Recursos Bíblicos

La relación iglesia-estado ¿cómo debe ser?

Una sociedad tiene tres instituciones que son la base fundamental para su desarrollo: La familia, El Estado y la Iglesia.

Hemos visto a través de la historia que cuando no hay un claro entendimiento de la función de cada una de estas Instituciones, se vive bajo una continua tensión, especialmente la que se suscita entre el Estado y la Iglesia.

Ambas Instituciones deben reconocer y aceptar la soberanía de uno y otro sin llegar a tomar ventaja, sino más bien, buscar el bien común de la sociedad a la cual ambas tienen la responsabilidad de servir.

¿QUÉ ESPERA LA IGLESIA DEL GOBIERNO?

  1. 1.- Es responsabilidad del gobierno mantener el derecho de la Iglesia a expresarse libremente. Al faltar este derecho de expresión de parte de la iglesia, la nación pierde su conciencia moral.
  2. 2.- El gobierno debe abstenerse de imponer leyes que restringen el derecho de cada individuo. Derecho a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad
  3. 3. -El gobierno debe mantener el papel de centinela y hacer que se cumpla la ley permitiendo al pueblo la libertad de buscar a Dios a su propia manera.
  4. 4. -El gobierno debe mantener el orden para que de esta forma el caos y la confusión no amenacen la seguridad del individuo.
  5. 5. -El gobierno debe proteger a las masas de los abusos del individuo. Nunca se debe permitir que la libertad individual restrinja o abuse el bien común de los ciudadanos.  La libertad no es una herramienta para el abuso.

¿QUÉ PUEDE ESPERAR EL GOBIERNO DE LA IGLESIA?

1. -El gobierno puede esperar que la Iglesia honre y mantenga su autoridad, siempre y cuando ellos manejen de manera apropiada los asuntos de libre expresión, libertad personal, el derecho del individuo a tomar decisiones morales, el orden,  la seguridad social y el bien común.

2. -La Iglesia debe proveer dirección moral que forzará a la nación a seguir adelante hacia la justicia, o a tomar las decisiones correctas.

3.- El gobierno puede así usar a la Iglesia como un ejemplo de cómo establecer normas sociales.

Cuando la santidad de Dios transforma el espíritu de un pueblo, éste no puede guardar rencores ni prejuicios. Los gobernados. No son capaces de cometer abusos familiares. No pueden permitir que el espíritu humano sea maltratado por causa de la injusticia.

El amor al prójimo es lo que los motiva y este amor sobrepasa el deseo de obtener placeres egoístas.

4.- La Iglesia evocará su mayor recurso: la oración, a favor de un buen gobierno.

Es solo mediante la oración que las nubes de confusión que arrebatan el poder de acción decisiva de las manos de nuestros líderes civiles se disipan.

La mayor dádiva que la Iglesia puede dar al gobierno es el interceder para que Dios muestre su voluntad a dicha nación.

Dios condenará a aquellos líderes gubernamentales que por falta de discernimiento espiritual se negaron a solicitar la bendición de este recurso que tanto bien les pudiera haber hecho mientras gobernaban.

OBSTACULOS QUE DIVIDEN A LA IGLESIA Y EL ESTADO

1.- Las numerosas fuerzas políticas cuya meta es servirse sólo a sí mismas.

2.- Las personas que se concentran solamente en buscar su herencia genealógica, su cultura racial, y sus raíces étnicas.

3.- La falta de una junta representativa donde diferentes facciones se unen en diálogo con el único propósito de alcanzar la reconciliación y la libertad de todos.

4.- La gente que sostiene que sus propios prejuicios son verdad y que resiste cualquier posibilidad de obtener redención del temor que mantiene a las personas aisladas e inculca sentimientos de hostilidad.

5.- La influencia de fuerzas externas las cuales poseen sus propios propósitos y que se benefician  del desasosiego de ciertas naciones al promover sus propias ideologías y sistemas económicos.

6.- El admitir y reconocer que el progreso histórico de cualquier nación que busca convertirse en una sociedad libre y abierta siempre requiere la unión entre la evolución política y el cambio social.

¿CUAL ES EL PAPEL DE LA FE PERSONAL EN LA RELACION IGLESIA ESTADO?

1.- La fe personal determina  nuestras acciones. Nuestra fe en cuanto a nuestros màs profundos conceptos de “bondad”,  “paz”, o aun “justicia” y de “venganza”, determinarán nuestras acciones en los conflictos de la vida diaria.

2.- Aquellos cristianos que perciben el carácter de Dios como lleno de bondad y amor, reflejan este sentir a través de la compasión hacia aquellos que violan la ley.

Los cristianos que perciben el carácter de Dios como duro hacia el que viola la ley, generalmente dedicarán sus esfuerzos a corregir a los que violan las leyes morales.

Ambos están en lo correcto, pero los dos extremos son dañinos a la sociedad. Los cristianos deben cuidarse de que sus palabras y sus acciones reflejen el carácter Divino al mundo, tanto en la compasión como en la justicia de Cristo.

3.- Individuos redimidos son la única esperanza que tenemos de producir una sociedad justa. Nunca podremos santificar las armas, pero esperamos y oramos por hombres y mujeres que audazmente y con confianza vivan conforme a los propósitos de Dios para su generación.

Deja tu comentario