Recursos Bíblicos

Rechazar ideología de género no es homofobia, sino Biología

“No aceptar la ideología de género no es discriminación, no es ser intolerante ni homofóbico”, solo “es simplemente biología”, asegura la doctora en biodiversidad, genética y evolución Pamela Puppo. En un artículo publicado el 7 de marzo en el sitio Posicion.pe “sobre la ideología de género”, la Dra. Puppo explica que “cuando los fetos son formados, tienen dos cromosomas sexuales, XX o XY; si es niña (XX) o niño (XY). Los genes contenidos en estos cromosomas determinan el desarrollo físico de los fetos. De este modo, los embriones desarrollan diferentes órganos de acuerdo con su sexo. En la pubertad, producen muchas hormonas, la testosterona (en el caso de los hombres) o el estrógeno y la progesterona (en las mujeres), que influyen tanto en la forma física y en el desarrollo de la persona, como en una serie de características emocionales, psicológicas, etc. “.

La especialista subraya que “eso no es discriminación, es simplemente biología”. “Eso no es homofobia, pues, que yo sepa, todos los seres humanos tienen el derecho de colocar a quien queramos en nuestra cama”, indica.

La Dra. Puppo subrayó que, contrariamente a los principios de la ideología de género, “el hecho de nacer hombre o mujer no es un hecho cultural, es biológico”. “No me digan que cuando una mujer que está embarazada hace el ultrasonido para saber el sexo del bebé y le pregunta a su médico si es niño o niña está siendo homofóbico? ¡Por favor! No es así “, señala.

Además, la experta advierte que “la ideología de género no promueve la igualdad entre los sexos; la ideología de género promueve la asexualización del ser humano “. “Esta ideología es una corriente de pensamiento, no una teoría científica, mucho menos una evidencia científica, que sostiene que los seres humanos son ‘neutros’ cuando nacemos y podemos elegir si queremos ser hombres, mujeres o una combinación de ambos cuando crecemos.”

Recomendado para ti:  Ritual Satánico "Charlie Challenge" deja Estudiante Endemoniada en Brasil

Sin embargo, señala, “el sentimiento no supera la naturaleza”. “No puedo cambiar de acuerdo con mi voluntad. Si un día decido ser un gato, ese sentimiento no va a hacer que tenga pelo y que crezca rabo. Yo nací mujer y tengo una serie de órganos propios: útero, ovarios, vagina, vulva. No tengo derecho a tener una próstata!

La doctora en Biodiversidad, Genética y Evolución advierte que las personas que nacen con un sexo y después sienten que no tienen el sexo correcto “sufren un síndrome conocido como disforia de género”. No es la regla, es la excepción. No entraré en casuísticas, basta decir que esas personas deben ser respetadas, amadas y acompañadas”.

La especialista descarta también que, al promover la ideología de género, se defiendan los derechos de las mujeres. “¿Quieren reducir el abuso sexual de mujeres? ¡Primero apoyen más a las familias! La mayoría de los violadores son de familias desestructuradas, donde el padre a menudo no está presente o es abusivo. En segundo lugar, no incentiven a usar a la mujer como objeto en los medios sociales, en los periódicos, en la publicidad. En tercer lugar, den más apoyo a las mujeres que sufren ese tipo de violencia, los agentes de la ley cumplan efectivamente su deber de protegerlas.

Al finalizar su artículo, la Dra. Puppo subrayó que “la igualdad no es conquistada negando nuestras diferencias sexuales; la igualdad es alcanzada por el respeto a las diferencias de cada sexo, y lo que cada sexo contribuye a la sociedad “.

(Michelson Borges)

Comparte tu opinión

Deja un comentario