Recursos Bíblicos

Torciendo la Palabra de Dios

Desde hace más de 100 años, los Adventistas han sido unánimes en su opinión de que no hay precedentes para la práctica de la ordenación de la mujer que se puede encontrar en las Escrituras, ni en los escritos de Elena G. de White (a continuación EGW), o en los comienzos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día (a continuación IASD).En el curso de la confusión, la iglesia en todo el mundo –en dos sesiones de la Conferencia General (CG)-, rechazó las solicitudes de ordenar mujeres.

Torciendo la Palabra de Dios

Con el paso del tiempo, el número de los “a favor” crece más rápido que el de los, “en contra”. Esto no se debe a algún cambio bíblico, sino a la decadencia espiritual entre los seguidores de Cristo.

Con el acercamiento de la Segunda Venida del Señor Jesús, la presión social, cultural y política, por parte de los agentes del enemigo infiltrados en las líneas del Pueblo de Dios, trae sus frutos de destrucción.

Con el polémico tema de la ordenación, podemos ver que la Biblia enseña claramente, que tanto los hombres, como las mujeres, son iguales a los ojos de Dios, y ambos han sido llamados al ministerio de ganar almas.

Al mismo tiempo, las Escrituras también enseñan que Dios ha asignado papeles/roles/funciones diferentes para hombres y mujeres. Dentro de la igualdad entre el hombre y la mujer, Dios llama sólo a los hombres a ser líderes espirituales en el hogar y en la Iglesia

Descargue y lea el documento completo.
Por: Claudio Popa
Torciendo la Palabra de Dios
3.5 (70%) 4 voto[s]
Deja tu comentario