Recursos Bíblicos

Libro: Guía para ancianos de iglesia

El trabajo de los ancianos en la Iglesia Adventista es extenso y variado. Algunas iglesias son grandes, y requieren el liderazgo sobre millares de miembros. Otras son pequeñas, y los ancianos sirven a pocos miembros que, algunas veces, están distribuidos en grandes extensiones territoriales. En esas iglesias los servicios pastorales son limitados y el anciano provee no solamente liderazgo, sino que asume responsabilidades también en la predicación. Esta Guía fue preparada para ayudar a los ancianos a comprender su llamado y entrenarlos en su papel como líderes en la iglesia.

«Ocasionalmente, en las iglesias recién organizadas y, a veces, en otras más antiguas no hay nadie que posea la experiencia y las calificaciones necesarias para servir como anciano. En tales circunstancias, la iglesia debe elegir a una persona que será conocida como «director». En ausencia del pastor o de un ministro asignado por la Asociación, el director es el responsable de los cultos de la iglesia, incluso de sus reuniones administrativas. Debe dirigir esas reuniones personalmente o efectuar arreglos para que alguna otra persona lo haga» (Manual de la iglesia, 2011, p. 75). Esta Guía también se destina para estos casos.

Esta Guía forma parte de un conjunto que incluye la Guía para ministros adventistas del séptimo día y el Manual de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Estos deben ser considerados como libros complementarios y los ancianos de la iglesia deben tener acceso a los tres. El Manual de la iglesia, votado por la iglesia mundial, en la asamblea de la Asociación General, tiene precedencia sobre este o cualquier otro manual preparado para uso en la congregación local.

Recomendado para ti:  ¿Cómo hay que orar a Dios? Manual de oración

La intención es que los pastores y los secretarios ministeriales usen este manual en el entrenamiento de los ancianos. Este entrenamiento se origina en una larga línea del ministerio, iniciado con las instrucciones del apóstol Pablo a los ancianos de la ciudad de Éfeso: «Tengan cuidado de sí mismos y de todo el rebaño sobre el cual el Espíritu Santo los ha puesto como obispos para pastorear la iglesia de Dios, que él adquirió con su propia sangre» (Hech. 20:28).

  • CAPÍTULO 1: La iglesia y su organización
    • El modelo de liderazgo de la iglesia primitiva
    • Definiciones
    • La necesidad de estructura
    • La importancia del anciano de la iglesia
  • CAPÍTULO 2: El llamado y las calificaciones del anciano
    • Llamado, elección y ordenación
    • Descripción del trabajo
    • Calificaciones
    • Ordenación
  • CAPÍTULO 3: El culto
    • ¿Qué es el culto?
    • Culto corporativo
    • El culto en la iglesia
    • Orden del culto
    • Predicación
  • CAPÍTULO 4: Liderazgo en la iglesia
    • El equipo pastor-anciano
    • Planificación de la iglesia
    • Elecciones en la iglesia
    • Estilos de liderazgo
    • Comisiones
    • Patrones y disciplina de la iglesia
    • Relación con la Asociación/Misión
  • CAPÍTULO 5: Departamentos de la iglesia
    • Administración
    • Ministerios departamentales
  • CAPÍTULO 6: Evangelismo
    • Evangelismo de la iglesia mundial
    • Pasos para el éxito en el evangelismo
    • Acción misionera en la comunidad
  • CAPÍTULO 7: Fortalecimiento de la iglesia
    • Ministerio de la oración
    • Reunión de oración
    • Visitación
    • Grupos pequeños
    • Consejería
  • CAPÍTULO 8: Ceremonias especiales
    • Bautismo
    • Santa Cena
    • Casamientos
    • Dedicación de niños
    • Unción
    • Oración por liberación
    • Ceremonia fúnebre
    • Recepción pastoral

Comparte tu opinión

Deja un comentario