Recursos Bíblicos

¿Por qué no ha Venido la Persecución? – Esteban Bohr (Audio)

¿Por qué no ha Venido la Persecución? - Esteban Bohr (Audio)

Pensamos que la persecución no ha venido a la iglesia, porque no se ha dictado la ley dominical, porque no se han cumplido todas las señales, o porque no se ha cumplido el calendario establecido por Dios en los eventos finales.

La Biblia dice:
Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución; 2 Timoteo 3:12
Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. Juan 17:14

En los versículos anteriores se encuentra la razón por la que la iglesia no es perseguida. La iglesia no es perseguida porque no tiene nada para ser perseguida, porque todo el que quiera vivir piadosamente en Cristo padecerá persecución.

Elena de White escribió:
Otro asunto hay de más importancia aún, que debería llamar la atención de las iglesias en el día de hoy. El apóstol Pablo declara que “todos los que quieren vivir píamente en Cristo Jesús, padecerán persecución”. 2 Timoteo 3:12. ¿Por qué, entonces, parece adormecida la persecución en nuestros días? El único motivo es que la iglesia se ha conformado a las reglas del mundo y por lo tanto no despierta oposición. La religión que se profesa hoy no tiene el carácter puro y santo que distinguiera a la fe cristiana en los días de Cristo y sus apóstoles. Si el cristianismo es aparentemente tan popular en el mundo, ello se debe tan solo al espíritu de transigencia con el pecado, a que las grandes verdades de la Palabra de Dios son miradas con indiferencia, y a la poca piedad vital que hay en la iglesia. Revivan la fe y el poder de la iglesia primitiva, y el espíritu de persecución revivirá también y el fuego de la persecución volverá a encenderse. {CS 45.2}

Recomendado para ti:  Textos difíciles - Esteban Borh

¿Por qué la iglesia no es perseguida?

Porque la iglesia no tiene, o escasamente tiene el Espíritu Santo. No hay razón y motivo para ser perseguidos si somo iguales a los paganos. Porque la iglesia se ha conformado a las reglas del mundo y por lo tanto no despierta oposición. Y esta diferencia la hace el Espíritu Santo.

Para profundizar en este interesante tema, escuche al pastor Esteban Bohr a continuacion:

Comparte tu opinión

Deja un comentario