Recursos Bíblicos

¿Quién es el cuerno pequeño en Daniel 8?

“El macho cabrío se engrandeció sobremanera, pero en cuanto llegó a ser poderoso, el gran cuerno se le rompió, y en su lugar le salieron cuatro cuernos prominentes hacia los cuatro vientos del cielo. Y de uno de ellos salió un cuerno pequeño, que creció mucho hacia el sur, hacia el oriente y hacia la Tierra Hermosa”. Daniel 8:8, 9, LBA.

cuerno pequeño en Daniel 8El debate acerca de la identidad del poder señalado con el cuerno pequeño tiene una larga historia. Los intérpretes más recientes lo han ubicado en el rey sirio Antíoco IV Epífanes (175-164 a.C.), quien persiguió a los judíos y profanó el templo de Jerusalén. Otros identifican al cuerno pequeño con el Imperio Romano o el papado. Entre los adventistas del séptimo día podemos encontrar dos puntos de vista. Algunos creen que así como el cuerno pequeño en Daniel 7 representa al papado, así también el cuerno pequeño en Daniel 8 es un símbolo solamente del papado. Otros consideran que el cuerno pequeño en Daniel 8 es un símbolo a la vez de la Roma pagana y la Roma papal.

Cuerno pequeño: un poder político

El cuerno pequeño en Daniel 8, de acuerdo con la mayoría de los intérpretes adventistas, primeramente representa a la Roma imperial. “Creció mucho hacia el sur [Egipto] y el oriente [el Imperio Seléucida], y hacia la tierra gloriosa [Palestina]” (8:9). Durante el siglo I a.C, la Roma imperial tuvo éxito en establecer su supremacía sobre cada reino en la mitad oriental del mundo Mediterráneo: Siria pasó a ser una provincia de Roma en el 64 a.C, Palestina en el 63 a.C. y Egipto en el 30 a.C. Que “creció hasta llegar al ejército del cielo” y “parte del ejército y de las estrellas echó por tierra” (8:10) parece ser una referencia a su guerra contra el pueblo judío y los primeros cristianos.

Cuerno pequeño: un poder religioso

El cuerno pequeño en Daniel 8 no es solo un poder político sino además un poder religioso, porque no se lo describe únicamente con terminología militar sino también con términos sacerdotales y religiosos, pues actúa como sacerdote y dios (8:11, 12). El cuerno muestra un intenso interés por el culto, lo cual no exhibe ningún poder precedente. Interfiere con el culto y la función sacerdotal del divino Comandante del ejército (8:11; cf. Jos. 5:13-15)  y usurpa sus derechos. Quita “el continuo”, el servicio regular del Santuario, del Comandante divino, solo para apoderarse de él. Siendo que el agente de la actividad del Santuario es un sacerdote (con frecuencia el sumo sacerdote), el cuerno actúa como un (sumo) sacerdote y comanda su propia hueste que es colocada sobre “el continuo” (Dan. 8:11, 12).

El “continuo”-

El término “continuo’ (tamid) se refiere a la continua mediación sacerdotal de Cristo en el Santuario celestial (Heb. 7:25; 8:1, 2: 9:24). en cuanto la palabra “continuo” aparece en conexión con el Santuario. Y la frase “quitado el continuo sacrificio” por el cuerno pequeño (Roma papal) “representa la introducción de innovaciones papales como el sacerdocio mediador, el sacrificio de la misa, el confesionario y el culto a María, con los que ha logrado eliminar el conocimiento del ministerio continuo de Jesús en el Santuario celestial, así como la confianza en el mismo, y ha hecho inoperante ese ministerio en las vidas de millones de cristianos profesos” (G. R. Knight, ed., PSD 217-219).

Daniel 8:23-25 describe al cuerno como un rey poderoso en sabiduría: entendido en enigmas, exitoso y sagaz. Mientras en todo el resto de Daniel la terminología sapiencial se usa para Dios y para aquellos sobre quienes él la confiere, la sabiduría del rey se contrasta intencionalmente con la sabiduría divina. El rey blasfemo es tipificado como un devoto maligno.

Recomendado para ti:  Seminario Profético - 74 Videos por Walter Veith

En suma, el cuerno pequeño actúa como otro príncipe de los ejércitos que lanza una guerra religiosa contra el Sacerdote divino y sus ejércitos. El cuerno pequeño aparece como un instrumento terrenal de Satanás; por consiguiente, se dice que “su poder se fortalecerá, mas no con fuerza propia” (Dan. 8:24), y su actividad se vuelve indicativa de una guerra cósmica que se desarrolla en dos niveles: el terrenal y el celestial.

El cuerno pequeño en la historia

El cuerno pequeño no surge de uno de los cuatro cuernos del macho cabrío (esto es, de uno de los cuatro reinos griegos que sucedieron a la ruptura del imperio de Alejandro), sino que funciona en el mismo nivel del carnero (Medo-Persia) y del macho cabrío (Grecia) y, por tanto, debe ser identificado históricamente con Roma, que sucedió a los reinos de Medo-Persia (Dan. 8:20) y Grecia (8:21). De ese modo, el cuerno simbólico representa tanto la Roma imperial (8:9, 10) como la Roma papal (8:11, 12), o solamente la Roma papal. Sin embargo, el foco de la visión se centra en la Roma papal y su guerra religiosa.

Paralelos entre los cuernos pequeños de Daniel 7 y 8

  • 1. Ambos reciben el mismo nombre – 7:8; 8:9
  • 2. Ambos son pequeños en el comienzo – 7:8; 8:9
  • 3. Ambos se engrandecen posteriormente – 7:20; 8:9-11
  • 4. Ambos son poderes perseguidores – 7:21, 25; 8:10, 24
  • 5. Ambos se exaltan a sí mismos y son blasfe- mos – 7:8, 20, 25; 8:10,11, 25
  • 6. Ambos se oponen a Dios – 7:8, 11. 20, 25; 8:11.12, 25
  • 7. Ambos atacan al pueblo de Dios – 7:25; 8:10, 24
  • 8. Ambos tienen aspectos de su actividad de- limitados por un tiempo profético – 7:25; 8:13,14
  • 9. Ambos se extienden hasta el tiempo del fin – 7:25-27; 8:17, 19
  • 10. Ambos son destruidos sobrenaturalmente – 7:11, 26; 8:25

Contrariamente a la opinión popular, el cuerno pequeño no puede referirse a Antíoco IV en el siglo II a.C, porque él era parte del reino Seléucida representado por uno de los cuatro cuernos de Daniel 8:8. Hay asimismo otras razones por las cuales el cuerno pequeño se refiere a Roma y no a Antíoco IV Epífanes:

  • (l) El crecimiento y la magnificación del cuerno es mucho mayor que tales características en los poderes precedentes. Antíoco ÍV nunca fue más grande que Grecia y Medo-Persia, pero Roma sí lo fue.
  • (2) La secuencia temporal de los reinos en Daniel 7 y 8 señala que el poder simbolizado por el cuerno pequeño debía originarse de la Roma imperial (el cuarto animal de Dan. 7) 5 y alcanzar el tiempo del fin. Siendo que el término “visión” en 8:13 se refiere a la visión entera en 8:3-11 (ver 8:1, 2, 13, 15), tiene que entenderse que las 2.300 tardes y mañanas en 8:14 cubren el lapso desde Medo-Persia hasta el tiempo del fin.
  • (3) Notables similitudes muestran que el “cuerno” de Daniel 8 y el cuerno de Daniel 7 representan al mismo poder. Puesto que en Daniel 7 el cuerno y sus características claramente apuntan a la Iglesia Romana, con el símbolo del cuerno en Daniel 8 debe ocurrir lo mismo.
  • (4) Jesús sugirió, en su tiempo, que la abominación desoladora estaba aún en el futuro (Mat. 24:15; Dan. 9:27); él no consideró que Antíoco fuera el desolador mencionado en Daniel.
Gerhard Pfandl, Interpretación de las Escrituras, p.233
Martín Probstle

1 comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: