Recursos Bíblicos

Guía de inicio rápido para el Director del Club de Conquistadores

¿Por qué mi iglesia debería tener un Club de conquistadores?

El club de conquistadores es una organización mundial de jóvenes patrocinada por la Iglesia Adventista del Séptimo Día, aunque los adolescentes que pertenecen a cualquier iglesia o no pertenecen a ninguna, son bienvenidos y son animados a unirse. El objetivo más importante del ministerio de los Conquistadores es motivar a los menores y los jóvenes a tener una relación con Jesús.

El programa de los Conquistadores provee a los miembros instrucción espiritual, junto con oportunidades para desarrollarse tanto física como mentalmente. Los Conquistadores pueden proveer orientación para ayudar a que cada miembro viva una vida equilibrada en todos los aspectos de la vida, ya sea espiritual, mental, social o físico, tal como Jesús lo hizo.

¿Quiénes son los Conquistadores?

El Club de Conquistadores está diseñado para jóvenes de 10 a 15 años. Con este amplio rango de edad, los líderes de los Conquistadores deberán ser conscientes de las diferencias entre las diferentes edades y las características que los conquistadores tendrán al interactuar con los demás.

Deberes del director del club de Conquistadores

Varios elementos componen la programación del Club de Conquistadores, pero los principales se enumeran a continuación y nos dan una idea de la participación del director en ellos:

  1. Deberes del director del club de Conquistadores. Una gran parte del tiempo del director de Conquistadores está enfocado en la planificación del calendario de actividades del club de Conquistadores. Desde las reuniones regulares del club cada semana, hasta el día del Conquistador, los eventos sociales, campamentos y proyectos de alcance. El calendario de actividades del club está diseñado para brindar oportunidades variadas e interesantes a sus miembros. El objetivo es llevar a cada joven a tener una relación especial con Jesús.
  2. Planificación. El director de Conquistadores deberá desarrollar un calendario anual de actividades y un presupuesto. La directiva del club podrá involucrarse dando sugerencias para mejorar y ampliar las ideas presentadas. Todos los planes deberán ser aprobados por la junta de la iglesia y estar en concordancia con la planificación de la asociación local.
  3. Reclutamiento y supervisión. El director de Conquistadores es responsable de seleccionar a las personas de apoyo para las distintas actividades del club. La directiva del club estará formada por voluntarios: adultos y jóvenes, y estarán en todo momento bajo la supervisión del director.
  4. Enseñanza. El director ayudará a los jóvenes a desarrollar habilidades de supervivencia, a desarrollar valores espirituales (que por supuesto es de suma importancia tanto para nosotros como para la iglesia), y a servir de manera beneficiosa para ayudar a salvar vidas en la comunidad. Las especialidades son siempre una parte especial en las reuniones y el director debe estar allí (junto con su personal) para responder cualquier pregunta relacionada con la realización de los proyectos asignados.
  5. Escuchar a los padres y a los Conquistadores. Un director eficaz disfruta al ver que sus jóvenes pueden relacionarse con él y se sienten cómodos al hacerlo. Debe hacerles saber con sus acciones y palabras que es su amigo y que está ahí dispuesto a escucharlos cuando tengan algún problema, especialmente si son de naturaleza espiritual.
  6. Comunicación. El director de Conquistadores debe asegurarse de que los niños, los padres y toda la iglesia sepan que existe un club de Conquistadores viable. El programa debe promoverse en todos los departamentos ya que hay áreas de interés para todas las edades.

Esta guía de inicio rápido es preparada por la División Norteamericana de los Adventistas del Séptimo día

Comparte tu opinión

Deja un comentario