¿El Sábado es solo para los Judíos?

Los que sostienen que el sábado era para los judíos desconocen su propia Biblia. El hecho de que Dios les dio los Diez Mandamientos al pueblo de Israel incluyendo el sábado, no significa que el sábado era exclusivamente para los judíos.

Cuando Dios creó el sábado no existían los judíos (Genesis 2:2,3). El término judío proviene de Juda, este era un hijo de Jacob (Génesis 49:8). Por otro lado los que sostienen que el sábado fue para los judíos hacen mentiroso a Cristo. Jesus dijo “El sábado fue hecho por causa del hombre” (Marcos 2:27), el sustantivo “hombre” del griego “anthropos” es una evidencia clara que el sábado es para toda la humanidad.

¿Por que Dios creó él sábado?

La función primordial del sábado es recordarnos que Dios es el autor de la creación y que este mundo no es resultado de la casualidad (Éxodo 20:11), después de la entrada del pecado Dios dio al sábado una segunda función, y es recordar que Dios es nuestro redentor (Deuteronomio 5:12-15), la liberación de Egipto era un tipo de la liberación del pecado (Hebreos 2:14-18), así como Dios cesó su obra creadora en el séptimo día (Génesis 2:2-3), así también el sexto día Dios redimió al hombre del pecado (Lucas 23:54-56).

“La importancia del sábado, como institución conmemorativa de la creación, consiste en que recuerda siempre la verdadera razón por la cual se debe adorar a Dios”, porque él es el Creador, y nosotros somos sus criaturas. “Por consiguiente, el sábado forma parte del fundamento mismo del culto divino, pues enseña esta gran verdad del modo más contundente, como no lo hace ninguna otra institución. El verdadero motivo del culto divino, no tan solo del que se tributa en el séptimo día, sino de toda adoración, reside en la distinción existente entre el Creador y sus criaturas. Este hecho capital no perderá nunca su importancia ni debe caer nunca en el olvido” (J. N. Andrews, History of the Sabbath, cap. 27. Citado del CS 433.2)

“Si el sábado se hubiese observado universalmente, los pensamientos e inclinaciones de los hombres se habrían dirigido hacia el Creador como objeto de reverencia y adoración, y nunca habría habido un idólatra, un ateo, o un incrédulo. La observancia del sábado es señal de lealtad al verdadero Dios, “que hizo el cielo y la tierra, y el mar y las fuentes de agua”. Resulta pues que el mensaje que manda a los hombres adorar a Dios y guardar sus mandamientos, los ha de invitar especialmente a observar el cuarto mandamiento”. – {CS 433.2}

Al perder de vista estos dos principios sobre el sábado, los judios perdieron el verdadero sentido del sábado, el sábado llegó hacer una carga en lugar de una delicia, tal como decía el profeta (Isaías 58:13-14).

Al apartarse los judíos de Dios, y dejar de apropiarse la justicia de Cristo por la fe, el sábado perdió su significado para ellos. Satanás estaba tratando de exaltarse a sí mismo, y de apartar a los hombres de Cristo, y obró para pervertir el sábado, porque es la señal del poder de Cristo. Los dirigentes judíos cumplían la voluntad de Satanás rodeando de requisitos pesados el día de reposo de Dios. En los días de Cristo, el sábado había quedado tan pervertido, que su observancia reflejaba el carácter de hombres egoístas y arbitrarios, más bien que el carácter del amante Padre celestial. Los rabinos representaban virtualmente a Dios como autor de leyes cuyo cumplimiento era imposible para los hombres. Inducían a la gente a considerar a Dios como un tirano, y a pensar que la observancia del sábado, que él les exigía, hacía a los hombres duros y crueles. Era obra de Cristo disipar estos conceptos falsos. Aunque los rabinos le perseguían con una hostilidad implacable, ni siquiera aparentaba conformarse a sus requerimientos, sino que seguía adelante, observando el sábado según la ley de Dios”. – {DTG 250.2}

Por lo tanto no hay ninguno solo texto bíblico que diga “Sábado de los judíos”. El verdadero judío según la terminología Bíblica, son todos aquellos que se han unido a Cristo por la fe (Gálatas 3:28-29), son todos aquellos nacidos de nuevo (Romanos 2:28-29). Un judío de carne y sangre que no crea el Cristo, la Biblia les llama “perros e hijos del diablo” (Juan 8:44; Filipenses 3:2,3).

Por lo tanto la enseñanza que sostiene que el sábado fue para los judíos, están proclamado una enseñanza de hombres (Marcos 7:6,7).

Por Rafael Diaz

¿El Sábado es solo para los Judíos?
4.8 (95%) 4 votos

Comenta con Facebook

Loading Facebook Comments ...