Recursos Bíblicos

¿Qué dice la biblia acerca de los Negocios y bienes materiales?

¿De dónde vienen las bendiciones materiales? Está en la Biblia, Deuteronomio 8:18, NVI. “Recuerda al Señor tu Dios, porque es él quien te da el poder para producir esa riqueza.”.

¿Puede el dinero interponerse en el camino de cosas más importantes? La riqueza puede convertirse en el centro de nuestra vida y ocupar el lugar de Dios. Está en la Biblia, Jeremías 9:23-24, NVI. «Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová.».

La riqueza puede darnos actitudes equivocadas acerca de las cosas materiales. Está en la Biblia, Lucas 12:15, NVI. «Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.«.

No es prudente hacer del éxito financiero una prioridad. Está en la Biblia, Mateo 6:24, NVI. «Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.».

Está en la Biblia, 1 Timoteo 6:9, NVI. “Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición;”.

Si bien no es imposible, es difícil para los ricos convertirse en ciudadanos del reino de Dios. Está en la Biblia , Marcos 10:23-25, NVI. “Entonces Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: ¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas! Los discípulos se asombraron de sus palabras; pero Jesús, respondiendo, volvió a decirles: Hijos, ¡cuán difícil les es entrar en el reino de Dios, a los que confían en las riquezas! Más fácil es pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios.»

El amor al dinero conduce al mal. Está en la Biblia, 1 Timoteo 6:10, NVI. «porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.».

La codicia a menudo acompaña a la prosperidad y puede conducir al crimen. Está en la Biblia, Santiago 4:1-2, NVI. «¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís.».

Es cierto, cuanto más des, mayor será tu recompensa. Está en la Biblia, Lucas 12:33-34, NVI. «Vended lo que poseéis, y dad limosna; haceos bolsas que no se envejezcan, tesoro en los cielos que no se agote, donde ladrón no llega, ni polilla destruye. Porque donde está vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.«

¿Qué estrategia de inversión recomienda Dios? Está en la Biblia, 1 Timoteo 6:17-19, NVI. «A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos. Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos; atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna.»

Un valioso recordatorio para los propietarios. Está en la Biblia, Levítico 25:23, «La tierra no se venderá a perpetuidad, porque la tierra mía es; pues vosotros forasteros y extranjeros sois para conmigo.

El contentamiento no está relacionado con la cantidad de dinero o posesiones. Está en la Biblia, Filipenses 4:12-13. «Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.«

Dios nos pide que le devolvamos el diezmo (10 por ciento) y las ofrendas y, a cambio, promete bendiciones ilimitadas. Está en la Biblia , Malaquías 3:8-10, NVI. «¿Acaso roba el hombre a Dios? ¡Ustedes me están robando! Y todavía preguntan: “¿En qué te robamos?” En los diezmos y en las ofrendas. Ustedes —la nación entera— están bajo gran maldición, pues es a mí a quien están robando. Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo, y así habrá alimento en mi casa. Pruébenme en esto —dice el Señor Todopoderoso—, y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde.».

Cristo aprobó el diezmo. Está en la Biblia, Mateo 23:23, NVI. «¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Dan la décima parte de sus especias: la menta, el anís y el comino. Pero han descuidado los asuntos más importantes de la ley, tales como la justicia, la misericordia y la fidelidad. Debían haber practicado esto sin descuidar aquello.»

Recomendado para ti:  13 lecciones sobre Prosperidad financiera - en powerpoint

¿Cómo pueden todos, ricos y pobres, honrar a Dios? Está en la Biblia , Proverbios 3:9, NVI. «Honra al Señor con tus riquezas y con los primeros frutos de tus cosechas.».

Si ponemos a Dios primero, Él se encargará de todas nuestras necesidadesEstá en la Biblia, Mateo 6:33, NVI. “Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.”.

¿Cuál es el consejo financiero de Salomón, el hombre más sabio y rico que jamás haya existido? Esta en la biblia, Eclesiastés 5:10-20, NTV. «Los que aman el dinero nunca tendrán suficiente. ¡Qué absurdo es pensar que las riquezas traen verdadera felicidad! Cuanto más tengas, más se te acercará la gente para ayudarte a gastarlo. Por lo tanto, ¿de qué sirven las riquezas? ¡Quizás solo para ver cómo se escapan de las manos! La gente trabajadora siempre duerme bien, coma mucho o coma poco; pero los ricos rara vez tienen una buena noche de descanso. He notado otro gran problema bajo el sol: acaparar riquezas perjudica al que ahorra. Se invierte dinero en negocios arriesgados que fracasan, y entonces todo se pierde. A fin de cuentas, no queda nada para dejarles a los hijos. Todos llegamos al final de nuestra vida tal como estábamos el día que nacimos: desnudos y con las manos vacías. No podemos llevarnos las riquezas al morir. Esto es otro problema muy serio: las personas no se van de este mundo mejor de lo que llegaron. Todo su esfuerzo es en vano, como si trabajaran para el viento. Viven toda su vida bajo una carga pesada: con enojo, frustración y desánimo. Aun así, he notado al menos una cosa positiva. Es bueno que la gente coma, beba y disfrute del trabajo que hace bajo el sol durante el corto tiempo de vida que Dios le concedió, y que acepte su destino. También es algo bueno recibir riquezas de parte de Dios y la buena salud para disfrutarlas. Disfrutar del trabajo y aceptar lo que depara la vida son verdaderos regalos de Dios. A esas personas Dios las mantiene tan ocupadas en disfrutar de la vida que no pasan tiempo rumiando el pasado.».

¿Qué dice la Escritura acerca de mis facturas mensualesEstá en la Biblia, Romanos 13:7-8, NVI. «Paguen a cada uno lo que le corresponda: si deben impuestos, paguen los impuestos; si deben contribuciones, paguen las contribuciones; al que deban respeto, muéstrenle respeto; al que deban honor, ríndanle honor. No tengan deudas pendientes con nadie, a no ser la de amarse unos a otros. De hecho, quien ama al prójimo ha cumplido la ley.”.

Tenga cuidado al ser fiador de préstamos. Está en la Biblia , Proverbios 22:26-27, NVI. «No te comprometas por otros ni salgas fiador de deudas ajenas; porque, si no tienes con qué pagar, te quitarán hasta la cama en que duermes.»

¿Qué recordatorio se nos da acerca de pedir dinero prestado? Está en la Biblia , Proverbios 22:7, NVI. “El rico gobierna sobre los pobres, y el que toma prestado es siervo del que presta”.

Dios espera justicia en los tratos comerciales. Está en la Biblia , Proverbios 16:11, NVI. «Los ricos son los amos de los pobres; los deudores son esclavos de sus acreedores.».

La honestidad y la justicia siempre se esperan de aquellos que desean agradar a Dios. Está en la Biblia , Isaías 33:15. «El que camina en justicia y habla lo recto; el que aborrece la ganancia de violencias, el que sacude sus manos para no recibir cohecho, el que tapa sus oídos para no oír propuestas sanguinarias; el que cierra sus ojos para no ver cosa mala;«.

Es importante trabajar para ganarse la vida. Está en la Biblia, 2 Tesalonicenses 3:11-12. «Porque oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno. A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan.«.

Fuente: Bibleinfo.com

1 comentario

Deja un comentario