Recursos Bíblicos

Recomendaciones para celebrar la Navidad pero no como el mundo

El objetivo de este tema es brindar algunas recomendaciones para hacer de la navidad una festividad realmente cristiana.

Esta celebración se ha convertido en una realidad conflictiva dentro de los adventistas, rodeada de muchos mitos y condenaciones. Pero ha quedado claro desde hace mucho tiempo que es una celebración que está de acuerdo con nuestra fe cuando se hace con la motivación correcta.

1.Recordar cómo ocurrió realmente la natividad de Jesús, prescindiendo de elementos no bíblicos.

Actualmente, la navidad es un sincretismo, una mezcla de tradiciones supuestamente cristianas. Por eso, muchas personas se confunden y creen que lo bíblico tiene el mismo valor que las tradiciones. Lo mejor es aprovechar la oportunidad y recordar cómo fue realmente el nacimiento de Jesús, y así salvaguardar lo que la Escritura sí nos transmite.

2. Evitar la guerra comercial y Cultural.

La Navidad, tal como se celebra hoy, simboliza el triunfo del consumismo. Podemos observarlo en el énfasis comercial, los grandes gastos de dinero en cosas innecesarias, las compras juguetes y adornos en exceso. Lo mejor que podemos hacer como cristianos, es abstenernos de caer en la guerra comercial, y gastar dinero que no tenemos o que podemos emplear mejor en otras cosas necesarias.

3. Promover la solidaridad.

Siendo que la época de la navidad es una ocasión donde se enfatiza mucho el ayudar a los mas necesitados, podemos aprovechar la sensibilización social en estas fechas, para realizar programas de solidaridad. Pero tratando de hacer estos mismos programas algo continuo a lo largo del año.

4. Preparar regalos sobre todo para los más necesitados, como recomienda Ellen White.

Es triste ver cómo en muchas iglesias se celebra el “amigo secreto” (celebración tradicional donde los amigos se hacen regalos) para la autocomplacencia, cuando quizá no se ha pensado en quienes no tienen amigos secretos, ni siquiera conocidos. Lo mejor, seria preparar regalos útiles para las personas que no tienen amigos, o aquellos que necesitan una ayuda.

5. Aprovechar la cena de la Nochebuena como una ocasión de encontrarse y cenar juntos en familia.

La Navidad se entiende socialmente como una fiesta familiar. Ya que hay cierta sensibilidad hacia lo espiritual o lo ético mayor que el resto del año, puede ser una buena ocasión para que en esa cena o en esas fechas se fortalezcan los vínculos familiares.

6. Destacar que la evocación del nacimiento de Jesús es un acto conmemorativo, pero no litúrgico.

Algunas personas no han podido entender que la navidad no es una celebración del cumpleaños de Jesús sino una celebración de su ENCARNACIÓN: Dios hecho hombre. El hecho no es si él nació el 25 de Diciembre, sino que el hecho es que ¡EL NACIÓ! La Encarnación de Cristo es uno de los grandes misterios que estudiaremos por toda la eternidad. “Si queremos estudiar un problema profundo, fijemos nuestra mente en la cosa más maravillosa que jamás sucedió en la tierra o en el cielo: la encarnación del Hijo de Dios” Elena White [A Fin de Conocerle, p. 28].

Escrito por Lic. Teodomiro Carvajal
Deja tu comentario