Recursos Bíblicos

Libro: Una Vida que se mide con la Vida de Dios

¿Quién es el que no quiere una vida donde Dios resuelve todo? Una vida así estaría libre de culpa y condena; una vida donde todo se hace bien y las únicas consecuencias son la persecución por el bien de hacer las cosas.

¿A quién le gusta cosechar los resultados de sus propias acciones o los amargos frutos de su propia plantación? Solo piensa: si dejas ir tu viejo yo y dejas que sea Dios quien gobierne tu vida, entonces si algo sale “mal”, es su problema, ¿verdad? Y Él lo arreglará. No es para que te preocupes. Eso suena bastante bien para mí. De hecho, me daría miedo levantarme cada mañana si seré “yo” el que gobernará mi vida ese día.

Y no solo se ocupará de las cosas en el futuro, sino que también solucionará todos los errores que hemos cometido en el pasado.

Él no nos librara de las consecuencias de nuestras acciones, pero a menudo orquestará los eventos, e incluso los corazones de los demás para que no sean tan duros con nosotros en algo que no podamos soportar.

Pero pase lo que pase, nunca estaremos solos, porque Él llevará nuestra mano a través de todo esto.

La vida que Dios nos está ofreciendo es una vida que supera nuestros sueños más anhelados. Es más, que tan sólo una vida libre de culpa, condenación y preocupación por las circunstancias. Dios “que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantes de lo que pedimos o entendemos” (Efesios 3:20).

Recomendado para ti:  Pacto antiguo y Pacto Nuevo: Salvación por gracia o Salvación por obras ¿Cuál escoges?

1 comentario

Deja un comentario

  • En día de hoy,NADIE puede decir “no he sabido” ganamos la Vida Eterna conociendo do a Dios muy bien….y ¿como hacerlo? Sencillo, estudiando … empezando por la Biblia, y después leyendo los libros como más mejor, así se nos clarifica los temas y se nos acerca a Dios de nosotros y nosotros de Él.

A %d blogueros les gusta esto: