Recursos Bíblicos

El misterio del reloj de Acaz y cómo Dios regresó 10 grados la sombra

De vez en cuando, alguien pregunta qué habría hecho exactamente Dios para realizar el milagro del retroceso de 10 grados en la sombra del reloj de sol de Acaz (2 Reyes 20:11). ¿Tenemos alguna pista sobre eso?

El caso es muy similar al del largo día de Josué, que, según la evidencia arqueológica, fue un fenómeno mundial, ya que correspondió a una larga noche en las Américas. Esto indica que la Tierra dejó de girar en el caso de Josué e incluso retrocedió en el caso de Acaz

Un contraargumento común es que tal fenómeno sería catastrófico hasta el punto de que es probable que acabe con la vida en la Tierra. Para tener una idea en miniatura del problema, imagínese un automóvil que viaja a alta velocidad por una carretera y que su velocidad se reduce a cero muy rápidamente cuando choca contra una roca. El automóvil probablemente sería destruido y sus ocupantes obviamente morirían en el proceso. Entonces, algo más debe haber sucedido tanto en el caso del reloj de Acaz como en el largo día de Josué, ¿no? De hecho, este es un argumento falaz (engañoso).

Usaremos cierto abuso de lenguaje para hacer más accesible la explicación.

Tomemos la analogía del automóvil para examinar el problema un poco más de cerca en una situación menos extrema. Imagine que un automóvil viaja a una velocidad de, digamos, 100 km/h. Cuando se aplica el freno, hace que aparezca una fuerza que tiende a impedir que las ruedas giren. Debido a la fricción entre los neumáticos y la carretera, el efecto final es que el automóvil se ve afectado por una fuerza en dirección opuesta a su desplazamiento, provocando una “desaceleración” (una aceleración en la dirección opuesta al movimiento).

Debido a la inercia (una tendencia natural a permanecer en el mismo estado de movimiento), los ocupantes del automóvil tienden a continuar viajando a la misma velocidad mientras que el vehículo tiende a viajar cada vez más lento. Esto da a las personas la sensación de estar impulsadas hacia adelante, ya que su percepción se basa en el marco de referencia del automóvil. Incluso con los ojos cerrados, los ocupantes pueden saber cuándo el automóvil aumenta o disminuye su velocidad debido a este efecto de inercia. 

Si el cambio de velocidad es demasiado brusco, el resultado puede ser fatal. La causa del problema radica en las fuerzas que las partes del vehículo se imponen entre sí y sobre los pasajeros. Esto se debe a que la fuerza de frenado o velocidad se aplica a una parte del vehículo y luego se transmite, a través de ella, a todas las demás partes, así como a los ocupantes.

Recomendado para ti:  ¿Existieron los 'Nefilim'?

¿Qué pasaría si la misma aceleración aplicada al eje de la rueda también se aplicara a cada partícula del vehículo y sus ocupantes? 

En ese caso, no habría tensión entre las partes del vehículo o entre ellas y los ocupantes. De hecho, sería imposible notar la aceleración sin observar el entorno exterior del automóvil. La aceleración podría ser muy alta o muy baja y los ocupantes del vehículo no sentirían la diferencia.

Para frenar o acelerar un coche de esta forma, sería necesario un “campo de fuerza” o, más precisamente, un campo de aceleración. Puede parecer ciencia ficción, pero la gravedad funciona así. Un automóvil en una rampa a una velocidad suficientemente alta, al final de la subida, puede perder el contacto con la rampa y tener su componente vertical de la velocidad frenada rápidamente por gravedad sin que esto provoque que los ocupantes del vehículo sean arrojados violentamente hacia el techo. Solo suelen seguir de forma natural el movimiento del coche, ya que la misma aceleración de la gravedad que actúa sobre el vehículo, también actúa sobre ellos. No se producen efectos catastróficos a menos que caigan al suelo.

Los campos gravitacionales también pueden actuar de otras formas. Existe, por ejemplo, el efecto Lense-Thirring, predicho en 1918: un objeto con gran masa y alta velocidad de rotación puede “arrastrar” el espacio a su alrededor induciendo movimientos tangenciales en los objetos a su alrededor, provocando órbitas alrededor del objeto central.

Después de este recorrido por la física básica, podemos centrar nuestra atención en el problema del reloj de Acaz y el largo día de Josué. Si el torque aplicado para detener o incluso revertir la rotación de la Tierra se aplicara en forma de un campo que afecta a cada partícula de la misma manera, no se notaría otro efecto que el cambio de movimiento en relación a las referencias externas. Y Dios podía hacer eso sin violar ninguna ley física.

Escrito por Eduardo Lütz, quien tiene una licenciatura en Física y una Maestría en Astrofísica Nuclear de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul - Compartido en Blog Criacionismo

3 comentarios

Deja un comentario

  • El texto de Josué 10:12 No dice que la tierra haya dejado de girar. Dice: tu sol detente en Gabaón y tu luna en el valle de Ajalon. Y el sol se paró en medio del cielo, y no se apresuró a ponerse casi un día entero. Puede ver Salmos 19:4-6. Ese es mi comentario Gracias.

    • Amigo a mi parecer usted está equivocado y me disculpas si En verdad si fue el movimiento de rotación de la tierra que se detuvo aunque la Biblia habla de que el sol se detuvo esto es válido metafóricamente hablando ya que la Biblia es escrita para el ser humano común y corriente en lenguaje coloquial la mayoría de las veces habla Dios de esta manera, pero me explico si cualquier ser humano mira hacia el cielo y observa al sol pareciera moverse a través del cielo pero en sí es la tierra que en su movimiento de rotación a 27 km/hora gira entonces el hombre común si cree que es el sol que se está moviendo de un sitio a otro es decir del Este hasta el oeste pero no es así es la tierra con su movimiento de rotación es que hace verse como si fuera el sol que se está moviendo y Dios por eso utilizó allí la palabra sol detente en medio del cielo porque para el hombre común sencillo el cree que es el sol que se mueve además en esos tiempos y muchos años después fueron qué los físicos y astrónomos descubrieron de que la tierra tiene 2 movimientos ijide rotación sobre su mismo eje y otro de traslación alrededor del sol Pablo Jesús Enciso Pirela de Trujillo Venezuela 0424 712300

      • Considero que si la biblia dice que fue el sol y la luna las esferas que se detuvieron así fue; de hecho el sol, los planetas y las estrellas se mueven, el sol tiene un movimiento según su ubicación de rotación de 25, 27, 30 y 35 días.