Recursos Bíblicos

Consumir cafeína diariamente reduce el volumen del cerebro, afirma estudio científico

Café, cola o bebida energética: la cafeína es la sustancia psicoactiva más consumida en el mundo. Investigadores de la Universidad de Basilea han demostrado en un estudio que la ingesta regular de cafeína puede cambiar la materia gris del cerebro. Sin embargo, el efecto parece ser temporal.

Un equipo de investigación dirigido por la Dra. Carolin Reichert y el profesor Christian Cajochen de la Universidad de Basilea y UPK (el Hospital Psiquiátrico de la Universidad de Basilea) investigó esta cuestión en un estudio.

El resultado de este estudio fue el siguiente: La cafeína consumida como parte del estudio no resultó en un sueño deficiente. Sin embargo, los investigadores observaron cambios en la materia gris, como informan en la revista Cerebral Cortex . La materia gris se refiere a las partes del sistema nervioso central compuestas principalmente por los cuerpos celulares de las células nerviosas, mientras que la materia blanca comprende principalmente las vías neurales, las largas extensiones de las células nerviosas.

Un grupo de 20 jóvenes sanos, todos los cuales beben café con regularidad a diario, participó en el estudio. Se les dieron tabletas para que se tomaran durante dos períodos de 10 días y se les pidió que no consumieran más cafeína durante este tiempo. Durante un período de estudio, recibieron tabletas con cafeína; en el otro, comprimidos sin principio activo (placebo). 

Al final de cada período de 10 días, los investigadores examinaron el volumen de materia gris de los sujetos mediante escáneres cerebrales. También investigaron la calidad del sueño de los participantes en el laboratorio del sueño registrando la actividad eléctrica del cerebro (EEG).

El sueño no se ve afectado, pero si la materia gris, afirma el estudio.

La comparación de datos reveló que la profundidad del sueño de los participantes era igual, independientemente de si habían tomado la cafeína o las cápsulas de placebo. Pero vieron una diferencia significativa en la materia gris, dependiendo de si el sujeto había recibido cafeína o placebo. Después de 10 días de placebo, es decir, “abstinencia de cafeína”, el volumen de materia gris era mayor que después del mismo período de tiempo con cápsulas de cafeína.

La diferencia fue particularmente sorprendente en el lóbulo temporal medial derecho, incluido el hipocampo, una región del cerebro que es esencial para la consolidación de la memoria. 

Recomendado para ti:  La Dieta Bíblica

“Nuestros resultados no significan necesariamente que el consumo de cafeína tenga un impacto negativo en el cerebro”, enfatiza Reichert. “Pero el consumo diario de cafeína evidentemente afecta nuestro hardware cognitivo, lo que en sí mismo debería dar lugar a más estudios”. Añade que en el pasado, los efectos de la cafeína en la salud se han investigado principalmente en pacientes, pero también es necesario realizar investigaciones en sujetos sanos.

Aunque la cafeína parece reducir el volumen de materia gris, después de solo 10 días de abstinencia de café, se ha regenerado significativamente en los sujetos de prueba. “Los cambios en la morfología del cerebro parecen ser temporales, pero hasta ahora no se han realizado comparaciones sistemáticas entre los bebedores de café y los que normalmente consumen poca o ninguna cafeína”, dice Reichert.

Fuentes: Science Daily - Cerebral Cortex

El Estudio de Salud Adventista encontró que el uso de apenas una taza de café por día estaba asociado con un aumento en los hombres del 33 por ciento en el riesgo de una enfermedad cardiovascular fatal. Según este estudio, los adventistas que usan dos tazas de café o más por día tienen un riesgo mayor de contraer un cáncer fatal del colon y de la vejiga. Se reconoce el síndrome del uso de la cafeína por la agresividad, la hiperactividad y a veces por una conducta psicótica. La cafeína y la ingestión excesiva de alcaloides de la xantina (encontrados en el café, el té, la cocoa y algunas bebidas populares) afectan a la gente diferentemente; generalmente se observa su efecto en la estimulación anormal del sistema nervioso y en la inflamación del tracto gastrointestinal. 

Mensajera del Señor, pág. 325

Comparte tu opinión

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: