Recursos Bíblicos

Impacto profundo


Un miedo inconsciente y silencioso se apodera de los seres humanos. Es una especie de angustia sofocante que parece adquirir formas definidas cuando hasta los hombres de ciencia consideran la posibilidad de la destrucción de la tierra. Una investigación científica, cuyos resultados se revelaron en Febrero de 1997 en los Estados Unidos, se refiere a una teoría según la cual “hace ya millones de años” un cometa o un asteroide de grandes dimensiones, de aproximadamente diez kilómetros de diámetro, habría caído en la península de Yucatán, en las proximidades del golfo de México, el impacto según los hombres de ciencia habría abierto un cráter de 300 kilómetros de diámetro, produciendo maremotos con olas de un kilómetro de altura, incendiando todo el planeta y a toda forma de vista.


Lo que más impresiona es que como resultado de esta investigación, los hombres de ciencia se están preocupando por el fin del mundo. Según los investigadores, desastres como éste se pueden producir en cualquier momento. “La tierra es más peligrosa de lo que nos imaginamos – dice el astrónomo Kevin Zahnle, colaborador del centro de investigaciones de la NASA. Estamos en el borde del abismo, protegidos del inmensidad del invierno azul que es la atmósfera”. Actualmente se afirma que si un cometa cayera sobre la tierra, la explosión evaporaría una enorme cantidad de aire, agua y polvo, y abriría un cráter de kilómetros de diámetro en el fondo del mar. Un terremoto de magnitud jamás vista antes sacudiría a la costa oriental de los Estados Unidos y México, y a medida que las ondas sonoras avanzaran por la atmósfera, repercutirían en lugares tan diferentes como Londres, Moscú y San Pablo. Lo peor vendría inmediatamente después. Un maremoto con olas de más de un kilómetro de altura harían desaparecer del mapa la península de Florida, Cuba, la costa atlántica de México y las islas del Caribe. Después avanzaría en direcciones opuestas, hacía Nueva York y Caracas. Y antes del fin del día quedarían sumergidos otras ciudades costeras, incluidas Río de Janeiro, Salvador, Buenos Aires, Lisboa, Hong Kong y Bangkok. En última instancia el agua causaría sólo perjuicios menores sí se lo compara con la verdadera amenaza: el fuego.

Al chocar contra la atmósfera, la masa del cometa se convertiría en energía. Esto equivaldría a que explotarán simultáneamente todas las bombas atómicas que existen hoy en el planeta. Una lluvia de fragmentos incandescentes se diseminaría por los continentes, incendiando ciudades y selvas. Finalmente la onda sísmica resultante de la explosión sacudiría el planeta y pondría en actividad una cantidad de volcanes extintos. Todo eso contribuiría a saturar la atmósfera de azufre, gases venenosos y polvo. La Biblia concuerda con los hombres de ciencia cuando dicen que el destino de nuestro en envejecido planeta se encuentra fuera de nuestra atmósfera, pero no deja el asunto a la libre imaginación de los seres humanos, pues describe exactamente el evento que le pondrá fin a nuestro mundo. ¿Recuerda la Piedra del capítulo 2 del libro de Daniel? Ella será la que impactará esta tierra poniéndole fin a la historia de este mundo y esa roca representa la segunda de Cristo.

La segunda venida de Cristo a la tierra

segunda venida de cristoEste evento es mencionado más de 300 veces en el nuevo testamento y unas 2500 veces en toda la Biblia. Esto nos sugiere la importancia del acontecimiento. Trataremos de brindarles la mayor información posible de este evento, basada en la Biblia.

Como volverá Cristo

  • En forma corporal: de la misma manera en que se fue al cielo “este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como lo habéis visto ir al cielo” (hechos 1: 11)
  • Vendrá en gloria: “cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria” (Mateo 25: 31). Para hacerse notar por todos los seres humanos que estén vivos sobre la tierra.
  • Vendrá visible: para que todos los seres que habitan este planeta lo alcancen a observar, “he aquí que viene con las nubes y TODO OJO LE VERÁ, y los que le traspasaron” (Apocalipsis 1:7).
  • Vendrá audible: “enviará sus ángeles con un GRAN VOZ DE TROMPETA” (Mateo 24: 31). La primera vez Cristo vino a este mundo como un indefenso bebé, pero esta vez vendrá a poder el mundo en orden. Ese día será terrible para algunos y hermoso para otros. Quienes estén acostumbrados Cristo y le haya obedecido se sentirán felices; no así aquellos quienes le hayan rechazado. Tratarán de esconderse de alguien a quien no han obedecido: ellos “se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes y decían a las peñas y a los montes: caer sobre nosotros y escondednos de la cara de Aquel que estaba sentado sobre el trono” Apocalipsis 6: 15, 16.

¿Para qué volverá Jesús?

He aquí los actos más sobresalientes que realizará Jesús:

1. Para buscar a sus escogidos: “ y enviará con e gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde el extremo del cielo hasta el otro” (Mateo 24:31)

2. Resucitara a los justos: “porque el mismo Señor, con aclamación,… Descenderá del cielo y los MUERTOS CRISTO RESUCITARÁN PRIMERO” (1 Tesalonicenses 4: 16)

3. Transformar a los justos: desaparecerán todo defecto y deficiencia física: “esperamos el Salvador, al Señor Jesucristo, el cual TRANSFORMARÁ EL CUERPO DE NUESTRA BAJEZA, para ser semejantes al cuerpo de su gloria” (Filipenses 3: 20).

4. Trasladará a los justos: a los justos resucitados y los que estén vivos al regreso de nuestro Salvador, serán transformados y trasladados al cielo, “luego nosotros los que vivimos, los que quedamos, juntamente con hechos seremos arrebatados en las nubes, a recibir al Señor en el aire” (1 Tesalonicenses 4: 17).

5. Destruir a los impíos: será el fin de los pecadores y de todos los ignoraron la predicación del evangelio, encontrándose sin preparación al momento de tan glorioso evento.

Qué hacer para no perecer en este día

Debemos estar listos a momento de tan singular evento. Hay cinco acciones que debe ejecutar:

1. Aceptar a Jesús: como nuestro Salvador, “el que a mí viene no le echo fuera” (Juan 6: 37)

2. Confesar los pecados: para que nuestro pasado sea olvidado “pero sabemos que cuando el apareciere, seremos semejantes a él…, y cualquiera que tiene esta esperanza en él, SE PURIFICA, como él también es limpio” (1 Juan 3: 2, 3).

3. Vivir para Cristo: vivir una vida cristiana piadosa (2 Tim. 4: 8).

4. Esperar en Cristo: “así también Cristo fue ofrecido una vez para agotar los pecados de muchos, y la segunda vez, sin pecado, será visto de los ÁNGELES QUE LE ESPERAN, para la salvación” (Hebreos 9: 28).

5. Amar su venida: “por lo demás me está guardada la CORONA de justicia, la cual me dará el Señor, Juez Justo, EN AQUEL DÍA; y no solo a mi, sino también a todos los que AMAN SU VENIDA” (2 Timoteo 4: 8) amigo, sea un vencedor, crea en el Señor Jesús y en su promesa y prepárese para encontrarse con el en el día de su regreso a la tierra. Ponga su vista en las cosas de arriba y no en las de la tierra.

Recursos relacionados:

Deja tu comentario
Lección Escuela Sabática - 4to Trimestre 2020 - PDF "LA EDUCACIÓN"