Recursos Bíblicos

Tres Preguntas en cuanto al Sábado – Estudio PDF por Esteban Bohr

La gran prueba final que dividirá al mundo no tendrá que ver mayormente con días sino con autoridad. La observancia del sábado será una señal de obediencia a la autoridad de Dios y la observancia del domingo será una señal de obediencia a la bestia. ¡El domingo no puede ser santo porque Dios no reposó en él!

Si guardamos el sábado estamos reconociendo la autoridad del Dios que estableció el Sábado como día de reposo y si guardamos el domingo estamos reconociendo la autoridad de la bestia que profesa haber cambiado el día.

Los protestantes nunca pudieron despojarse completamente del catolicismo en materia del día de reposo y por lo tanto conservan un vínculo teológico con la madre iglesia.

En este estudio vamos a formular tres preguntas y buscar las respuestas:

  • 1: ¿Por qué no hay en el relato de la creación un mandato explícito de Dios para que Adán y Eva cesaran el sábado?
  • 2: ¿Por qué no tuvo el séptimo día ‘tarde y mañana’?
  • 3: ¿Por qué dice el relato que Dios terminó su obra dos veces?

Cuatro puntos importantes

Primero, debemos recordar que cuando Dios cesó de sus obras no existía el antiguo pacto y tampoco había pecado, ni judíos. Siendo este el caso, si podemos comprobar que Dios instituyó el sábado para el hombre en la creación cuando no había antiguo pacto, ni judío, ni pecado, entonces el sábado es parte del plan original de Dios y todos los argumentos del evangélico se desbaratan.

Segundo, la primera semana de la creación se centra en lo que hizo Dios y no en lo que hizo el hombre. Dios es el sujeto, no el predicado, de la creación. El relato no dice que el hombre trabajó o reposó. La palabra ‘Dios’ aparece 31 veces en el capítulo 1 y el capítulo 2:2, 3 enfatiza diez veces que fue Dios el que trabajó seis y reposó el séptimo:

“Y el séptimo día terminó [1] Dios [2] su obra que [3] él había hecho y [4] él reposó en el séptimo día de toda [5] su obra que [6] él había hecho. Entonces [7] Dios bendijo el séptimo día y lo santificó porque en él [8] él reposo de toda [9] su obra que [10] Dios había creado y hecho.”

Tercero, Dios terminó su obra el sexto día, luego cesó el séptimo y después de cesar todo el día, lo santificó:

Recomendado para ti:  "Semana Santa" 2013 Materiales

Génesis 2:3: Dios reposó y luego santificó el día séptimo:

“Entonces Dios bendijo el séptimo día y lo santificó porque en el reposó de toda su obra que Dios había creado y hecho [vea la relación causa a efecto en Génesis 2:24].”

Éxodo 20:11: Dios reposó y luego santificó el día séptimo:

“Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; Más el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en la obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.”

Cuarto, Dios no creó solamente cosas materiales durante la semana de la creación. Dios tambien creó la semana de siete días y después de crearla se la dio a Adán y a Eva. Esta es la secuencia de eventos de la primera semana:

  • Dios trabajó seis días
  • Dios cesó el séptimo día
  • Después de cesar todo el séptimo día, Dios lo bendijo y lo santificó
  • Entonces la semana de siete días estaba completa (una medida de tiempo que no tiene explicación astronómica)
  • Dios les entregó la semana a Adán y Eva y a todos sus descendientes
  • Por eso yo me refiero a la primera semana como la gran semana de Dios pues fue Él, y no el hombre el que trabajó y reposó.

Comparte tu opinión

Deja un comentario