Recursos Bíblicos

Compilación de Textos Bíblicos y EGW sobre la PERFECCIÓN CRISTIANA – Libro

Versículo clave: “Sed pues vosotros perfectos como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto” (Mateo 5:48).

El tema que vamos a abordar en este libro o compilación es el de la perfección cristiana. Muy proclive a ser malentendido, y a ser usado para irse a los extremos.

Hace algunos años me lancé a la investigación de saber que era exactamente la perfección de la que hablaban la Biblia y los escritos de Elena G. de White. Había leído otros autores también, pero quería saber de los escritos inspirados, de primera mano y en textos que fueran 100% confiables de que se trataba. Y lo hice sin buscar una respuesta que a priori esperaba, lo hice con el deseo de saber que tenía para decirnos el registro inspirado, sin importar lo que encontrara, quería conocerlo.

Fue una gran satisfacción y un viaje alucinante descubrir las maravillas que enseña esta doctrina. Este libro surge de ese estudio que me llevó un tiempo considerable y el cual sigo estudiando y tratando de comprender mejor todos los días. Descubrí que es un tema central del evangelio.

La perfección cristiana tiene que ver y se relaciona con otros elementos que componen el plan de salvación.

Siempre existieron hombres perfectos

En el libro de Job, tanto Dios como Job reconocen la existencia de hombres perfectos (Job 1:1, 1:8, 2:3, 12:4), y también a Noé se lo consideró un “varón justo… perfecto… con Dios caminó Noé” (Génesis 6:9).

Dios le pidió a Abraham y a todo Israel que debían andar en forma perfecta delante de Él.

“Los hombres a quienes Dios favoreció, y a quienes confió grandes responsabilidades, fueron a veces vencidos por la tentación y cometieron pecados, tal como nosotros hoy luchamos, vacilamos y frecuentemente caemos en el error. Sus vidas, con todos sus defectos y extravíos, están ante nosotros, para que nos sirvan de aliento y amonestación. Si se los hubiera presentado como personas intachables, nosotros, con nuestra naturaleza pecaminosa, podríamos desesperar por nuestros errores y fracasos.” — (Elena G. de White – PP 242-243).

“Muchos, leyendo la historia de la caída de David, han preguntado: ¿Por qué se hizo público este relato? ¿Por qué consideró Dios conveniente descubrir al mundo este pasaje obscuro de la vida de uno que fue altamente honrado por el Cielo? … la historia de David no suministra motivos por tolerar el pecado. David fue llamado hombre según el corazón de Dios cuando andaba de acuerdo con su consejo. Cuando pecó, dejó de serlo hasta que, por arrepentimiento, hubo vuelto al Señor” (Elena G. de White – PP 781-782).

Capítulo 1 – LA BASE BÍBLICA DE LA PERFECCIÓN CRISTIANA

  • El estado del hombre luego de la caída
  • Siempre existieron hombres perfectos
  • Dios nos pide perfección
  • La perfección es un proceso
  • La perfección es dada por Dios
  • La perfección será alcanzada mediante padecimientos
  • La perfección tiene que ver con recibir los atributos de Dios
  • La perfección cristiana tiene que ver con guardar los mandamientos
  • Conclusión

Capítulo 2 – LA PERFECCIÓN CRISTIANA EN LOS ESCRITOS DE ELENA G. DE WHITE

  • La Biblia y la perfección
  • Necesitamos y debemos llegar a la perfección cristiana
  • La perfección cristiana como un proceso
  • La perfección cristiana está relacionada con nuestro carácter
  • La perfección cristiana es una obra de Dios
  • Cristo vivió la perfección cristiana como hombre para que nosotros también pudiéramos alcanzarla
  • Debemos luchar por obtener la perfección cristiana
  • La perfección cristiana es una obra conjunta
  • Existieron personas perfectas
  • La perfección está relacionada con guardar los mandamientos
  • La perfección cristiana como una condición para la salvación
  • La perfección cristiana nos permite colaborar con Dios para traer a los perdidos
  • Conclusión

Capítulo 3 – LA PERFECCIÓN CRISTIANA Y EL CARÁCTER DE CRISTO

  • La perfección cristiana es tener el carácter de Cristo
  • Conclusión

Capítulo 4 – CRISTO ES NUESTRO EJEMPLO PARA IMITAR

  • Cristo nuestro ejemplo
  • Cristo es nuestro ejemplo en carácter
  • El ejemplo debe ser contemplado
  • Vencer como Cristo venció
  • Para darnos un ejemplo de una vida sin pecado (guardando los mandamientos)
  • Conclusión

Capítulo 5 – ¿UN EJEMPLO REFERENCIAL O UN EJEMPLO QUE NECESARIAMENTE DEBE SER ALCANZADO?

  • Debemos ser perfectos en carácter como él fue perfecto en su carácter
  • Debemos guardar los mandamientos como fueron guardados por Cristo
  • Las tres potencias del cielo trabajan juntas para que el carácter cristiano sea una reproducción del carácter de Cristo
  • Cristo graba su propio carácter en el hombre a través del Espíritu Santo
  • La perfección de un carácter como el de Cristo es una condición para el cielo
  • Conclusión

Capítulo 6 – ¿QUÉ ES Y COMO RECIBIMOS EL CARÁCTER DE CRISTO?

  • Se recibe el carácter de Cristo mediante el estudio y la contemplación
  • Dios nos da poder para nacer de nuevo
  • Dios nos da poder para someter nuestra voluntad a Dios
  • Haciéndonos participantes de la naturaleza divina a través de la obra del Espíritu Santo y su Palabra para resistir la tentación
  • Recibimos poder para restaurar y desarrollar nuestras facultades
  • Recibimos poder para vencer las pasiones y los apetitos
  • El celo por la gloria de Dios es el motivo implantado por el Espíritu Santo
  • El Espíritu Santo nos trae el carácter de Cristo y el poder para imitarlo hasta poder reflejar su imagen
  • ¿Cuales son los rasgos de carácter que serán reemplazados por los atributos del carácter de Cristo?
  • Cristo nos da sus propios atributos de carácter
  • ¿Cuáles son esos atributos?
  • Conclusión
Recomendado para ti:  Libro: Promesas para los últimos días – Elena G. White – PDF

Capítulo 7 – ¿SE PUEDE DEJAR DE PECAR RECIBIENDO EL CARÁCTER DE CRISTO?

  • La ley requiere justicia, una vida justa y un carácter perfecto (Y el hombre no lo tenía para darlo)
  • Cristo vino a desarrollar un carácter perfecto para ofrecérselo al hombre (Un carácter que recibe los atributos de Dios y entonces puede guardar la ley)
  • Definitivamente debemos dejar de pecar
  • Cuando la humanidad trabaja junto al poder de Dios puede guardar la ley de Dios
  • Conclusión

Capítulo 8 – ¿SE NECESITAN GUARDAR LOS MANDAMIENTOS PARA SER SALVOS?

  • La ley de Dios no pasará por alto los pecados
  • ¿Es necesario guardar toda la ley?
  • ¿Podemos guardar los mandamientos por nuestro propio poder?
  • La ley por sí misma no tiene poder para salvar
  • Necesitamos guardar los mandamientos para heredar la vida eterna
  • Los perdidos han despreciado la salvación por su desobediencia a la ley
  • Conclusión

Capítulo 9 – EL PROCESO DE LA PERFECCIÓN CRISTIANA

  • El proceso hacia la perfección
  • Conclusión

Capítulo 10 – LA PERFECCIÓN CRISTIANA Y LA SANTIFICACIÓN

  • Debemos ser santos
  • La santificación deberá ser alcanzada para heredar la vida eterna
  • La perfección cristiana es la santidad de carácter
  • La santificación es guardar los mandamientos
  • La santificación es tener el carácter de Cristo
  • La santificación es dejar de pecar
  • La santificación es obediencia
  • La santificación es hacer la voluntad de Dios
  • Conclusión

Capítulo 11 – ¿CÓMO ES POSIBLE LOGRAR LA PERFECCIÓN DEL CARÁCTER CRISTIANO?

  • La perfección cristiana es un regalo de Dios
  • La perfección cristiana llega a través del Espíritu Santo
  • La perfección cristiana puede ser desarrollada en nosotros haciéndonos participantes de la naturaleza divina
  • La perfección cristiana es posible porque Cristo se hizo hombre
  • La perfección cristiana puede alcanzarse gracias a la muerte de Cristo
  • La perfección cristiana puede alcanzarse por el ministerio sumo sacerdotal de Cristo en el santuario
  • La perfección cristiana puede desarrollarse mediante una ferviente lucha del hombre colaborando con Dios
  • La perfección cristiana debe ser desarrollada por la fe
  • La perfección cristiana debe desarrollarse cultivando nuestras facultades
  • La perfección cristiana debe desarrollarse crucificando el yo
  • La perfección cristiana comienza con el nuevo nacimiento
  • La perfección cristiana debe desarrollarse mediante pruebas
  • La perfección cristiana debe desarrollarse estudiando y aplicando la palabra de Dios
  • La perfección cristiana puede desarrollarse mediante la oración
  • La perfección cristiana puede desarrollarse mediante la contemplación
  • Conclusión

Capítulo 12 – ¿PERFECCIÓN DE CARÁCTER AÚN EN PENSAMIENTOS?

  • ¿Los requerimientos de la ley de Dios abarcan los pensamientos?
  • Jesús y los pensamientos
  • ¿Cómo pueden cambiar nuestros pensamientos naturalmente malos?
  • Conclusión

Capítulo 13 – LOS QUE ALCANZARON LA PERFECCIÓN

  • Dios tiene hombres perfectos en su pueblo
  • Adán
  • Abel
  • Enoc
  • Job
  • Noé
  • Abraham
  • Jacob
  • José
  • Moisés
  • Samuel
  • David
  • Ezequías
  • Josías
  • Elías
  • En la época de los reyes malvados de Israel
  • Daniel
  • Juan el Bautista
  • Jesús
  • Zacarías y Elizabeth
  • Los discípulos
  • Pablo
  • Juan
  • La iglesia de Éfeso
  • En la actualidad
  • Los 144000
  • Conclusión

Capítulo 14 – EL CARÁCTER DEL HOMBRE EN LA SEGUNDA VENIDA

  • ¿Cómo era en el principio?
  • La perfección cristiana debe ser desarrollada ahora
  • La perfección cristiana debe ser desarrollada antes del derramamiento de la lluvia tardía
  • La perfección cristiana debe haberse terminado de desarrollarse antes del sellamiento
  • El carácter de los salvos será examinado en el juicio
  • La perfección del carácter debe haberse terminado de desarrollarse antes del fin del
  • tiempo de gracia
  • La perfección del carácter cristiano debe ser una realidad durante el tiempo de angustia
  • La perfección del carácter cristiano debe estar completamente desarrollada en la segunda
  • venida de Cristo
  • Nuestros caracteres deben ser perfeccionados a fin de poder vivir en el cielo con seres
  • santos y que no se levante una segunda rebelión
  • Conclusión

Capítulo 15 – ¿PODEMOS CREERNOS PERFECTOS?

  • ¿Podemos creernos perfectos?
  • El perfeccionismo
  • Conclusión

Capítulo 16 – LOS QUE DUDAN DEL PODER DE DIOS PARA VENCER EL PECADO

  • El hombre y el cumplimiento de la ley
  • Satanás y el cumplimiento de la ley
  • Cristo y el cumplimiento de la ley
  • Conclusión

Capítulo 17 – COLECCIÓN DE CITAS BÍBLICAS: ¿EL HOMBRE PUEDE GUARDAR TODOS LOS MANDAMIENTOS?

  • Citas bíblicas del Antiguo Testamento
  • Citas bíblicas del Nuevo Testamento

Capítulo 18 – COLECCIÓN DE CITAS DE ELENA G. DE WHITE: ¿EL HOMBRE PUEDE GUARDAR TODOS LOS MANDAMIENTOS?

  • Citas de Elena G. de White: ¿El hombre puede guardar todos los mandamientos?

Capítulo 19 – COLECCIÓN DE CITAS DE LA BIBLIA Y DE ELENA G. DE WHITE: ¿ES POSIBLE OBEDECER?

  • ¿Es posible obedecer? En la Biblia
  • ¿Es posible obedecer? En los escritos de Elena G. de White

Capítulo 20 – COLECCIÓN DE CITAS DE LA BIBLIA Y DE ELENA G. DE WHITE: ¿PODEMOS DEJAR DE PECAR?

  • ¿Podemos dejar de pecar? En la Biblia
  • ¿Podemos dejar de pecar? En los escritos de Elena G. de White
Autor y compilador del libro: Silvio Mariani

1 comentario

Deja un comentario