Recursos Bíblicos

Del Domingo al Sábado ¿Porqué cambié? – Doug Batchelor

Del Sábado al Domingo ¿Porqué cambié? - Doug Batchelor

Cuando usted escucha  hablar de los adventistas  del séptimo día, ¿que practica viene a su mente? La mayoría de la gente piensa: «iAh, el sábado!»

Por supuesto, la mayoría de los cristianos no creen que  deben guardar el sábado.  Los adventistas son únicos porque celebran el sábado en el séptimo día de la semana, en lugar del domingo como otros cristianos.

Por mi parte no siempre creí que el séptimo día era el sábado. Aunque soy mitad judío, cuando escuche decir por primera vez que el sábado era el séptimo día, yo todavía observaba el domingo y no quería creerlo. ¿Cómo pueden tantas personas  estar equivocadas  y tan pocas estar en lo correcto?, me pregunte.

¿Qué fue lo que me convenció para que guardara el sábado en el séptimo día? Varias cosas. Un factor importante fue que los cristianos aparentemente no concuerdan en las razones para guardar el domingo.

¿Por qué guardar el domingo?

El sábado es judío. Algunas personas dicen que el séptimo día, el sábado, es estrictamente un día judío.  Sin embargo, la Biblia dice que el sábado fue una de las cosas que Dios hizo en la creación (véase Génesis 2:2, 3). ¿Cuántos judíos había en el mundo en aquella época? Ninguno. Por 10 tanto, Dios instituyó  el sábado para toda la raza humana. Esta es la razón por la cual Jesús dijo que: «El sábado se hizo para el hombre» (Marcos 2:27), no solo para los judíos, sino para toda la humanidad.

El cambio del calendario.  Otros cristianos sostienen que el calendario ha sido cambiado tantas veces que no podemos saber qué día es el sábado. Es verdad que el calendario ha sido cambiado muchas veces  Sin embargo, estos cambios nunca afectaron el orden de los días de la semana, solo la numeración de los días en el mes.

El ejemplo más reciente ocurrió en 1582, cuando el Papa Gregorio XIII ordeno que al jueves 4 de octubre siguiera el viernes 15 de octubre.  El calendario cambio, pero no afecto el ciclo semanal.

Además, los judíos han guardado el séptimo día sábado por milenios.  ¡Es inconcebible que toda una nación de personas dispersas por todo el mundo hayan confundido cual día de la semana es el sábado!

Una cosa más: si los judíos se han equivocado con el sábado, entonces  todo el resto se ha equivocado con el domingo, porque de acuerdo a la Biblia, Jesús resucito en el primer día de la semana, el día después del sábado (véase Mateo 28:1).

En honor a Ia resurrección.  He aquí otra razón que dan muchas personas para guardar el domingo. «Es en honor a la resurrección de Jesús», dicen. Hay un solo problema con esta razón. No hay un solo texto bíblico que diga que el sábado fue cambiado del séptimo día al primero en honor a la resurrección de Jesús.

Algunos señalan que los discípulos se juntaron en el domingo de la resurrección, 10 cual es cierto. Pero no se juntaron para celebrar ese día. Se escondieron juntos «por temor a los judíos» (Juan 20:19).

Es verdad que Jesús se reunió con ellos aquella tarde. Sin embargo, en el relato de los Evangelios, usted no podrá encontrar ninguna evidencia de que Jesús les dijera a ellos que el domingo era el nuevo sábado. (Véanse Marcos 16:12-14; Lucas 24:36-49; Juan 20:19-30.)

Ya no existen los diez mandamientos. También están aquellos que afirman observar el domingo en vez del sábado porque se han abolido los diez mandamientos. En realidad encuentro esa razón es muy extraña, porque nunca he conocido a un cristiano que apruebe quebrantar los otros nueve.

El apóstol Pablo fue un firme creyente de los diez mandamientos. Dijo que «mediante la ley cobramos conciencia del pecado», y «si no fuera por la ley, no me habría dado cuenta de lo que es el pecado» (Romanos 3:20; 7:7) El apóstol Santiago llamó a los diez mandamientos «la ley perfecta que da libertad» (Santiago 1:25).

La iglesia del Nuevo Testamento

Algunas personas sugieren que la iglesia del Nuevo Testamento cambió el sábado por el domingo. He encontrado ocho referencias del primer día de la semana (domingo) en el Nuevo Testamento, pero ninguna de ellas menciona a que Dios hubiera cambiado el sábado por el domingo. Seis de las ocho referencias del domingo simplemente se refieren a la resurrección de Cristo. Quedan entonces dos otras referencias al domingo.

Predicando toda la noche

La primera referencia está en Hechos 20:7, y dice que Pablo predicó a un grupo de cristianos en Troas en el primer día de la semana. Algunos sostienen que esto demuestra una tendencia hacia la observancia del domingo en el Nuevo Testamento.

Sin embargo, al examinar cuidadosamente lo que aconteció vemos por qué el apóstol Lucas, el autor del libro de los Hechos, llama la atención a esta reunión en el primer día de la semana. Fue una reunión que duró toda la noche, porque Pablo se iba al día siguiente. ¡Aún en esa época, yo creo que la gente no estaba acostumbrada a asistir regularmente a los servicios de la iglesia durante toda la noche! Por tanto, lejos de indicar una tendencia hacia la observancia de domingo, parece ser que Lucas quiere dirigir nuestra atención a esa reunión que se realizó el primer día de la semana y un servicio que durara toda la noche era muy inusual.

¿Una ofrenda de la iglesia?

La segunda referencia del Nuevo Testamento al primer día de la semana (además de las que se refieren a la historia de la resurrección) se encuentra en 1 Corintios 16:1,2. Pablo había pedido a todas las iglesias en Grecia y Asia Menor que recogieran una ofrenda para ayudar a los cristianos judíos en Judea que estaban necesitados. Fue así como Pablo hizo un recorrido por todas esas iglesias, recogiendo las contribuciones, las cuales entregó en persona a los líderes de la iglesia en Jerusalén.

Estas son las instrucciones de Pablo a los cristianos de Corinto: «En cuanto a la colecta para los creyentes, sigan las instrucciones que di a las iglesias de Galacia. El primer día de la semana, cada uno de ustedes aparte y guarde algún dinero conforme a sus ingresos, para que no se tengan que hacer colectas cuando yo vaya» O Corintios 16:1,2). Los promotores del domingo sugieren que Pablo se estaba refiriendo a recolectar una ofrenda en la iglesia.

Sin embargo, la versión Reina Valera (960) dice: «Cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado», que es lo que dice el texto literal en griego. Por lo tanto la recomen• dación de Pablo fue que cada persona separara sus contribuciones cada semana en la casa, no en la iglesia.

Cuando vi todas las evidencias, fue claro para mí que, aunque nadie se salva por guardar los diez mandamientos, este código de leyes es todavía la norma moral para los cristianos. No se los llama «las diez recomendaciones» o «las diez sugerencias». No existen evidencias de que Dios haya cambiado su opinión del sábado en el Nuevo Testamento. La Biblia dice que «Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos» (Hebreos 13:8).

Fue entonces cuando decidí guardar el sábado como dice la Biblia, no como una obligación, sino porque quiero complacer a mi Padre celestial; he sido bendecido por ello constantemente desde entonces. Jesús dijo: «Si ustedes me aman, obedecerán mis mandamientos» (luan 14: 15).

Esa es la razón por la que guardó el sábado.

Doug Batchelor es orador y director del ministerio de radio y televisión Amazing Facts.

Del Sábado al Domingo ¿Porqué cambié?

Recursos relacionados:

Comparte tu opinión

16 + dieciseis =