Recursos Bíblicos

¿Dios prohíbe ser libres?

¿Dios prohíbe ser libres?

Abundan los argumentos y comentarios diciendo que Dios no permite hacer muchas cosas, que su ley esta llena de prohibiciones y negaciones, que Él quiere retener nuestra libertad de hacer lo que queramos y gustamos.

Muchas personas evitan el cristianismo por la falsa teoría de un Dios imposible y lleno de prohibiciones que hacen dura la vida.

La gente dice que es mejor no ser cristiano, pues estando en el mundo pueden hacer lo que deseen libremente.

¿Sera cierto que cuando me someto a Dios, debo someter mi libertad de elección? ¿Sera cierto que estando en el mundo sometido a Satanás obtengo la libertad?


Para entender este importante tema, vamos a analizar la cuestión de la entrega. Tomaremos la tesis 20 de Martin Lutero para comprenderlo.

Las tesis dice: Somos controlados por Dios o por Satanás. El único control que nosotros ejercemos consiste en elegir quién nos ha de controlar.

En el mundo se puede ocupar toda clase de posiciones intermedias. Se puede ser indiferente a la política, pertenecer a la clase media, ser media­namente inteligente, o moderadamente atractivo. Pero cuando se trata de quién controla la vida, no hay terreno intermedio. Es una cuestión de todo o nada.
Romanos 6:16 nos dice: “¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obede­certe, sois esclavos de aquél a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?”. Sólo dos eleccio­nes: el pecado para muerte, o la obediencia para justicia. No hay otra alternativa. Jesús declaró en Lucas 11:23: “El que no es conmigo, contra mí es”.

En el libro El Deseado de todas las gentes encontramos:
“A menos que nos entreguemos al dominio de Cristo, seremos domi­nados por el maligno. Debemos estar inevitablemente bajo el dominio
del uno o del otro de los grandes poderes que están contendiendo por la
supremacía de! mundo. No es necesario que elijamos deliberadamente el
servicio del reino de las tinieblas para pasar bajo su dominio. Basta que
descuidemos de aliamos con el reino de la luz” (pág. 291).

“Todo aquél que rehúsa entregarse a Dios está bajo el dominio de
otro poder. No es su propio dueño. Puede hablar de libertad, pero está en
ia más abyecta esclavitud” (pág. 431).

¡En realidad, el hecho de rehusar colocamos bajo el control de Dios
es lo que nos hace títeres y produce el sacrificio de nuestra individualidad. Así es, porque el control divino trae consigo la libertad de elegir
separarnos de él en cualquier momento.
 Si usted se somete a Dios, usted tiene la libertad de pecar, como también de dejar de pecar. ¡Usted es libre!

Pero es el enemigo quien esclaviza a
los que se someten a su control
, y luego se niega a dejarlos en libertad. Cuando usted esta en el mundo, bajo el mando del diablo, lo único que usted puede hacer es lo que el diablo permite que usted haga. Satanás impedirá que usted conozca a Dios, él se esforzara por mantenerlo atrapado en los placeres y entretenido en cosas mundanales que la gente considera como libertad, desconociendo que están en la esclavitud del diablo.

Sabiendo esto, ¿quiere usted ser libre o esclavo?, si es esclavo y quiere ser libre ¿esta dispuesto a someterse a Dios?


Una de las razones para la creación de este articulo son las diferentes reacciones que se han presentado frente a otras publicaciones que hemos hecho, hablando sobre el Origen del Día de la Madre y si debemos o no ir al cine. Si usted esta siendo controlado por Dios, entonces sabrá que elección tomar.

Recursos relacionados:

Deja tu comentario