Recursos Bíblicos

¿Cuánto tiempo más esperaremos? ¿Cuándo vendrá Jesús?

¿Cuando vendrá Jesús? ¿Has pensado en la razón de su aparente “tardanza”? Hemos estado predicando sobre el pronto regreso de Jesús. La creencia en este retorno apoya parte de la identidad de la Iglesia. Pero una pregunta resuena repetidamente, especialmente en estos tiempos de pandemia: ¿qué tan breve es este “breve”?

El hecho es que todo este contexto de crisis, muertes y aislamiento social expone aún más las limitaciones humanas. Por lo tanto, la búsqueda de la ayuda divina se intensificó, y la esperanza del regreso de Jesús creció como la solución definitiva a todos los problemas que enfrentamos.

Muchas personas asocian esta pandemia con el fin del mundo. Creen que hemos entrado en una etapa final de cumplimiento de las profecías y, ahora, nos estamos moviendo rápidamente hacia el resultado del Apocalipsis. Por otro lado, considerando que Covid-19 no es la primera pandemia a la que se enfrenta la humanidad, y que la próxima crisis financiera tampoco será inédita, muchos piensan que no hay nada sobrenatural detrás de estos eventos. En vista de estos puntos extremos, una comprensión profética es esencial para evaluar los escenarios y llevar tanto la indiferencia como el alarmismo escatológico a un punto de equilibrio.

La señal que indicara su inminente regreso

Jesús advirtió claramente que su venida sería tardía (Mateo 25: 5), que la demora aparente se convertiría en una tentación a la infidelidad (Lucas 12:45), y que los intentos de determinar el tiempo exacto de su venida serían inútiles (Mateo 24:36 ). En su sermón profético (Mateo 24), habla de señales en los campos político, religioso y de la naturaleza, pero estas señales todavía no indicarían el final. Es en el versículo 14 donde encontramos la señal más importante de la cercanía de su regreso: “Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.“.

Si la iglesia de Cristo hubiese hecho su obra como el Señor le ordenaba, todo el mundo habría sido ya amonestado, y el Señor Jesús habría venido a nuestra tierra con poder y grande gloria.

{DTG 587}

Elena de White declara inequívocamente que el regreso del Señor “no demorará más que el tiempo que tome la tarea de presentar el mensaje a toda nación, lengua y pueblo.“. (El Evangelismo, p. 505). Ahora, considere que podemos encarar la predicación del evangelio con gran esfuerzo y dedicación o con descuido e indiferencia; al final, la acción humana implica cuánto tiempo llevará el regreso de Cristo.

La Biblia dice que antes del regreso de Jesús se derramarán siete plagas sobre aquellos que no han aceptado el plan de salvación (Apocalipsis 16). En este momento, los salvados serán sellados por Dios para no ser el blanco de estos flagelos (Salmo 91: 7-11). Su comienzo marcará el final del juicio investigador y la intercesión de Cristo en el Santuario Celestial. El ministerio del Espíritu Santo en la tierra también habrá terminado, y la puerta de la gracia se cerrará; los justos seguirán siendo justos y los impíos continuarán siendo impíos. Entonces habrá un tiempo de angustia, con una intensa persecución de los cristianos, y los vendrán los juicios finales de Dios.

Ellen White en el libro El Conflicto de los Siglos establece una secuencia, basada en la Biblia, para los eventos posteriores al cierre de la puerta de la gracia:

  1. Movimiento para eliminar al pueblo de Dios (p. 619)
  2. Voz de Dios: “Hecho es” (p. 620)
  3. Eventos cataclísmicos (p. 620 y 621)
  4. Resurrección especial (p. 621)
  5. Una mano aparece en el cielo con las tablas de la ley (p. 622)
  6. Impios se autodestruyen, especialmente los falsos líderes espirituales (p. 623)
  7. Dios declara el día y la hora de la venida de Jesús (p. 623)
  8. Aparece una nube negra que se vuelve más y más brillante (p. 624)
  9. Jesús regresa con sus ángeles (p. 624)
  10. Resurrección de los justos (p. 627)
  11. Los justos vivos son transformados (p. 628)
  12. Los salvos se encuentran con Jesús en el aire (p. 628)
  13. Los impíos son destruidos por el poder de la gloria de Cristo (p. 628)
  14. Viaje a la nueva Jerusalén (p. 628)
  15. Los redimidos entran victoriosos en el cielo (p. 629)
  16. Comienzo del Milenio (p. 640)

Independientemente de cuándo regrese Jesús, cada individuo tiene una sola vida para prepararse para la eternidad. La única certeza que tenemos es sobre el momento presente. Incluso si esperáramos que Jesús regresara en unas pocas semanas o días, nadie podría garantizar que viviría hasta entonces. Es por eso que Dios presenta el tiempo como “pronto”. Su expectativa es que estemos preparados en todo momento. No es la intención de ser fieles en el futuro lo que nos salvará, sino la decisión de ser fieles ahora .

Mirando la evidencia en el pasado, estamos seguros del cumplimiento de lo que aún está por suceder. Nuestra esperanza se hará realidad: “El gran conflicto ha terminado. Ya no hay más pecado ni pecadores. Todo el universo está purificado. La misma pulsación de armonía y de gozo late en toda la creación. De Aquel que todo lo creó manan vida, luz y contentamiento por toda la extensión del espacio infinito. Desde el átomo más imperceptible hasta el mundo más vasto, todas las cosas animadas e inanimadas, declaran en su belleza sin mácula y en júbilo perfecto, que Dios es amor.” (CS, p. 657).

Por Rafael Rossi, director de Comunicaciones de la División Sudamericana

Recursos relacionados:

Deja tu comentario