Recursos Bíblicos

La Voz profética en el Nuevo Testamento – presentación powerpoint

La profecía es un tema importante en el NT. El tema puede apuntar a dos aspectos principales:

  • En primer lugar, la persona del mensajero del NT -es decir, el profeta- que ofrece algún tipo de información y comunicación.
  • En segundo lugar, el propio mensaje profético del NT.

Puede descargar la temática completa en presentación PowerPoint.

Vocabulario

En el AT se utilizan cuatro términos principales para describir a un profeta: nābî’ («profeta»), rō’ēh («vidente»), ḥōzēh («también vidente») y ‘îš ‘ēlōhîm («hombre de Dios»), y uno en el NT: prophētēs («profeta»).

El profeta es alguien que ha recibido la revelación divina y, bajo inspiración, comunica al pueblo lo que ha recibido, mediante visiones, audiciones, sueños, etc.

Es un portavoz de Dios.

Algunos profetas no son llamados directamente «profetas»

Los profetas del NT pueden clasificarse de la siguiente manera:

  • Profetas del NT mencionados por su nombre (Mt 11:7, 9; Lc 2:36; 24:19; Hch 15:32; 21:10).
  • Profetas desconocidos del NT (Hechos 11:27; 13:1-3, que no distingue entre profetas y maestros).
  • Profetas descritos por otros miembros de la familia prophēt (Hechos 21:9; Ap 1:3; 19:20).

Relación profética entre el AT y el NT

Elementos de discontinuidad

  • La profecía tuvo su punto álgido en Jesús como en ningún otro.
  • Su llamado al arrepentimiento adquirió una urgencia y una radicalidad únicas.
  • Jesús no sólo comunicó el mensaje divino, sino que fue la encarnación de su mensaje.
  • Los que han aceptado a Jesús se han convertido en su iglesia (Mateo 16:18).
  • La llegada del Mesías también afectó al culto e hizo que el servicio del templo, con sus sacrificios y su ministerio sacerdotal, quedara obsoleto. Junto con él llegó una nueva forma de gobierno eclesiástico.
  • Una «democratización» del Espíritu sobre todos los creyentes.
  • Figuras proféticas (Juan el Bautista, Agabo).
  • Las profecías del AT en el NT.
  • La misma terminología, lenguaje y experiencia profética.
  • Llamada divina y reconocimiento comunitario.
  • Revelación, inspiración y transmisión del mensaje.
  • El contenido del mensaje.
  • La profecía y las Escrituras.

Naturaleza, papel y funciones de los profetas/profecía

Elementos comunes entre los profetas

  • Llamado divina: relación con Dios, empoderamiento.
  • Revelación: inspiración, transmisión.
  • Mensaje: invitación al arrepentimiento, a la reforma, a la vida santa, al estímulo y a la esperanza.
  • Predicción: Como elemento importante, mientras que el mensaje abarca el pasado, el presente y el futuro.
  • Relación con la comunidad: Abordar los problemas actuales mientras el mensaje es típicamente transcultural, buscar la unidad, equipar a la comunidad para el servicio.
  • Para ser verificado por la comunidad de creyentes.

Diferencias entre los profetas

  • Diferencias de género.
  • Transmisión del mensaje de forma verbal o escrita, canonización.
  • Diferentes géneros literarios de sus mensajes: desde narraciones históricas hasta declaraciones legales, literatura sapiencial, cartas y profecías.
  • Apreciación o rechazo por parte del público.
  • Sujeto a situaciones religiosas, políticas y sociales, pero sin embargo proclamando el mensaje de Dios.
Recomendado para ti:  Preparando a mi Iglesia | Seminarios Power Point

¿Profetas como «profetas de la congregación»?

¿Es la profecía de 1 Corintios 14 de naturaleza diferente a la del AT?

  • En 1 Corintios 12:28, 29 y en Efesios 2:20; 3:5; 4:11, los profetas aparecen con los apóstoles y siempre son los segundos en las listas.
  • Para Pablo, los profetas pertenecen al fundamento de la iglesia (Ef 2:20); reciben la revelación divina (Ef 3:5) y forman parte del grupo de liderazgo de la iglesia.
  • El vocabulario paulino no establece ninguna diferencia entre los profetas del AT y del NT, entre los profetas «regulares» y los «congregacionales».
  • El hecho de que los profetas de 1 Cor 14:29 fueran a ser probados no constituye un argumento que apoye una categoría secundaria de su ministerio profético. Los profetas del AT también fueron puestos a prueba.
  • Aunque la profecía en 1Cor 14:3 se describe como estímulo y consuelo, limitar la profecía únicamente a estos elementos puede provocar una mala interpretación del pensamiento paulino e implicar un argumento a partir del silencio.
  • Pablo no estaba definiendo la profecía, en este contexto simplemente utiliza el hecho de que la profecía es comprensible y por lo tanto resulta en edificación, exhortación y estímulo.

Profecía y éxtasis

Se ha afirmado repetidamente que al menos algunas formas de profecía son extáticas y que Juan experimentó el éxtasis, mientras que los profetas de Corinto no lo hicieron.

Por lo general, el éxtasis se define como un estado más allá de la razón y el autocontrol. Ciertamente, existe el éxtasis religioso, que puede ser autoinducido.

¿Pero es eso lo que encontramos en el NT?

La duración del don de profecía

  1. Los dones espirituales son esenciales para que la iglesia funcione como un cuerpo.
  2. El cese de algunos de los dones espirituales no puede ser demostrado por la Escritura. Ni siquiera en 1 Corintios 13.
  3. La predicción de Joel sobre la efusión del Espíritu Santo y el resurgimiento del don de profecía (Joel 2:28-31) se cumplió parcialmente en Pentecostés. Sin embargo, debe haber otro cumplimiento de la profecía de Joel.
  4. Jesús predijo la venida de los profetas después de Su ascensión y antes de la segunda venida (Mateo 24:11, 24). Obviamente, el problema sería distinguir a los verdaderos profetas de los falsos.

El mensaje profético en su sentido amplio

La profecía es mucho más amplia que lo que se incluye en la mera predicción. Incluye la exhortación, la reprimenda y la consolación, y está representada en todos los géneros literarios del NT.

El mensaje profético en las predicciones del NT

  • La riqueza de la profecía predictiva en el NT.
  • Los objetivos de la profecía predictiva.

Conclusión

  • Todo el NT está relacionado con la profecía.
  • La profecía no sólo se da para mejorar nuestras capacidades racionales y ampliar nuestro horizonte, sino para permitirnos vivir diariamente con Dios.
  • Llega a su punto culminante en Jesucristo.
  • Es transformador escuchar la voz profética del Espíritu Santo y de Jesucristo.
  • Estamos agradecidos a Dios por el don de la profecía, a través del cual ha hablado en el pasado y nos sigue hablando hoy.

Bibliografía: Material preparado en base al capítulo 2 del libro «El Don de Profecía en Las Escrituras y en La Historia» – Esmond, Dwain N. y Alberto R. Timm

Comparte tu opinión

Deja un comentario