la resurrección de los muertos (1Tesalonisense 4:15-17), mientras que los impíos será hasta después de los mil años (Apocalipsis 20:5-10).

Como vemos los protestantes y católicos se parecen mucho con respecto a sus doctrinas, a parte de su forma de adorar, música carismática, falso don de lenguas, y falso milagros, es base para el gran movimiento del ecumenismo.

Por Rafael Díaz

1 comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: