Recursos Bíblicos

¿Sigue vigente el Diezmo?

Recientemente vi una predica de un pastor protestante donde manipulaba ciertos textos de las cartas de Pablo, para enseñar que el mandamiento del diezmo quedo abolido en el Nuevo Testamento.

Me llamó la atención que los mismos argumentos que usan para atacar el mandamiento del sábado, son los mismos que usan para atacar el diezmo, el argumento más común que ellos usan es “que no hay ningún mandato explícito en el Nuevo Testamento que se mande a diezmar o a guardar el sábado“.

El problema de este argumento es desconocer el ambiente en que se escribió la Biblia. La Biblia se escribió en un ambiente judio; si Jesus hubiera dicho o repetido de nuevo que guardaran el sábado o que diezmaran, hubiese sido innecesario, pues los judios diezmaban y guardaban el sábado, el problema es que lo guardaban mal, y diezmaban con una motivación incorrecta, Jesus puso como ejemplo a un fariseo hipócrita, ver (Lucas 18:9-14).

Al venir Jesus no enseño a diezmar o a guardar el sábado nuevamente, sino enseño la verdadera motivación a como diezmar y observar el sábado. El Nuevo Testamento confirma la vigencia del sábado y el diezmo, esa es la razón de porque el mandamiento del sábado y el diezmo no se repite.

¿PARA QUE SIRVE EL DIEZMO?

En la economía hebrea una décima parte de las ganancias era para sufragar los gastos del culto público, este diezmo era de todo fruto de la tierra, árboles y animales etc. (Levítico 27:30, 32). Pero el principio del diezmo data mucho antes de la existencia de un judio, vemos.

Abraham pagó diezmos a Melquisedec, sumo sacerdote del Altísimo. Véase (Génesis 14:20); Jacob prometió al Señor: “De todo lo que me des, el diezmo apartaré para ti”. (Génesis 28:22)

¿PORQUE DIOS PEDÍA DIEZMO?

Para grabar en las mentes de los seres humanos que el es el dueño de todo, y que nosotros solo somos administradores (Deuteronomio 8:18; Salmo 50:10; Hageo 2:8), al dar el diezmo el pueblo reconocía que Dios era el gobernante absoluto de todo los bienes que tenemos.

El diezmo posee la misma función del sábado, así como una décima parte de nuestro dinero es dedicado solo a Dios, también un día de la semana es dedicado para uso exclusivo de Dios, este principio también lo encontramos en el jardín del Edén, nótese que todos los árboles eran de Dios, pero solo uno era el que no se debía de comer (Génesis 2:15-17). La Biblia está saturada de estos principios, hay cosas apartadas solo para un uso exclusivo de Dios.

EL DIEZMO EN LA ECONOMÍA HEBREA

Cuando se construyó el santuario en el desierto, fue construido solo con ofrendas voluntarias (Éxodo 30:12-16), y los que tenían que ministrar en el santuario serían solo los levitas, especialmente la familia de Aarón.

Los sacerdotes levitas vivían de los diezmos de las demás tribus, los sacerdotes levitas no tenían ninguna heredad ni posesión material (Deuteronomio 14:27), el oficio de ellos era ministrar en el santuario y servir de guía espiritual del pueblo (Números 1:49,50; Ezequiel 44:23). El objetivo de Dios era que por medio del santuario y simbolismos se presentará el plan de salvación a todas las naciones (Ezequiel 5:6,7). El pueblo sabía perfectamente la función de cada departamento del santuario, incluyendo el sacerdocio levita.

De esta manera el pueblo reconocía que Dios daba las bendiciones, aunque el diezmo era para los sacerdotes levitas, pero no era a ellos que se daba directamente, era a Dios; y Dios era el que sostenía a los sacerdotes levitas, el dar Diezmos y ofrendas debía hacerse con una motivación movida por Dios, porque Dios lo pedía, no eran en si los sacerdotes, el centro del diezmo debía ser Dios, no el hombre. De esta manera cuando alguien retenía los diezmos era a Dios quien estaba robando, esto lo vemos en los tiempos del profeta Malquias, el pueblo estaba robando directamente a Dios (Malaquias 3:8-12), y según la Biblia los que roban no tendrán parte en el reino de los cielos (1 Corintios 6:9,10; Apocalipsis 21:8; 22:14,15).

Recomendado para ti:  Comentario Exegético y Explicativo de La Biblia - Jamieson, Fausset y Brown - Tomos I y II

EL DIEZMO EN EL NUEVO TESTAMENTO

Un principio que siempre debemos de tomar en cuenta a la hora de estudiar la Biblia, es que la Biblia nunca se contradice.

Esos argumentos baratos de regalarle todos a los judios, haciendo creer que Dios nos pide menos que a los judios, ha llegado a pervertir las verdades bíblicas, recordemos que Dios no cambia (Malaquias 3:6).

Por otro lado no existe ninguna referencia bíblica de Jesus o los apóstoles que hayan dicho que el sábado y el diezmo tendría que desaparecer para la iglesia, eso sería contrario al plan de Dios. Por otro lado también tenemos abundantes referencias que Jesus aprobó la vigencia del diezmo en el Nuevo Testamento.

“¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello.” S. Mateo‬ ‭23:23‬ ‭RVR1960‬‬

Si notan, aquí Jesus está amonestando a los judios hipócritas que ambas cosas son importantes para Dios, el amor y la fidelidad de diezmar, de lo contrario Jesus hubiera dicho que lo que valía era el amor, y no el diezmo; solo es de saber leer.

¿PARA QUIENES ES EL DIEZMO HOY?

Antes de responder esta pregunta es importante saber hacer la diferencia entre diezmo y ofrenda, el diezmo es la décima parte de nuestras ganancias, mientras que la ofrenda es según lo que nos proponemos en nuestro corazón (2 Corintios 9:7; 1 Corintios 16:1). Bíblicamente la ofrenda es para el sostenimiento del templo y el culto público.

El problema de ese pastor que estaba manipulando la Biblia para atacar el diezmo era, que confundía diezmo con ofrenda, aplicada textos que se refieren a ofrendas al diezmo, ese es el peligro de citar la Biblia fuera de contexto.

Hablemos para quienes es el diezmo y que papel juega en la iglesia. Con la muerte de Cristo el sacerdocio pasado a todos los creyentes (2Pedro 2:9,4-8). Mientras que los ministros toman la función del sacerdocio levita, en el sentido que sirven a la obra de Dios a tiempo completo. Pablo hace un paralelo entre el templo y el sacerdocio levita, con los que anuncian el evangelio (1Corintios 9:14). El santuario pasó a ser el pueblo de Dios (1Corintios 6:19-20). Los ministros deben ser gente preparada y estudiada (Efesios 4:11), el trabajo de ellos es servir al templo, al dar el diezmo el pueblo, ellos están obligados a trabajar en la ganancias de almas, y en la predicación del evangelio. El ministro debe alimentar al rebaño con alimento sólido, y leche no adulterada (1 Pedro 2:1,2), también los ministros deben ser ejemplo de fieles mayordomos, ellos también tienen que diezmar y ofrendar.

Debemos de recordar que de este servicio tambien puede haber falsos ministros que se pueden aprovechar para lucrase y estafar al pueblo, la Biblia les llama asalariados (Juan 10:12), nos referimos a aquellos que su blanco es el dinero y no las almas. De lo contrario el diezmo es para el sostenimiento de los ministros.

El plan de diezmos y ofrendas es el único método por el cual la obra de Dios debe de sostenerse en esta tierra, no existe otro método, fuera de este la iglesia no estaría representando de una manera correcta al Señor. La iglesia debe ser un pueblo bien organizado para llevar las buenas nuevas a toda nación tribu, lengua y pueblo (Apocalipsis 14:6,7; Mateo 24:14. Y el sistema de diezmos y ofrendas está incluido.

Escrito por Rafael Diaz

Comparte tu opinión

Deja un comentario