Recursos Bíblicos

Murió cantando himnos: La Carta de Despedida de Donnie Johnson

El estado de Tennessee ejecutó al preso condenado a muerte Donnie Johnson mediante una inyección letal el jueves por la noche. Johnson estaba programado para morir a las 7 pm, pero fue declarado muerto a las 7:37 pm.

El gobernador Lee negó la petición clemencia hecha por Ted Wilson y dijo: “Después de una consideración devota y deliberada de la solicitud de clemencia de Don Johnson, y después de una revisión exhaustiva del caso, estoy confirmando la sentencia del Estado de Tennessee y no interveniré”.

Johnson dijo que no quería una última comida especial antes de su ejecución del jueves, sino que le pidió a sus partidarios que donen comidas a las personas sin hogar,

Un testigo describe a Don Johnson cantando himnos mientras su ejecución fue llevada a cabo.

Otro testigo dijo que ella fue testigo de otras dos ejecuciones por inyección letal y esta sonaba muy diferente a la anterior.

Un testigo de medios de The Associated Press dijo que Johnson oró pidiendo perdón cuando le preguntaron por sus últimas palabras. Johnson también cantó himnos, y el testigo dijo que las últimas palabras de él fueron “no más muerte allí”, un verso de uno de los himnos.

Otro testigo de los medios dijo que cantó durante más de dos minutos.

Días antes de su ejecución programada, Donnie escribió una carta abierta pidiendo disculpas por el dolor que había causado y pidiendo perdón.

La carta de despedida:

Por todo eso y el dolor que he causado. Especialmente: a mi hijo Jason, a mi hija Cindy, y a la familia de Connie, humildemente pediría su perdón por el dolor que he causado y por tantos otros en mi vida.

Sin embargo, las palabras no parecen ser suficientes. Realmente lamento mi vida y lo que me convertí en el proceso. Sigo y seguiré llevando el dolor de todo lo que he causado a otros, a quienes amo.

Gracias a la persona que soy ahora y en quien me convertí me di cuenta que no era un hombre sino un monstruo. Estaba determinado a no aceptarlo y busqué al Señor porque estaba en el fondo de un precipicio y la única manera que me quedaba era subir hacia él.

Recuerdo algo de lo que había aprendido y oído en la iglesia, que la única posibilidad que me quedaba era llevarlo al Señor y lo busqué sinceramente, todavía lo hago cada día y lo seguiré haciendo hasta que encuentre mi último aliento aquí en esta tierra.

Fue la vida que yo había elegido la que me condujo al día más oscuro que jamás había experimentado y no fue sino hasta que tomé la responsabilidad por la muerte de mi esposa Connie podría recibir el perdón y comenzar en ese camino a la curación.

El Señor en su misericordia me ha perdonado y todo lo que puedo es rezar para que ustedes también lo encuentren en su corazón para perdonarme también, porque no hay manera de que yo pueda arreglar o tomar de nuevo a la persona que me había convertido, y no pasa un día en que no experimente el dolor de conocer el sufrimiento que he causado en tantos otros.

Porque mientras viva llevaré conmigo el peso de las cosas que he hecho y el dolor que he causado a otros, y continuaré orando para que el Señor me haga una mejor persona, para que pueda compartir un poco de esperanza y compartir el amor del Señor que se me ha mostrado.

Por favor perdónenme y pídanle al Señor que los ayude, consuele y alivie el dolor que han sufrido, el cual he causado y acepto ser el responsable. Lo siento de verdad y si supiera algo que pudiera hacer para aliviar su dolor lo haría gustosamente. En Cristo amor que el señor les dé paz.
Don Johnson

Via InfobaeFox17

Únete a nuestro grupo de WhatsApp: Grupo 1 Grupo 2 Grupo 3

Deja tu comentario