Recursos Bíblicos

¿Hasta Cuando Esperaremos la Segunda Venida de Cristo?

¿Hasta Cuando Esperaremos la Segunda Venida de Cristo?


Miles de cristianos se preguntan: ‘¿Por qué se ha demorado por tanto tiempo la segunda venida de Cristo?’
Él nos dijo claramente que habría “señales”, de tal forma que “cuando viereis todas estas cosas, sabed que está cercano, a las puertas”. Hace ya mucho tiempo que venimos viendo las señales. Jesús continuó diciendo (Mat. 24:33 y 34): “no pasará esta generación, que todas estas cosas no acontezcan”. El asunto es: ¿cuán cercano significa el “cercano” del vers. 33?

Según Daniel 11:35 y su contexto, hemos estado viviendo en “el tiempo del fin” desde la terminación de la persecución de la Edad Media (el quebrantamiento de “los santos del Altísimo” de Dan. 7:25; 11:33 y 34, etc). La nuestra es esa época en la que “la ciencia se aumentará”, como se manifiesta en una inusitada actividad misionera mundial. Los libros de Hebreos y Daniel son complementarios y revelan claramente que estamos viviendo en el gran Día de la Expiación, el día representado en los símbolos del bosquejo que era el santuario terrenal israelita. El día en el que el único y gran Sumo Sacerdote está desempeñando su obra culminante en el verdadero santuario celestial, a fin de preparar a un pueblo para su tan esperada segunda venida.

Así, nuestra pregunta ‘¿cuán pronto significa “cercano”?’ 

En realidad equivale a ésta otra: ‘¿por cuánto tiempo más se va a prolongar el Día de la Expiación?’ Y en realidad, con ello estamos preguntando algo aún más profundo: ‘¿cuánto tiempo va a tomarle al Sumo Sacerdote el purificar el santuario de los pecados de su pueblo?’ (Dan. 8:14). La respuesta ha de ser: -No mucho tiempo, si su pueblo le permite que realice tal obra. No puede forzarlos a reconciliarse con él. La limpieza de los pecados en el hombre debe preceder a la limpieza de los pecados en el santuario, según Lev. 16:29 y 30. Eso es tan cierto del auténtico Día cósmico de la Expiación, como lo era en el sistema levítico de los símbolos, en el décimo día del séptimo mes.

Recomendado para ti:  ¿Quien quiere ser Biblionario? Para Celulares y Tablets

La cuestión de fondo viene a ser, por tanto: ¿cuán “cercano” está el día en que el pueblo de Dios permitirá a su gran Sumo Sacerdote que efectúe en sus corazones la obra que tan anhelante está por culminar? De acuerdo con Hebreos 7:25, es capaz de hacerlo hasta la perfección que expresa Judas 24.

Por lo tanto, queda claro que hemos encabezado el razonamiento con la pregunta inadecuada. No toca a nosotros preguntar a Dios ‘¿hasta cuándo?’. Es él quien nos pregunta a nosotros -¿hasta cuándo?

Comparte tu opinión

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: