Recursos Bíblicos

«Airaos pero… No Pequéis» – Estudio sobre el enojo y la ira

Las causas, los efectos y cómo evitar el enojo pecaminoso.

La necesidad de esta enseñanza

El enojo descontrolado es la causa de muchos problemas y pleitos en las diferentes relaciones (hogar, sociedad, iglesia). Aunque la ira, o el enojo, no es algo malo en sí mismo, muchas veces manifestamos esta emoción en una forma impulsiva y descontrolada; criticando, gritando, usando lenguaje corrompido (insultando, diciendo «tonto», «idiota») y el sarcasmo,  menospreciando y ofendiendo a otros así.

  • ¿Cuando el enojo no es malo y cuando llega a ser pecado?
  • ¿Porqué nos enojamos?
  • ¿Qué efectos provocará el enojo?

1. ¿Qué es el Enojo?

El ENOJO es un sentimiento de desagrado intenso, hostilidad, o indignación, como resultado de una amenaza verdadera o imaginada, un insulto, frustración, o una injusticia hacia usted mismo, u otros que usted estima. Es un estado emocional que varía en intensidad desde una irritación leve hasta una furia e ira intensa. Crea una respuesta física (y por lo general agresiva) que causa aumento del ritmo cardiaco, respiración, presión arterial, y la liberación de hormonas de energía (adrenalina y noradrenalina), cuando nos sentimos atacados.

Tres Formas diferentes de lidiar con los sentimientos de enojo: Furia explosiva – resentimiento suprimido – indignación justa

El enojo es una emoción dada por Dios. Pero debe ser controlada.

Consecuencias Negativas (cuando el enojo no es controlado):

  • Rompe las relaciones (matrimonio, amigos; en la iglesia)
  • Abuso verbal, emocional, físico. Crimen, y violencia
  • Un sentido de derecho (exigencias egoístas)
  • Enfoque en sí mismo, egoísmo (quiero que sea “a mi manera”)
  • Orgullo.
  • Amargura (resentimiento), odio, hostilidad, criticismo, deseos de venganza, furia, y agresión (Agresión pasiva e indirecta. Depresión
    a menudo es resultado de conflictos irresueltos en el corazón de una persona).

Palabras usadas en el NT.

  1. ENOJO [“airaos” Ef. 4:26] (V. Gr. orgizo) = una emoción interna estable, que es provocada, perturbada o irritada (Mt. 5:22; 18:34; Lc. 14: 15; Ap. 12:17). Ef. 4:26 “No se ponga el sol sobre vuestro enojo” [V. Gr. paraorgismos] = Indignación, enojo, exasperación. Forma intensificada de orge. Implica la idea de seguir enojado, o retener la emoción inicial que fue provocada (Vine). Del nombre Gr. orge = Impulso, deseo, emoción violenta; ira (Thayer). (Ef 4:31; Col 3:8; Sant. 1:19; Mr. 3:5; Rom 1:18; 1 Tes 1:10)
  1. IRA [trad. “enojo” Ef. 4:31] (N. Gr. thumos) = una emoción externa y rápida, muy agitada, enojo encendido, dando lugar a una explosión o arrebato de ira. Encenderse, arder (Thayer). El incendio del temperamento que flamea en hechos y palabras violentas (Barclay). Se inflama rápido, y se apaga pronto. A diferencia de orge, que sugiere una condición más fija o permanente de la mente, con vistas a tomar venganza. (Lc. 4:28; Ap. 12:12; 15:1; “iras” 2 Cor 12:20; Gal. 5:20; “enojo” Ef. 4:31; Col 3:8).

Ambas palabras se usan en un buen, o un mal sentido.

2. ¿Por qué Nos Enojamos?

  • Por no lograr que las cosas sean a nuestra manera.
  • Por sentirse rechazado: ser excluido, pasado por alto,
    maltratado; puede suscitar la hostilidad.
  • Perdidas: por perder cosas que apreciamos.
  • Decepción: las expectativas no satisfechas pueden llevar al enojo y la ira.
  • Injusticias: cuando somos maltratados, podemos llegar a ser
    odiosos y vengativos, o amargados (resentidos).
  • Comparar nuestras vidas con la de otros, puede frustrarnos.
  • El enojo o la ira es una salida fácil, que no nos toma
    ningún esfuerzo (es fácil enojarse; lo que cuesta es controlarse).
  • La ira o enojo nos lleva a creer que vamos a estar protegidos. (Es un medio de defensa, y amenaza cuando nos sentimos atacados. Para advertir a agresores que paren su conducta amenazante)
  • El enojo nos lleva a creer que tenemos autoridad, el poder o la razón. (Pero es incorrecto pensar que para mostrar que tenemos la razón, o autoridad hay que enojarse, o hablar más fuerte o gritar).

3. ¿Cómo Manifestamos el Enojo o la Ira?

  • Por lo malo (Por la maldad). Salmo 37:8; Ap. 14:8; 18:3
  • Por los celos (Envidia)
    • Saúl (1 Sam 18:6-9, 15; 19:9-10), Herodes (Mt. 2:16), Fariseos (Lc. 4:28; Hch. 7:54), Hno. mayor del hijo pródigo (Lc. 15:28)
  • Por usar malas palabras. Ef. 4:29, 31; Mt. 5:22 (insultos)
  • Argumentando y pelando (continuamente discutiendo).
    Ef. 6:4; 2 Cor 12:20; 1 Tim. 2:8; Prov. 29:22
  • Por el asesinato. Gen 4:5, 8 (cp. 4:6-7; 1 Jn 3:10-12)
    [Incluye el suicidio (Gen 9:6; Ex. 20:13; Rom. 13:9; 14:7-8; 1 Cor. 6:19- 20). La razón, muchas veces es por enojo hacia uno mismo o hacia otros]
Recomendado para ti:  Ocho consejos para vivir feliz y sano | Powerpoint

4. ¿Es el Enojo Siempre Incorrecto (o pecaminoso)?

  • Uno puede enojarse sin pecar. Ef. 4:26
    • Pablo hace una distinción entre estar enojado y pecar
    • “Airaos , y no pequéis” (dicen la VM ó RV1909; PB)
    • “Si se enojan, no pequen” (NVI)
    • Ef. 4:26 es cita del Salmo 4:4 “Temblad y no pequéis”; donde la palabra hebrea significa “estremecerse de la emoción”.
    • La idea es: No pecar por medio del enojo o ira. Si las circunstancias provocan su indignación, no se deje llevar a lo malo. Que no haya continuación de una mentalidad encolerizada. No dejar que esa irritación llegue a ser motivo de un enojo permanente, que produce resentimiento, y a veces deseos de venganza.
  • El enojo hacia el pecado no es incorrecto. Apoc. 14:10 (sino indignación justa)
    • Moisés (Ex. 32:10, 19) [Dios]“Déjame que se encienda mi ira…”
    • Jesús (Mr. 3:5) “Entonces (Jesús) mirándolos…con enojo”.
    • Dios (Sal. 7:11) [Mt. 3:7; Rom 1:18; Col 3:6; 1 Tes. 1:10; Heb. 3:11, 4:3, etc.]
  • Nosotros necesitamos más enojo justo hacia…
    • El pecado en la sociedad: aborto, homosexualidad
    • El pecado de los medios electrónicos: Internet, películas, juegos.
    • El pecado entre los artistas, celebridades, políticos, etc.
    • El pecado entre nosotros. Jer. 6:15; 1 Cor 5:1-2; 2 Ped 2:6-9

5. ¿Cuándo el Enojo Llega a ser Malo (pecaminoso)?

  • Cuando no es indignación justa, sino una “obra de la carne”. Gal. 5:20 [“enojos” LBLA]; Ef. 4:31; Col. 3:8
    • Que nos lleva a hacer y decir cosas que dañan a los demás (Ef. 4:29; Col
      3:8; Sant. 3:2, 5-6; 9-18; Mt. 5:22). Enojo injustificado y descontrolado.
    • Cuando no tiene nada que ver con Dios, sino con mi egoísmo, mi orgullo, mi envidia. Cuando sólo cedo a mi fuerte deseo de expresar mi molestia, y ni siquiera pienso en que lo que diga o haga va a dañar a otros.
  • Cuando no es controlado. Tito 1:7; Sant. 1:19-20
  • Cuando se convierte en amargura. Ef. 4:31; 26b, 27. (El Diablo está buscando una puerta abierta para llevar a Ud. al pecado)
  • Cuando no se corrige. Ef 4:26-27, 31; Mt. 5:22; 1Cor 10:13

6. ¿Cómo Evitar y Manejar el Enojo Pecaminoso?

  • Reconozca que es un pecado. Sant. 1:20; Gal. 5:20; Ef 4:26
  • No pierda la calma (sea lento para enojarse, no “reaccione
    exageradamente”) . Sant. 1:19 (cp. Prov. 14:17, 29; Ec. 7:9)
    • Responda suavemente (Prov. 15:1, 18). Refrénese (Prov. 29:20) (Una
      respuesta rápida con ira, a menudo se lamenta después).
    • No te ofendas. Pasa por alto los insultos. Prov. 19:11; 1 Cor. 13:5.
  • Use “dominio propio”. Gal. 5:23; Ti. 1:8; Prov. 16:32; 29:11
  • Devuelva el mal trato, con buen trato. Lc. 6:27-28; Rom 12:17, 21
  • Perdone. Ef. 4:27, 32; Col. 3:13 (cp. 1 Ped. 4:8; Mt. 5:23-24)
  • Siga la guía. Gal. 5:16; Col. 3:10; Fil 4:6-8. Ore por sabiduría.

Conclusión

Los puntos que estuvimos considerando en esta lección:

  1. ¿Qué es el enojo (o la ira)?
  2. ¿Por qué nos enojamos?
  3. ¿Cómo manifestamos el enojo?
  4. ¿Es el enojo siempre incorrecto?
  5. ¿Cuándo el enojo llega a ser incorrecto o pecaminoso?
  6. ¿Cómo podemos evitar y manejar el enojo pecaminoso?

El enojo pecaminoso es un asunto serio, y causa graves problemas. Pero se puede evitar y manejar. Jesús quiere que lo quitemos . ¿Necesitas arrepentirte de este pecado?

Obedezca El Plan de Salvación del Evangelio

  1. Comienza por OÍR la palabra de Jesús (Rom 10:14, 17)
  2. CREER en Jesús como el Cristo (Jn 8:24; Rom 10:9-10)
  3. ARREPENTIRSE de sus pecados (Lc 13:3; Hechos 17:30)
  4. CONFESAR su fe en Jesús (Rom 10:9-10; Mateo 10:32)
  5. Unirse a Cristo en su muerte, sepultura y resurrección en el BAUTISMO [“sepultado” en agua] (Rom 6:3-4; Gal 3:27)

Luego, Permanezca FIEL como un discípulo de Cristo (Jn 8:31; Ap. 2:10; Col 1:23; 1 Jn 1:8)

2 comentarios

Deja un comentario