Recursos Bíblicos

12 mentiras que dicen sobre los adventistas

Jesús advirtió sobre las graves consecuencias de aquellos que dicen “palabras ociosas” (Mateo 12:36). Tendrán que dar cuentas serias ese día. Sin mencionar cómo Apo. 21:27 advierte que los mentirosos quedarán fuera del reino.

Veamos 12 de las mentiras más comunes que dicen sobre los adventistas:

1. – Que los adventistas pioneros fijaron la fecha del fin del mundo, primero a 1844, luego a varias otras fechas que nunca se hicieron realidad;

El error es confundir el movimiento Millerita del predicador bautista Guillermo Miller y varios movimientos independientes que surgieron del Millerismo con el movimiento Adventista del Séptimo Día. Organizado como iglesia en 1863 y que siempre ha condenado el establecimiento de fechas para eventos futuros.

2. – Que la Iglesia Adventista fue fundada por Ellen White;

La Sra. E. G. White fue UNA entre los fundadores de la denominación, organizada en 1863, y en los primeros días del Movimiento era una joven tímida, no muy conocida entre los pioneros de la IASD. No solo es una noción errónea, como la de atribuir el título del “papa” del adventismo a la Sra. Ellen White, quien nunca ocupó un puesto de liderazgo al frente del IASD.

3. – Que tenemos los escritos de Elena de White como una norma de fe y práctica, de autoridad igual o incluso superior a las Escrituras;

Esta afirmación fue extraída deshonestamente del contexto del artículo de la “Revista Adventista” de febrero de 1984. Lo hizo un incompetente y deshonesto “teólogo” llamado Natanal Rinaldi.

El primer párrafo es citado y se omiten los siguientes, donde se deja en claro que los escritos de la Sra. White no se equiparan con la Biblia en términos de autoridad doctrinal, sino que son una “luz menor” que conduce a la mayor luz de la Escritura. El mismo artículo inicial del documento confesional de la IASD, “En Esto Creemos”, deja en claro que la Biblia y la Biblia son solo nuestra regla de fe y práctica, según la propia Sra. White enfatizó repetidamente como el lema del IASD.

4. – Que consideramos a Elena de White como los católicos consideran a María;

Acusación completamente falsa, sin fundamento que ni siquiera merece comentarios.

5. – Que enseñamos la salvación por guardar el sábado, negando así la gracia de Cristo;

Uno solo tiene que mirar las creencias 9, 10 y 19 de las creencias adventistas, y resulta ser totalmente falso. El contenido de estas creencias corresponde totalmente a lo que los cristianos evangélicos/protestantes siempre han entendido que la salvación es por gracia divina solo a través de la muerte expiatoria de Cristo.

6. – Que los adventistas no trabajan los domingos, violando así la regla de trabajar SEIS días, descansando solo en uno;

Otra afirmación falsa, ya que el sábado por la noche las actividades de los adventistas son bastante variadas: las amas de casa se encargarán de lavar los platos acumulados durante el sábado o arreglar la ropa para la mañana siguiente, los jóvenes regresan a sus estudios , o salen a caminar o hacer deporte, los hombres harán llamadas telefónicas de asuntos seculares o se ocuparán de los negocios; El domingo se ocupan de muchas cosas, como reparaciones del hogar, asuntos seculares en general. El precepto dice: “Seis días trabajarás, y harás toda tu obra”, que incluye todo lo demás de carácter secular.

7. – Quien observa el domingo ya tiene el “la marca de la bestia”;

Mal, esa cuestión es del futuro, no el presente; No hay lugar en la tierra donde uno no pueda comprar o vender para que alguien tenga la marca de la bestia.

8. – Que no creemos en el castigo final del infierno;

Enseñamos que al final del milenio, después del juicio final, los que no sean salvos serán arrojados al lago de fuego con Satanás y sus ángeles, cumpliendo la “destrucción de los hombres malvados” por un castigo acorde con la culpa de todos y cada uno de los pecadores (Apocalipsis 20:14; 2 Pedro 3: 7; Mal 4: 1-3).

9. – Que enseñamos que las almas duermen durante la muerte;

No hay nada durmiendo, sino metafóricamente la persona completa, porque la muerte es una inexistencia (Salmo 39:13). El sueño de la muerte (Sal. 13: 3) es de todo el ser, no parte del ser.

10. – Que negamos que la expiación se completó con la muerte de Cristo en la cruz;

Totalmente falso, porque la creencia 24 de los adventistas lo deja muy claro: Hay un santuario en el Cielo, el tabernáculo verdadero que levantó el Señor y no el hombre. En él, Cristo intercede en nuestro favor, haciendo accesibles a los creyentes los beneficios de su sacrificio expiatorio ofrecido una vez para todos en la cruz. Él es nuestro gran Sumo Sacerdote y comenzó su ministerio intercesor en ocasión de su ascensión.

11 °. – Que considerando que Miguel es el mismo Cristo, negando su divinidad y nos igualamos con los “testigos de Jehová” al interpretar a Miguel como una criatura;

Falsa comparación, porque los Testigos de Jehová niegan la deidad de Cristo, y los ASD entienden que Cristo es el Verbo que estaba con Dios y era Dios, no siendo un Ser creado en absoluto. Miguel es un nombre aplicado a Cristo como título honorario en situaciones especiales descritas en la Biblia de las Epifanías previas a la Encarnación.

12 °. – Que solo los adventistas pueden salvarse;

Lo curioso es que hay quienes nos acusan de lo contrario porque enseñamos que incluso los católicos sinceros pueden salvarse, incluso si no tienen toda la verdad, porque Dios juzgará a cada uno de acuerdo con la luz que tuvo en el camino.

Por Azenilto Brito
Deja tu comentario