Recursos Bíblicos

El Protestantismo habla sobre el domingo


El clero, los eruditos y escritores eminentes, todos los cuales indudablemente guardan el domingo como un asunto de costumbre de la iglesia; pero sin embargo, dan testimonio de que el sábado bíblico es el séptimo día de la semana. El sábado y no el domingo. El domingo no es el día del Señor.

Los Congregacionalistas: Está muy claro que no importa cuán rígida o devotamente pasemos el domingo, no estamos guardando el día de reposo… El Sábado fue establecido bajo un mandato específico, divino. Podemos decir que no hay tal mandamiento para la observancia del domingo… No existe una sola línea en el Nuevo Testamento que sugiera que incurrimos en una falta al violar la supuesta santidad del domingo.” Sr. R.W. Dale, “The Ten Commandements,” págs. 106-107


La Iglesia Luterana Libre: “Porque cuando no podía producirse un sólo lugar en  las Sagradas Escrituras que testificara ya fuera el mismo Señor o los apóstoles hubieran ordenado tal transferencia del Sábado al domingo, por lo mismo no fue fácil contestar la pregunta: ¿quién ha transferido el reposo, y quién tiene el derecho de hacerlo?” George Sverdrup, “A New Day”


Los Presbiterianos: No hay mención, ni insinuación en el
Nuevo Testamento acerca de abstenerse de trabajar en domingo. La observancia
del Miércoles de Ceniza o de la Cuaresma, descansa exactamente sobre la misma
base que la observancia del domingo. Dentro del reposo del domingo no entra la
Ley divina. Canon Eyton, en “The Ten Commandments”
Los Anglicanos: “T, ¿dónde se nos dijo en las Escrituras que
debemos observar el primer día? Se nos ordena guardar el séptimo, pero en
ninguna parte se nos ordena guardar el primer día.” Isaac Williams, “Plain
Sermons on the Catechism”, págs.. 334,336.

Los Metodistas: “Es verdad que no existe un mandato positivo
para el bautismo de los niños. Tampoco hay ninguno para guardar como santo el
primer día de la semana. Muchos creen que Cristo cambió el reposo. Pero por sus
propias palabras, vemos que Él no vino con ese propósito. Los que creen que
Cristo cambió el reposo, se basan sólo en una suposición. “Amos Binney,
Theological Compendium, págs. 180-181.

Los Episcopales: “Nosotros hemos hecho el cambio del séptimo
día al primero, del sábado al domingo, con la autoridad de la única iglesia,
Iglesia Católica Apostólica de Cristo.” Obispo Seymour, “¿Por Qué Guardamos el
Domingo?”

Los Bautistas: “Desde luego, entiendo muy bien que el
domingo comenzó a observarse como un día religioso en los primeros años de la
historia del cristianismo; así lo aprendimos de los Padres de la Iglesia
Cristiana y de otras fuentes. Pero qué pena que éste venga marcado con el sello
del paganismo, bautizado con el nombre del dios sol, adoptado y santificado por
la apostasía papal, transmitido como un legado sagrado al protestantismo”. Dr.
E.T. Hiscox, reporte de su sermón durante la Convención de  Ministros Bautistas en Nueva York Examiner, 16
de noviembre de 1893.
Hemos citado extensamente de fuentes católicas,
las cuales han hecho aparente que la iglesia cambió el día de reposo del sábado,
el Séptimo Día, al domingo, el primer día de la semana. También, ellos afirman que
ellas introdujeron la adoración en domingo en la Iglesia Cristiana para que
todos los hombres la observen.
Hemos citado a ministros protestantes y a
eminentes escritores quienes francamente han declarado que en ninguna parte, ya
sea del Antiguo Testamento o Nuevo Testamento en la Biblia, existe un solo
versículo para la adoración y la santidad del domingo.


El domingo no es santo. El domingo como un día de
adoración vino del paganismo, de la adoración del sol.
Deja tu comentario