Recursos Bíblicos

¿Elena de White era Trinitaria o Binitaria?

El método muy peculiar del diablo para engañar a los incautos es enseñar verdades a medias, esto se ve notable entre los grupos disidentes que atacan la doctrina de la Trinidad o Deidad dentro del adventismo, estos usan citas de Elena White y la Biblia aisladas de su contexto mayor, o sea no leen todo lo referente al tema, así que ellos toman las citas que les conviene para acomodarlas a sus mentiras y hacer creer que Elena White condena en sus escritos la doctrina de la Trinidad. Por ejemplo:

Ella escribió: » El Espíritu Santo es el Espíritu de Cristo que es enviado a todos los hombres para darnos la suficiencia, que a través de su gracia podemos ser completos en el». (Manuscript Release 84).

Esta cita se puede llegar a entender que no existe una tercera persona en la Deidad, y que el Espíritu Santo es el mismo Cristo, pero leeremos otras citas de la misma autora:

«El Espíritu Santo es el Consolador, en el nombre de Cristo. El personifica a Cristo, sin embargo es una personalidad diferente» (MR 20, 324 – Ms 93, 1893). El “divino Hijo de Dios, la personificación del único Dios verdadero” (RH, Enero 30, 1900).

«El príncipe del poder del mal puede ser mantenido en jaque únicamente por el poder de Dios en la tercera persona de la Divinidad, el Espíritu Santo.—Special Testimonies, Serie A, 10:37 (1897).

¿Elena de White era Trinitaria o Binitaria

¿Entonces se contradice Elena White?

La respuesta es que no hay ninguna contradicción. El Dr. Treyer escribe: Aunque no hay ninguna cita de E. de White que niegue la Trinidad, y que deba ponerse a un lado, resulta claro leyendo sus declaraciones a lo largo del tiempo, que su concepto de la Deidad creció con los años. Mientras que algunas declaraciones suyas son ambiguas en sus primeros años, en sus últimos años son más precisas y definidas. En otros aspectos, sin embargo, ella cambió con el tiempo, a medida que Dios le revelaba la verdad.

Recomendado para ti:  Ellen White, los capitalistas y los revolucionarios

Ella escribió después: «Hay tres personas vivientes en el trío celestial; en el nombre de estos tres grandes poderes—el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo—son bautizados los que reciben a Cristo mediante la fe, y esos poderes colaborarán con los súbditos obedientes del cielo en sus esfuerzos por vivir la nueva vida en Cristo.—Special Testimonies, Serie B, 7:62, 63 (1905).

Los dignatarios eternos de la Trinidad—Los eternos dignatarios celestiales—Dios, Cristo y el Espíritu Santo—armándolos [a los discípulos] con algo más que una mera energía mortal… avanzaron con ellos para llevar a cabo la obra y convencer de pecado al mundo.—Manuscrito 145, 1901.

La personalidad del Espíritu Santo—Necesitamos comprender que el Espíritu Santo, que es una persona así como Dios es persona, anda en estos terrenos.—Manuscrito 66, 1899. [Extracto de un discurso dado a los alumnos del Colegio de Avondale, Australia.]

Autor Rafael Diaz

Comparte tu opinión

Deja un comentario