El Arte de hacer Jugar

EL ARTE DE HACER JUGAR

Hay una serie de aspectos a tener en cuenta a la hora de preparar actividades para los niños:

1. Tener un fichero de juegos


El cual se tendrá que ir enriqueciendo constantemente y que se pueden encontrar en las publicaciones, cursillos. También los que se invente el propio animador (estos son los más interesantes porque responden a las necesidades de los niños que se tiene delante). Todo juego tiene que suponer para los niños una aventura, una participación, que descubran técnicas, ser felices…

2. Buena adaptación


Cuando se escoja un juego hay que observar:
– La edad a que va dirigido
– sus aficiones
– los objetivos que se persiguen
– el ambiente en el que se desarrolla la actividad
– terreno
– clima…

De ahí que siempre hay que estar preparado para cambiar cualquier juego en un momento determinado, esto es lo que se llama contraprogramar. El juego es para los niños, debe prepararse con mucha
imaginación, fantasía.



3. Presentación del juego


La presentación de cualquier juego tiene mucha importancia. Si las explicaciones son oscuras, si se duda al hablarles, es imposible que los muchachos se apasionen por lo que se les está ofreciendo.

-Hay que saber colocarse: Todos sabemos que los niños son distraidos por naturaleza. Cuando se quiere explicar un juego debe colocarse uno de tal manera que todos estén bajo nuestra mirada y que cada uno pueda vernos. A una distancia prudencial para que no te avasallen los niños. Colocarlos en círculos, en filas…

-Cuidar la voz: Hay que coger el hábito de hablar claramente, articulando y evitando la precipitación. Sobre todo no chillar.
– La presentación puede tener diferentes facetas: una presentación fantástica llena de misterio…este sistema es el ideal para lanzar un juego. Se puede presentar el juego en forma de historia o cuento.

4. Explicación del juego:


El educador sabrá prever el desarrollo del juego, las dificultades que se pueden presentar y la forma como lo explicará, el material, el espacio…

MONITORES
– Utiliza pocas palabras, bien elegidas, dando una breve descripción del juego, normas claras.
– Definir el campo de juego.
– Concretar el papel de cada jugador
– Dar unas reglas exactas y forma de puntuar
– Decir que pueden hacer todas las preguntas que deseen y aclarar cualquier duda.
– Anunciar lo que ocurrirá en caso de faltar a las reglas…
– Evita que el juego tenga demasiadas reglas y que su comprensión sea abrumadora.
– Debe exigir esfuerzo, sin él no hay juego que interese.

5. Las explicaciones serán hechas:


– Con autoridad (hablar a todo el grupo a la vez, exigir atención…)
– Presentarlo y explicarlo con un entusiasmo contagioso que invite a jugar.
– Hacer un reparto de fuerzas justo y de jugadores, para que todos los grupos tengan la oportunidad de ganar.
– Si es necesario durante la explicación se puede escenificar.

6. Durante el juego:


– Que haya un árbitro imparcial que vigile la marcha del juego.
– Mantener el interés y cambiar el ritmo del juego, si resulta demasiado largo o poco interesante.
– Ser muy exigentes en que se respeten las reglas del juego.

7. Para el final del juego:


– Evaluación (si ha gustado, se han divertido, han aprendido…)
– Recoger el material utilizado
– Exigir que todo regrese a la normalidad: limpieza del terreno, ropa , lavarse…

Califica este post
Deja tu comentario