Recursos Bíblicos

¿Cuándo volverá Jesús? ¿Las señales?

Nuestro Salvador vendrá otra vez. Antes de partir y dejar a sus discípulos en la tierra, les dio la promesa de su regreso. 


“No se turbe vuestro corazón”, dijo. “En la casa de mi Padre muchas moradas hay… voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me voy y os preparo lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis”. Juan 14:1-3. 

No los dejó en la duda acerca de la forma como sucedería su venida. “Y cuando el Hijo del hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de su gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones”. Mateo 25:31, 32. 

Con mucho cuidado los puso en guardia contra los engaños: “Así que, si os dicen: ‘Mirad, está en el desierto’ no salgáis; o ‘Mirad, está en los aposentos’, no lo creáis, porque igual que el relámpago sale del oriente y se mueve hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del hombre”. Mateo 24:26, 27. 

Esta advertencia es también para nosotros. Actualmente hay falsos maestros que dicen: “He aquí, en el desierto está”, y miles de personas han salido al desierto deseando encontrar a Cristo. {UE 160.2}
Y muchas personas que pretenden tener comunicación con los espíritus de los muertos afirman: “He aquí, en las cámaras”. Esto es lo que afirma el espiritismo. 

Pero Cristo dice: “No creáis. Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será la venida del Hijo del hombre”. 

En el momento de la ascensión de Cristo los ángeles explicaron a los discípulos que vendría de la misma manera como lo habían visto ir al cielo. Hechos 1:11. Subió al cielo en forma corporal y ellos lo vieron cuando los dejó y fue recibido por la nube. Regresará en una gran nube blanca, y “todo ojo le verá”. Apocalipsis 1:7.

Señales en el sol
  • El día y la hora exactos de su venida no han sido revelados. Cristo dijo a sus discípulos que él mismo no podía decírselo, pero mencionó ciertos acontecimientos por los cuales podrían saber que su venida se acercaba:
  • “Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas”. Lucas 21:25. Aclaró cuáles serán esas señales: “El sol se oscurecerá, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo”. Mateo 24:29. 
  • En la tierra, dijo, habrá “angustia de las gentes, confundidas a causa del sonido del mar y de las olas. Los hombres quedarán sin aliento por el temor y expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra”. Lucas 21:25, 26. 
  • Y verán “al Hijo del hombre venir sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Enviará sus ángeles con gran voz de trompeta y juntarán a sus escogidos de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro”. Mateo 24:30, 31.
  • El Salvador agregó: “De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas”. Mateo 24:32, 33.
  • Cristo dio estas señales de su venida para que sepamos cuándo está cerca, a las puertas. Cuando los árboles echan sus hojas en la primavera, sabemos que el verano se cerca. Con la misma seguridad, cuando las señales aparecieran en el sol, en la luna y en las estrellas, sabríamos que su venida está cercana. 
  • Estas señales ya aparecieron. El 19 de mayo de 1780, el sol se oscureció. Ese día se conoce en la historia como el “día oscuro”. En la parte oriental de Norteamérica, tan grandes fueron las tinieblas que en muchos sitios la gente tuvo que encender las luces al mediodía. Y hasta después de la medianoche la luna, que era llena, no alumbró. Muchos creyeron que había llegado el día del juicio. Ninguna razón satisfactoria ha podido darse alguna vez de estas tinieblas inusitadas, excepto la razón encontrada en la Palabra de Cristo. El oscurecimiento del sol y de la luna fue una señal de su venida. 
  • El 13 de noviembre de 1833 se realizó el más maravilloso despliegue de estrellas fugaces que jamás contemplaron los hombres. Nuevamente millones de personas creyeron que había llegado el día del juicio. 
  • Desde entonces se han multiplicado los terremotos, las tempestades, los maremotos, las pestes, el hambre y las destrucciones por fuego y por inundación. Todas estas cosas, “la angustia de gentes” y “el temor” declaran que la venida del Señor se acerca. 
  • Cristo dijo, refiriéndose a quienes habrían de presenciar estas señales: “No pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”. Mateo 24:34, 35. 
  • “El Señor mismo, con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, descenderá del cielo. Entonces los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros, los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras”. 1 Tesalonicenses 4:16-18. 
Recomendado para ti:  Sermones de Apocalipsis por Alejando Bullón

Cristo volverá

Cristo volverá. Vendrá en las nubes con gran gloria y majestad. Una multitud de brillantes ángeles lo acompañará. Vendrá para resucitar a los muertos y para transformar de gloria en gloria a los fieles que estén vivos.


Vendrá para honrar a quienes lo hayan amado y guardado sus mandamientos, y los llevará consigo. No se ha olvidado de ellos ni de su promesa. 

Volverán a establecerse los lazos familiares. Cuando pensamos en nuestros muertos, podemos imaginar la mañana cuando la trompeta de Dios sonará, y “los muertos serán resucitados incorruptibles y nosotros seremos transformados”. 1 Corintios 15:52.

Ese día está cerca. Aún un poco más y veremos al Rey en su belleza. Un poquito, y él enjugará todas las lágrimas de nuestros ojos. Un poco de tiempo, y él nos presentará “delante de su gloria con gran alegría”. Judas 24. 

Por lo tanto, cuando anticipó las señales de su venida, dijo: “Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestras cabezas, porque vuestra redención está cerca”.

1 comentario

Deja un comentario

  • SEÑOR YA ESTOY CLARO DE TU VENIDA , Y NO DE NINGUN OTRO QUE SE HAGA PASAR POR TI SEÑOR JESUCRISTO, ESPERO ESTAR PREPARADO PARA QUE ME RESUCITES SI ESTOY MUERTO O SI ESTOY VIVO LEVANTARME EN ESAS NUBES PORQUE SABRE QUE FUI REDIMIDO Y SOOY DIGNO DE TI, TENGO QUE LUCHAR MUCHO CONTRA EL MALIGNO, QUE ESTA SIEMPRE AL HACECHO DE HACERME CAER EN PECADO PARA NO SER REDIMIDO Y SER SANTO ANTE TU PRESECIA, Y YO QUIERO ENCONTRARME CONTIGO Y CON MI MADRE, VER TODOS LOS ANGELES Y PORSUPUESTO A TU PADRE CELESTIAL QUE SE QUE LO VEREMOS DE SABADO EN SABADO, SOY DE PALABRA TORPE PORQUE NO HE QUERIDOSABER PMAS DE TU PALABRA COMO DEBIERA HACERLO, PERO DAME FE, FORTALEZA, CREENCIA, MUCHA HUMILDAD, MUCHO AMOR PAR TI Y AQUI EN LA TIERRA PARA LOS DEMAS, ACTUANDO CON BUENAS OBRAS Y CUMPLIEN TUI LEY AL PIE DE LA LETRA, LA LETRA QUE ESCRIBIO EL PADRE JEHOVA CON SU PROPIO DEDO, QUE SON LOS DIEZ MANDAMIENTOS….. QUIERO Y DESEO FERVIENTEMENTE SER DIGNO DE TI SEÑOR JEHOVA, POR MEDIO DE TU HIJO AMADO TE LO PIDO, Y LE PIDO AL ESPIRITU SANTO QUE ACTUE EN MI, QUE HAGA CONMIGO LO QUE EL QUIERA, PORQUE YO LO DESEO ASI, OBEDECERLO, QUE ME GUIE EN SUS CAMINOS PARA LLEGAR A TI SEÑOR…. QUE SE HAGA TU VOLUNTAD, ESTE MUNDO ESTA CORROMPIDO, Y YO NO ESCAPO DE ESA CORRUPCIOM, SIEMPRE PIDIENDOTE PERDON POR MIS PECADOS, Y REPITIENDO A CADA RATO, DIOS MIUO PERDONAME, PERDONAME, ME ARREPIENTO, Y DEJAR LOS REMORDIMIENTOS A UN LADO, SOLO ARREPENTIRME QUE SIGNIFICA, PEDIRTE PERDON Y NO VOLVER HACER O REALIZAR AQUEL PECADO QUE COMETA……ESTA TIERRA ESTA LLENA DE MALDAD, GENTE MUY PECADORA, INCLUYENDOME, Y QUIERO SER SANTO, ANTES DE QUE SE TERMINE EL TIEMPO DE GRACIA, PORQUE SE MUY BIEN PERO MUY BIEN QUE A LO QUE SEA O LLEGUE EL DIA QUE PONGAS UN PIE FUERA DEL LUGAR SANTISIMO DONDE ESTAS AHORA MISMO, ESE DIA SE TERMINO ESE TIEMPO DEGRACIA, Y SERA TU VENIDA, Y YA NO HABRA TIEMPO… NO QUIERO, ME DESEPERA PENSAR ESO, DE QUE YO NO VAYA A SER SALVO, OBTENER LAVICTORIA DE LA SALVACION Y VER LAS MARAVILLAS QUE NOS HAZ PROMETIDO, Y VIVIR EN PAZ, EN ARMONIA, EN AMOR CON TODOS NUESTROS SEMEJANTES….. TODO ESTO ESTO TE LO DIGO, TE LO PIDO Y TE LO ESCRIBO EN EL NOMBRE DE TU HIJO AMADO QUE MURIO Y PADECIO TANTO POR NOSOTROS, DENUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, TU UNICO HIJO AMADO JESUS….. QUE DIOS NOS BENDIGA Y NOSGUARDE HOY MAÑANA Y SIEMPRE HASTA EL DIA DE TU VENIDA, QUE SE QUE SERA MUY PRONTO, AMEN Y AMEN…..

A %d blogueros les gusta esto: