La fuente de la verdadera profecía

la fuente de la profecia, la biblia
Siendo que trataremos algunas profecías provenientes del Libro Sagrado, es necesario conocer algunas cosas importantes acerca de él. La historia nos dice que durante la Edad Media nadie podía leerlo; se encontraba encadenado a los púlpitos y aquel que se atrevía a hojearlo, era castigado. Quienes se atrevían a traducir parte de él eran condenados a prisión. Hoy las cosas han cambiado; nadie nos llevará a la cárcel por estudiarlo; por el contrario, si usted no quiere ser sorprendido por la serie de eventos que sobrecogerán a la tierra muy pronto, debe enterarse de su contenido.

El desesperanzado panorama mundial

Nuestra humanidad está recorriendo el trecho mas accidentado de su azarosa existencia, y tiene que hacerlo de noche, en una hora cuando reinan oscuridad y confusión. Mil problemas, que acechan agazapados en las sombras, causan desastrosos accidentes, sea en la vida colectiva de los pueblos, o en la experiencia personal. A usted le ha tocado vivir en el cumplimiento de la profética descripción que de  nuestra época realizó el profeta Isaías mas de siete siglos antes de Cristo, cuando dijo: “he aquí que tinieblas cubrían la tierra, y oscuridad las naciones” (Isaías 60:2). Son tinieblas morales, oscuridad espiritual; hoy desorientación en al vida, desorientación en el pensamiento. Este precioso país que antes estuviese dedicado al sagrado corazón de Jesús hoy esta en las manos del diablo, debido al aumento del satanismo. De una u otra manera se ha despertado en nuestro país una extraña inclinación hacia lo misterioso: parapsicología, astrología, el auge de las líneas astrales, los cultos misteriosos, el orientalismo y otras cosas que sin lugar a dudas están ligadas a lo oculto y satánico; por otro lado, innumerables doctrinas, filosofías y sistemas religiosos pretenden hacer la luz y señalar el camino seguro. Pero la humanidad sigue debatiéndose en las sombras de la hora oscura de su historia, y el hombre de forma privada no halla remedio para sus numerosos males ni solución para sus intrincados problemas. Está cundiendo el pesimismo. Ante la complejidad creciente del panorama político internacional, y frente al perfeccionamiento de los medios de destrucción masivos, estadísticas, hombres de ciencia, psicólogos y filósofos se expresan en hondo escepticismo con respecto al porvenir, ciencia y la decadencia de la moralidad pública, muchos avizoran una irremediable hecatombe general.

La gran necesidad de la humanidad

La humanidad necesita una cuidadosa revisión de su batería espiritual, y una luz poderosa que disipe las tinieblas, ¿para poder retomar el rumbo que ha perdido. ¿Donde se hallará luz? afortunadamente ella existe y se encuentra contenida en el libro supremo de la humanidad: las Sagradas Escrituras, la Biblia.

La antorcha poderosa

Al abrir con recogimiento sus páginas fascinantes y maravillosas, podemos leer estas palabras de San Pedro, que rebosa de contagiosa seguridad: “Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana slaga en vustros corazones” (2 S. Pedro 1:19). ¿De que esyá hablando? Nada mas que de las prefecías contenidas en la Biblia, y por extensión del libro entero, del mismo volumen al cual se refirió David, el inmortal autor de los Salmos, cuando dijo: “Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino” (Salmo 119:105).

La Santa Biblia

La Biblia es llamada de muchas maneras:
  • Las Sagradas Escrituras.
  • El Libro de los Libros.
  • La Carta Divina.
  • El Santo Libro.
Fue escrita en diferentes idiomas, por diferentes autores, en distintos lugares y en diferentes épocas: a pesar de esto existe unidad en ella: Lenguas: hebreo, griego y aremeo y 40 hombres participaron como escritores. Los primeros libros fueron escritos muchos años antes de Cristo, el Apocalipsis mucho después de él. La palabra Biblia significa “colección de libros”, de hecho, el Libro Sagrado es un biblioteca pequeña, contiene 66 libros, divididos en dos Testamentos: El Antiguo, 39 libros y el Nuevo, 27 libros. Cada libro a su vez, se divide encapítulos, y estos en versículos, facilitándose de esta manera su lectura y comprensión. El tema central del libro sagrado es Jesús: en el Antiguo Testamento se presenta como una promesa, en el Nuevo Testamento se nos relata su nacimienyo, su ministerio y la manera como redimió a la  humnaidad.

Como fue dada al hombre y cuál es su utilidad

Fue dada por inspiración divida: “Porque la profecía no fue en tiempos pasados trapida por voluntad humana
sino que los hombres santos de dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo” (1 Pedro 1:21). Dios escogió hombres consagrados y se manifestó a ellos pidiéndoles que escribiesen las cosas a ellos mostradas en visiones y sueños y aun directamente a través de sus ángeles. En el siguiente pasaje encontramos descrita con claridad la utilidad del Libro Santo: “Y que desde la niñez ha sabido la Sagrada Escritura, las cuales te pueden hace sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús” (2 Timoteo 3:15). Por medio de la Biblia Dios nos dice lo que cada uno de be conocer y hacer para ser salvo. El hombre siempre ha vivido  preocupado por la salvación de su alma. Para lgrar la vida eterna, recurre a muchísimos medios a fin de lograrla; hace penosas penitencias, largas peregrinaciones, ayunos y aun trata de asegurar su salvación pagando grandes sumas de dinero. Hoy día hay lugares como la India donde millones de personas  realizad rituales mas asombrosos y hasta podríamos decir horripilantes, pensando  que de eso modo pueden llegar a ser salvos. Por otro lado dios en su infinito amor dio al hombre la Biblia para que tuviera una certeza del futuro, un refugio en sus angustias y problemas, serenidad frente al dolor y a la muerte. “Porque las cosas que antes fueron escritas; para nuestra enseñanza fueron escritas; para que por la paciencia y la consolación de las escrituras tengamos ESPERANZA” (Romanos 15:4); el que no tiene esperanza no puede sobrevivir en las grandes crisis de la vida.

La fuente de la verdadera profecía

La Biblia nos dice que Dios en su amor nos muestra el futuro y nos revela los hechos que vendrán. Desde los tiempos más antiguos el hombre siempre ha estado interesado en conocer el futuro. En la antigüedad, los reyes tenían entre sus consejeros magos, adivinos y astrólogos, y cuando presentaba alguna emergencia o algún momento de incertidumbre esas personas eran consultadas como consejeros y pronosticadores de los sucesos del mañana. En la actualidad hay multitudes de hombres y mujeres de todas las clases sociales que agotan todos los medios a su alcance para recibir información sobre le porvenir, y recurren a los adivinos, a la astrología, la quiromancia y aun al espiritismo para conocer qué les traería el futuro, sino. Pero Dios en su amor, no desea que sus hijo vivan una vida de ansiedad e incertidumbre por los acontecimientos del futuro, sino que a través de las profecías que están en la Biblia, nos revela con exactitud el futuro del mundo. Al estudiarlas podemos saber con exactitud los hechos que vendrán. 
La fuente de la verdadera profecía
Califica este post

Comentarios

Loading Facebook Comments ...