Recursos Bíblicos

¿Qué vio Elena de White en Orión? ¿Señal del fin?

No es solo hoy que la constelación de Orión atrae la atención de los astrónomos y de los adventistas del séptimo día. En mayo de 2010, un telescopio europeo en órbita encontró algo inusual mientras buscaba estrellas jóvenes: un verdadero “agujero espacial” en la nebulosa NGC 1999, una brillante nube de gas y polvo justo en la dirección de la constelación de Orión. 

En ese momento, se asumió que una mancha oscura en la nube era una burbuja más fría de gas y polvo, que sería tan densa que bloquearía el paso de la luz. Pero nuevas imágenes del observatorio Herschel de la Agencia Espacial Europea muestran que la “burbuja” es en realidad un espacio vacío. Eso es porque el observatorio captura imágenes infrarrojas, lo que le permite al telescopio ver más allá del polvo más denso y ver objetos dentro de la nebulosa. Pero incluso en Herschel la mancha era negra. 

En la época, esto una vez más atrajo la atención de los lectores de Elena de White. De hecho, los adventistas están interesados ​​cada vez que escuchan acerca de Orión, y esto se debe a este texto de la Sra. White:

“Sobrevinieron sombrías y densas nubes que se entrechocaban unas con otras. La atmósfera se partió, arrollándose hacia atrás, y entonces pudimos ver en Orión un espacio abierto de donde salió la voz de Dios. Por aquel espacio abierto descenderá la santa ciudad de Dios.”

(Primeros escritos , pág.215). 
Fotografía de la Nebulosa de Orión. por el Telescopio Espacial Hubble de la NASA. Fuente: HubbleSite

¿Era la mancha oscura de la nebulosa NGC 1999 el espacio abierto mencionado por Elena? ¿O este texto suyo decía algo más?

¿Sería el túnel de Orión el espacio abierto en el cielo visto por Elena de White?

Leámoslo de nuevo y con atención: “Sobrevinieron sombrías y densas nubes que se entrechocaban unas con otras. La atmósfera [de la Tierra] se partió, arrollándose hacia atrás, y entonces pudimos ver en Orión [lo más probable es que Elena se refiriera a la constelación de Orión como punto de referencia, y no a la nebulosa que lleva el mismo nombre] un espacio abierto [¿Dónde estaba el espacio abierto? R .: en la atmósfera de la Tierra] de donde salió la voz de Dios [por lo tanto, la voz de Dios, en los momentos finales de la historia, se escuchó en el espacio abierto en la atmósfera, hacia la constelación de Orión]. Por aquel espacio abierto [¿Qué espacio se abrió y dónde? Léelo de nuevo: ‘La atmósfera [de la Tierra] se ha abierto y se ha retirado’]  descenderá la santa ciudad de Dios.”

Eduardo Lütz (astrofísico) y Graça Lütz (bioquímica) hacen un análisis más profundo a continuación:

Cada una de las estrellas de la constelación de Orión se encuentra a una distancia muy diferente de nosotros. Se ven cerca solo por el efecto de proyección. Para ilustrar la idea, si miramos la Luna y está baja en el horizonte, puede parecer que está cerca de alguna montaña o edificio, pero esto es solo un efecto de proyección, ya que la montaña y la Luna están a distancias muy diferentes. de nosotros. Así también las estrellas en la constelación de Orión están a diferentes distancias, desde 243 (Bellatrix) hasta 1360 (Alnilan) años luz de la Tierra.

Recomendado para ti:  14 grupos que saldrán de la Iglesia antes de la segunda venida de Cristo

No confundir lo que Ellen White dice sobre la atmósfera de la Tierra con la de Orión. Elena de White describe los fenómenos que ocurren en la atmósfera de la Tierra justo antes de la venida de Cristo, no lo que ocurre en la nebulosa de Orión. Cualquier fenómeno intenso que altere la nebulosa de Orión no sería visible a simple vista y se necesitarían decenas a cientos de años para que ocurriera debido a la extensión de la nebulosa.

La nebulosa de orión no se está acercando a la Tierra. La nebulosa siempre ha estado aproximadamente donde ha estado desde que fue descubierta.

Solo para que te hagas una idea, el radio del Sistema Solar es de unas pocas horas luz (una hora luz es la distancia que recorre la luz en una hora). El radio de la nebulosa de Orión es de unos 12 años luz. Todo nuestro Sistema Solar junto con los sistemas estelares vecinos (Alfa Centauro, Sirio y otros), manteniendo las distancias actuales entre ellos, todos encajarían cómodamente dentro de la nebulosa de Orión.

La nebulosa de Orión también está a poco más de 1.300 años luz de distancia, que es muy poco en comparación con el diámetro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, entre 200.000 y 300.000 años luz. Si comparamos nuestra galaxia con una ciudad, tanto las estrellas de la constelación de Orión como la nebulosa de Orión viven en el mismo vecindario que el Sistema Solar (nuestro hogar).

Cuando Elena de White dice que Cristo viene de Orión, está diciendo por cual lado se acercará a la Tierra. Apenas eso. ¿Tiene sentido que Cristo venga a través de la nebulosa de Orión?

Imagínese que un equipo de médicos viene de Japón para ayudar a contener una epidemia en Brasil. Toman un avión en Tokio y se bajan en Moscú, para seguir el resto del camino en autobús. ¿Tiene algún sentido? Pero, ¿qué tiene esto que ver con el regreso de Cristo? 

Existe una ley de la naturaleza que dice que la información no puede viajar a través del espacio más rápido que la luz en el vacío. Por otro lado, existen leyes que pueden permitir el viaje intergaláctico a través de “agujeros de gusano” sin violar el límite de velocidad de la luz. Es como si fuese un túnel por fuera del Universo (pero, técnicamente, no es así) conectando diferentes puntos. 

Si el objetivo del séquito de Cristo es llegar a la Tierra, Orión no ayuda, ya que tendrían que recorrer la distancia entre la nebulosa y la Tierra a la máxima velocidad de la luz, tardando más de 1.300 años en llegar. Por otro lado, abriendo un portal cerca de la Tierra, pero en la dirección a la constelación de Orión, ahí sí, tiene sentido. Y entonces podemos comprender el “espacio abierto” que vio Elena White, por donde vio a Orion y escucho la voz de Dios.

Por Eduardo Lütz (astrofísico) y Graça Lütz (bioquímica), publicado por Michelson Borges

1 comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: