¿Podemos calentar la comida el Sábado?

Durante el Éxodo Dios oriento no hacer fuego para cocinar el sábado: “Y él les dijo: Esto es lo que ha dicho Jehová: Mañana es el santo día de reposo,[a] el reposo consagrado a Jehová; lo que habéis de cocer, cocedlo hoy, y lo que habéis de cocinar, cocinadlo; y todo lo que os sobrare, guardadlo para mañana.” Éxodo 16:23 y “Seis días se trabajará, mas el día séptimo os será santo, día de reposo[a]para Jehová; cualquiera que en él hiciere trabajo alguno, morirá. No encenderéis fuego en ninguna de vuestras moradas en el día de reposo.” Éxodo 35: 2 y 3.

Pero Elena de White en Testimonios Selectos, vol. 3, p. 23 dice lo siguiente “Aunque debe evitarse el cocinar en sábado, no es necesario comer alimentos fríos. En tiempo frío, caliéntese el alimento preparado el día antes. Y sean las comidas, aunque sencillas, atrayentes y sabrosas. Provéase algo que sea considerado como un plato especial, algo que la familia no tiene cada día.”

¿Hay alguna contradicción entre la orientación de Elena G. White y la Biblia? ¿Podemos hacer fuego para calentar la comida el sábado?

Lo que tenemos entre estos textos es una diferencia de contexto. La orientación dada por Dios al pueblo de Israel fue dada cuando ellos estaban en el desierto. Hacer fuego en aquellas condiciones exigía un gran trabajo y dispendía mucho tiempo. Para encontrar leña en el desierto era preciso caminar grandes recorridos y no existían tecnologías para hacer fuego, como tenemos hoy.

El principio en esta ordenanza era que el pueblo pudiera dedicar las horas del sábado a la comunión con Dios, evitando las tareas que iban a tomar tiempo excesivo y a sobrecargarlos – observe la prohibición al “trabajo” en el mandamiento. Además, debemos considerar que el clima cálido del desierto durante el día evitaba la necesidad de calentar el alimento.

Por otro lado, Elena de White vivió en climas fríos y en su época ya existían fogones – modernizados y diseminados durante la Revolución Industrial – y recursos para obtener la leña o el carbón y también para hacer fuego – los encendedores datan del siglo XVI y los fósforos comenzaron a comercializarse en 1836, en los Estados Unidos. Por lo tanto, calentar los alimentos del sábado, que fueron preparados el viernes, se hizo accesible.

El consumo de los alimentos calentados fue aconsejado por Elena de White por ser más saludables para el organismo: “Yo no apruebo el consumo de mucho alimento frío, debido a que entonces debe restarse vitalidad al sistema para calentar el alimento hasta que éste llegue a ser de la misma temperatura que el estómago antes que la obra de la digestión pueda realizarse. “(Consejos sobre el Régimen Alimenticio, 101)

Por lo tanto, no es pecado calentar el alimento el sábado. Debemos preparar la comida el viernes y el sábado calentarlo, haciéndolo más apetitoso y sano.

Fuente: Centrowhite.org.br

¿Podemos calentar la comida el Sábado?
Califica este post

Comenta con Facebook

Loading Facebook Comments ...

Pin It on Pinterest