La última visión de Elena White y su crucial mensaje

Ellen White tuvo su visión final el 3 de marzo de 1915. Murió el 16 de julio de 1915, solo cuatro meses y medio después.

Escribió sobre esta visión en la edición de The Review and Herald del 15 de abril de 1915. La descripción de esa visión se tituló simplemente “Un mensaje para nuestros jóvenes“. El contenido aún es relevante y crucial. Me he tomado la libertad de incluir lo que creo que son algunas de las declaraciones más importantes:

Una visión para los jóvenes

“Hay libros de vital importancia que no son vistos por nuestros jóvenes. Se descuidan porque no son tan interesantes para ellos como una lectura más ligera.

“Deberíamos aconsejar a los jóvenes que se apoderen de la materia de lectura que se recomienda para la construcción del carácter cristiano. Los puntos más esenciales de nuestra fe deben ser estampados en la memoria de los jóvenes. Nuestros jóvenes deben leer lo que tendrá un efecto saludable y santificador en la mente. . . .

“Ahora es nuestro tiempo y oportunidad de trabajar para los jóvenes. Dígales que ahora estamos en una crisis peligrosa, y queremos saber cómo discernir la verdadera piedad. Nuestros jóvenes necesitan ser ayudados, elevados y alentados, pero de la manera correcta; tal vez no, como lo desearían, sino de una manera que les ayude a tener mentes santificadas  Necesitan la religión buena y santificadora más que cualquier otra cosa.

“Podríamos comenzar un curso de lectura tan intensamente interesante que atraiga e influya en muchas mentes…

“Hay un trabajo que hacer para los jóvenes por el cual sus mentes quedarán impresionadas y moldeadas por la verdad santificadora de Dios. Es mi sincero deseo para nuestros jóvenes que encuentren el verdadero significado de la justificación por la fe y la perfección del carácter que los preparará para la vida eterna

“Anime a los jóvenes a mantener la belleza y la gracia de Dios altamente exaltadas. Trabaja y ora constantemente por un sentido de lo precioso de la verdadera religión. Trae la bendición y el atractivo de la santidad y la gracia de Dios “.

He investigado mucho sobre cómo respondió la gente a esta visión, pero no he podido encontrar mucho. La verdadera pregunta es ¿cómo podemos responder? ¿Que haremos con esta información?

Aquí hay algunas cosas más importantes que Elena de White dijo sobre la juventud, el ministerio de publicaciones y el evangelismo:

1. Necesitamos publicar recursos que ayuden a las personas a entender cómo conocer mejor, amar y vivir a Jesús.

“Ahora estamos demasiado cerca del fin de la historia de esta Tierra como para poner ante la gente libros que no contienen el mensaje que ella necesita. Llamen la atención de la gente a los libros que tratan de la fe y la piedad prácticas.”. — El otro Poder, p. 147

2. Muchos de nuestros jóvenes no están verdaderamente convertidos, pero deben estarlo .

“Por lo que me ha sido mostrado, no están verdaderamente convertidos ni siquiera la mitad de los jóvenes que profesan la religión y la verdad. Si hubieran sido convertidos, darían frutos para la gloria de Dios.”.– Mensajes para los Jóvenes, p. 90

3. Para poder realizar efectivamente la obra de Dios de los últimos días y optimizar sus habilidades, dones y talentos para Dios, los jóvenes deben estar enfocados exclusivamente en Dios.

“A fin de que la obra pueda avanzar en todos los ramos, Dios pide vigor, celo y valor juveniles. El ha escogido a los jóvenes para que ayuden en el progreso de su causa. Para hacer planes con mente clara y ejecutarlos con mano valerosa, se requiere energía fresca y no estropeada. Los jóvenes están invitados a dar a Dios la fuerza de su juventud, para que por el ejercicio de sus poderes, por reflexión aguda y acción vigorosa, le tributen gloria, e impartan salvación a sus semejantes.”. — Consejos para los Maestros, p. 521

4. Los jóvenes son los evangelistas más efectivos de otros jóvenes.

“Los jóvenes, si obran correctamente, pueden ejercer una poderosa influencia. Los predicadores, o laicos avanzados en años, no pueden tener sobre la juventud ni la mitad de la influencia que otros jóvenes dedicados a Dios pueden ejercer sobre sus compañeros. “. — Testimonios para la Iglesia, Tomo 1, p. 447

5. Nuestra juventud, debidamente entrenada, puede terminar el trabajo de proclamar el mensaje del último día de Dios.

“Con semejante ejército de obreros, como el que nuestros jóvenes, bien preparados, podrían proveer, ¡cuán pronto se proclamaría a todo el mundo el mensaje de un Salvador crucificado, resucitado y próximo a venir!” — Servicio Cristiano, p. 39

Dada toda la información profética sobre el futuro y los cambios y desafíos que se avecinan para la publicación adventista del séptimo día, ¿cómo responderemos? ¿Oraremos seria y diariamente por: (1) los jóvenes y aquellos que trabajan con ellos? (2) Quienes desarrollan y publican recursos para nuestra juventud.

Por Omar Miranda, via Adventist Review

La última visión de Elena White y su crucial mensaje
4.7 (94.29%) 21 votos

Comentarios

Loading Facebook Comments ...