Recursos Bíblicos

Malentendido acerca de la sumisión de una esposa a su esposo

“Mi esposo toma algunas decisiones y no considera mis sentimientos y opiniones. Vive citando los textos bíblicos en los que la mujer debe someterse al hombre. ¿Qué tan sumisa debo ser?»

Tu esposo tiene un malentendido de lo que significa que una esposa se someta a su esposo. Y si él no cambia de opinión, su matrimonio podría sufrir algún tipo de daño.

Su esposo no debe simplemente aferrarse a los versículos 22 y 23 de Efesios 5 para apoyar la idea no bíblica de que una mujer, siendo sumisa, “no tiene necesidad de tomar parte en las decisiones del hogar”. Debe leer todo el contexto de los versículos y recordar que la Biblia dice que el esposo y la esposa son “una sola carne” (Génesis 2:24; Mateo 19:5). Esto implica la unión sexual íntima, así como otros aspectos de la vida marital (incluida la toma de decisiones juntos. ¡Esta es una muestra de amor, interés y respeto!).

Cuando también consideramos los versículos 25-33 de Efesios 5, vemos que la sumisión a la que se refiere la Biblia está basada en el amor. Esto se debe a que los siguientes textos dicen que esta sumisión de la esposa debe estar motivada por el amor del esposo. Y esa sumisión es el mismo tipo de sumisión que la iglesia tiene a Cristo. La sumisión es un respeto por el marido, un reconocimiento de que él es el cabeza de familia. Al mismo tiempo, el esposo debe reconocer que la esposa es el corazón del hogar.

Pregunto: ¿Es Cristo un verdugo para la iglesia? ¿No te deja tomar las decisiones con Él? ¡De ningun modo! ¡Jesús ama a la iglesia como a sí mismo! Asimismo, tu marido debe amarte. ¡De la misma manera que Cristo cuida de Su iglesia, el esposo debe cuidar de su esposa!

Recomendado para ti:  Igualdad entre hombre y mujer ¿Qué dice la biblia?

El matrimonio simboliza la unión entre Cristo y la iglesia. ¡Es algo sagrado! Pídele a tu esposo que lea estos textos, reflexiona sobre ellos y pídele ayuda a Dios para que pueda tratarte de la misma manera que Cristo trata a su esposa, la iglesia.

Juntos pueden tener éxito en la vida matrimonial. “Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.” (Efesios 5:28). “Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido.” (Efesios 5:33).

Fuente: Centrowhite

Comparte tu opinión

Deja un comentario