“Airaos pero… No Pequéis” – Power Point

Las causas, los efectos y cómo evitar el enojo pecaminoso.

La necesidad de esta enseñanza

El enojo descontrolado es la causa de muchos problemas y pleitos en las diferentes relaciones (hogar, sociedad, iglesia). Aunque la ira, o el enojo, no es algo malo en sí mismo, muchas veces manifestamos esta emoción en una forma impulsiva y descontrolada; criticando, gritando, usando lenguaje corrompido (insultando, diciendo “tonto”, “idiota”) y el sarcasmo,  menospreciando y ofendiendo a otros así.
¿Cuando el enojo no es malo y cuando llega a ser pecado?
¿Porqué nos enojamos? ¿Qué efectos provocará el enojo?
“Airaos pero… No Pequéis” – Power Point
4 (80%) 1 voto

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...