Recursos Bíblicos

Tofu Revuelto

Tofu Revuelto

Ingredientes:
1 cucharadita de aceite de oliva
1 paquete de tofu orgánico firme
½ taza de cebolla picada
1 cucharada salsa de soya “light”
½ cucharadita de sal
¼ cucharadita de cúrcuma en polvo (para saber qué es la cúrcuma haz clic aquí)*

En una sartén, sofríe la cebolla con el aceite de oliva hasta que esté transparente. En un recipente aparte, aplasta y tritura el tofu con un tenedor o triturador de papas. Agrega a la sartén y revuelve bien. Agrega la salsa de soya, la sal y la cúrcuma, y sigue cocinando unos cinco minutos más. Rinde 4 porciones.

Disfruta en vez de huevos revueltos para un platillo completamente libre de colesterol.

*Si no encuentras la cúrcuma, no hay problema. Es sólo para darle el color amarillo. También se puede usar azafrán.

Información por porción: Calorías 120, grasa 7.8 g, grasa saturada 0.8 g, sodio 466 mg, carbohidratos 3.9 g, fibra 0.6 g, proteína 12 g

Dónde encontrar el tofu y qué hacer si no lo encuentras

Dependiendo del país donde vivas, puedes probar buscar el tofu en diferentes lugares. Algunas cadenas de supermercados lo pueden vender, especialmente en ciudades grandes. También tiendas de comida asiática o de productos naturistas. Te recomiendo que preguntes, o busques por internet en tu área local.

¿Y si no lo encuentras? Bueno, una de las estrategias que les recomiendo a los pacientes en la clínica donde trabajo, es consumir el huevo sin la yema o con menos yema (por ejemplo, quitarle la yema a un huevo si cocinas dos). Como probablemente ya sabes, el colesterol y la grasa en el huevo se encuentran en la yema. Un huevo contiene más de 200 mg de colesterol (dependiendo de cómo son alimentadas las gallinas), y lomáximo recomendado al día es 300 mg. Aunque también hay mucha confusión acerca de si el huevo es dañino o no, después de leer e investigar mucho acerca de este tema, yo recomiendo comer huevos con mucha precaución, y evitar las yemas si es posible.

También, asegúrate de revisar la procedencia de los huevos que consumes, ya que debido a las prácticas industriales de hoy en día, muchos huevos vienen de gallinas enfermas o están contaminados con bacterias como la salmonela. Si tienes tus propias gallinas y tú sabes de qué las alimentas, entonces qué bueno, pero si no, trata de comprar los huevos directamente de un granjero o alguien que críe las gallinas de manera natural e higiénica.

También recuerda de que puedes obtener tus proteínas de fuentes 100% vegetales, como las legumbres (frijoles o porotos, lentejas, garbanzos, habas, etc.), también nueces, semillas, almendras, e incluso granos integrales. Todas estas fuentes son 100% libres de colesterol y muy bajas en grasas saturadas, así que son muy saludables.

Via | Salud para Hoy

Recomendado para ti:  35 Desayunos Vegetarianos - Recetas

Comparte tu opinión

Deja un comentario