Recursos Bíblicos

Ejemplos de cómo calcular el diezmo para diferentes labores

Han sido y son cientos de personas las que preguntan: ¿cómo devolver mis diezmos? No soy muy bueno para los números, ¿no es un cálculo complicado? ¿Cómo sé realmente cuáles son mis ingresos? Soy trabajador independiente: ¿Cómo puedo saber qué debo diezmar? ¿Qué es realmente una “ganancia”? ¿Debo calcular mi diezmo sobre el neto que me deposita mi empresa?

Como pueden ver, son muchas preguntas las que se han formulado y otras que posiblemente aún no se han realizado.

Veamos cómo ha procedido la mayoría de los hermanos cuando calculan sus ingresos y determinan lo que es su deber para con el Señor en lo que respecta devolverle sus diezmos.

Para mejor comprensión, la moneda utilizada en los ejemplos es el dólar.

1. Salario fijo

Es la forma más común de diezmar y corresponde al 10% del salario total. El individuo que recibe un salario definido ya sea semanal, mensual o anual tendrá poca dificultad para calcular sus diezmos. Cuando recibe el salario lo primero que debe hacer es separar para el Señor la décima parte de la cantidad total. El 90% restante es para los gastos personales, tales como alimento, alquiler, ropa, gastos necesarios diarios, contribuciones a las instituciones del gobierno o seguridad social.

Algunos tienen la inquietud de si se deben descontar las contribuciones al seguro social, planes médicos, impuestos. Las contribuciones sobre el ingreso son simplemente otro gasto personal, luego hacen parte del monto para calcular el diezmo.

Ejemplo: El hermano X tiene un salario fijo mensual de $10.000. Este hermano diezma así:

  • $10.000 * 10% – $1.000

Representación:

  • Ingreso salarial——————————-$10.000
  • Menos 10% para diezmo—————–$ 1.000
  • 90% para ofrendas, gastos personales y otros—$9.000

2. Comerciante

No tendrá que devolver el diezmo de los ingresos brutos, sino una décima de la ganancia neta. Cuando haya cancelado el alquiler del local, luz impuestos, sueldo de empleados, papelería, etc.

  • Ventas del mes……………………$250.000

Costo de existencia de mercancías

  • Inventario inicial……………..$400.000
  • Compras del mes ………………. $4.500
  • Total disponible: $404.500
    • Menos inventario de cierre: $204.500
    • Costos de existencias vendidas: $200.000
    • Ingreso bruto: (Es igual a ventas del mes menos costos de existencias vendida;): $50.000

Gastos de operación:

  • Salarios empleados ……………………$7.500
  • Alquiler local…………………………$6.000
  • Suministros ………………………… $4.500
  • Servicios, luz y agua…………………….$400
  • Gastos de vehículo…………………….. $300
  • Otros gastos…………………….$900

Total gastos de funcionamiento………$19.600

Ingresos netos…………………….$30.400

Otros ingresos:

  • Ingresos intereses……………….$1.000
  • Ingresos inversiones……………..$1.000
  • Total ingresos misceláneos…………..$2.000

Ganancia operacional del mes………..$32.400

Menos 10% de diezmo…………………$3.240

90% para ofrendas, gastos personales y otro: $29.160

3. El agricultor

Debe diezmar de la utilidad total de sus ingresos. Habiendo descontado del ingreso bruto, el valor de las semillas, fungicidas, matamalezas, pago de obreros, transporte, intereses por los préstamos bancarios, etc. Habiendo hecho todos los descuentos para obtener la cosecha, la diferencia entre lo recibido y pagado es la utilidad sobre la cual se debe diezmar.

Ejemplo:

Ingresos por la venta de la cosecha de arroz: $50.500

Gastos para obtener la cosecha:

  • Jornales obreros……………..$12.500
  • Fungicidas y herbicidas $3.500
  • Cuota federación …………….$2.300
  • Semillas ……………………$4.500
  • Transporte……………………$3.600
  • Otros gastos………………….$1.500

Total gastos cosecha ….$27.900

Total utilidad cosecha (Ingresos – Gastos): $22.600

Menos 10% diezmos……………………$2.260.000

90% para ofrendas, gastos personales y otros gastos: $20.340.000

4. Un profesional

El médico, el dentista o el abogado maneja un negocio y por lo tanto, los gastos de operación se deducen de la entrada total antes que las ganancias o ingreso neto sean determinados, de los cuales se devuelve el diezmo.

Una ilustración de cómo el profesional calcularía.

Honorarios recibidos por mes: $70.000

Gastos operacionales:

  • Alquiler de oficina………………….$2.200
  • Salario enfermera o secretaria $1.450
  • Impuestos y parafiscales……………..$5.500
  • Materiales de oficina……………… $1.500
  • Gastos de laboratorio y otro………….$4.500
  • Servicios luz y agua…………………..$650
  • Teléfono……………………………..$350
  • Viajes……………………………..$7.500
  • Depreciación auto……………………..$550

Total gastos con oficina: $24.200

Total ganancia en el mes (Honorarios-Gastos): $45.800

Menos 10% diezmos……………………….$4.580

90% para ofrendas, gastos personales, vacaciones, contribuciones del gobierno y otros gastos: $41.220

5. Empleados por horas y estudiantes

Ingresos por mes a un precio de $2.750 la hora, 8 horas diarias por día, 25 días por mes……$550

Menos 10% para diezmos……………………$55

90% para ofrendas, gastos personales y otros: $395

6. Un ama de casa

Si tiene rentas por cualquier concepto lo correcto es diezmar del monto recibido. Si recibe una mensualidad del esposo debiera diezmar de esa mensualidad.

Razón de los ejemplos

Aunque nunca una persona debiera ser la conciencia de otra, dejo estos ejemplos para orientar a incontable número de hermanos que en determinados momentos no saben cómo diezmar.

“Mientras que hay principios generales que gobiernan la entrega de la porción de Dios correspondiente a la ganancia, cuánto es y sobre qué porción de las entradas es calculada, depende completamente del individuo. No está sujeta a reglas e interpretaciones del hombre. Debe ser un reconocimiento personal de la propiedad de Dios”.

Los que no tienen sueldo

Para comprender esto hablamos un poquito de Jacob. Él, sin empleo, huyendo de su hermano, tuvo una visión del Santísimo Dios y por consiguiente prometió a Jehová que diezmaría; Dios lo bendijo ricamente en los años subsiguientes y Jacob cumplió su promesa, fue un diezmo diferido.

Mi propósito, sin embargo, no es conseguir ciertas cantidades de dinero al dar estas instrucciones, sino hacer que los miembros adquieran el hábito de manejar bien las cuentas con Dios y tener una guía de procedimientos financieros.

Por Antonio Torres, tomado del libro Finanzas de la Iglesia
Deja tu comentario