Todos Guardaremos el Sábado en el Cielo y en la Tierra Nueva

Dios hará una tierra nueva y un cielo nuevo para sus santos, la Escritura lo muestra claramente.

“Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra. De lo pasado no habrá memoria ni vendrá al pensamiento.” Isaías 65:17

“Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.” 2 Pedro 3:13

En esta tierra nueva y en este cielo nuevo, la observancia del día Sábado como día de reposo continuará por la eternidad y la biblia lo demuestra:

“Y de mes en mes, y de sábado en sábadovendrán todos a adorar delante de mí, dice Jehová.” Isaías 66:23

Como confirma este versículo de la Biblia, adoraremos a Dios cada sábado en el cielo y en la tierra nueva. Otras versiones dicen que cada “luna nueva” iremos a adorar a Dios. La luna nueva básicamente significa todos los meses, y el libro de Apocalipsis nos dice por qué vamos a ir todos los meses … Apocalipsis 22: 2 … ‘En medio de la calle de la ciudad y a uno y otro lado del río estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.”.

Así que cada mes (luna nueva), iremos a la Nueva Jerusalén para comer el nuevo fruto del árbol de la vida y adorar a Dios, además de adorar a Dios cada séptimo día de reposo. Esto lo haremos por la eternidad!

Elena de White escribió sobre el sábado en la tierra nueva

El sábado no era para Israel solamente, sino para el mundo entero. Había sido dado a conocer al hombre en el Edén, y como los demás preceptos del Decálogo, es de obligación imperecedera. Acerca de aquella ley de la cual el cuarto mandamiento forma parte, Cristo declara: “Hasta que perezca el cielo y la tierra, ni una jota ni un tilde perecerá de la ley.” Así que mientras duren los cielos y la tierra, el sábado continuará siendo una señal del poder del Creador. Cuando el Edén vuelva a florecer en la tierra, el santo día de reposo de Dios será honrado por todos los que moren debajo del sol. “De sábado en sábado,” los habitantes de la tierra renovada y glorificada, subirán “a adorar delante de mí, dijo Jehová.”8 {DTG 249.4}

Las naciones de los salvados no conocerán más ley que la del cielo. Todos constituirán una familia dichosa, unida, vestida con las prendas de alabanza y de acción de gracias, con el vestido de la justicia de Cristo. Toda la naturaleza, en su incomparable belleza, ofrecerá a Dios tributo de alabanza y de adoración. –Servicio Cristiano, p. 335.2

Cuando se produzca “la restauración de todas las cosas, de la cual habló Dios por boca de sus santos profetas, que ha habido desde la antigüedad,” el sábado de la creación, el día en que Cristo descansó en la tumba de José, será todavía un día de reposo y regocijo. El cielo y la tierra se unirán en alabanza mientras que “de sábado en sábado,”5 las naciones de los salvos adorarán con gozo a Dios y al Cordero. {DTG 714.2}

Todos Guardaremos el Sábado en el Cielo y en la Tierra Nueva
5 (100%) 7 votos

Comentarios

Loading Facebook Comments ...