Recursos Bíblicos

Documental revela que nuestro cerebro es lo que comemos

Los alimentos demasiado dulces lleno de grasas malas y ricos en energía están en todas partes. Desde hace décadas estos modernos hábitos alimenticios le causan problemas a nuestro cuerpo, ¿pero qué hay del cerebro? ¿perjudica una mala alimentación también nuestra salud mental, nuestro estado de ánimo y nuestra capacidad cerebral?

Sabemos que la comida chatarra engorda pero también puede atrofiar el cerebro. Los investigadores del cerebro estudian las consecuencias de nuestros hábitos alimenticios.

Una alimentación alta en grasas y rica en azúcar produce cambios a largo plazo en ciertas zonas del cerebro. Esta ciencia aún joven revela una nueva faceta de nuestra alimentación.

Con un aumento en la ingesta de grasas y azúcar el cerebro se reprograma; por lo tanto lo que pasa por nuestra cabeza también depende del contenido de nuestro plato.

Pero, ¿qué sucede realmente en el cerebro cuando elegimos comer comida chatarra en vez de alimentos saludables? Científicos de todo el mundo están tratando de descubrir precisamente eso. La neuronutrición es la rama de la ciencia entre la neurología y la nutrición. El consumo de comida chatarra en ratas de laboratorio no solo les provoca obesidad, sino que también tiene un impacto directo en su memoria.

El papel de la flora intestinal se conoce desde hace tiempo, pero los científicos están descubriendo otras conexiones. La alimentación neurosaludable, por ejemplo: la denominada dieta mediterránea, que se basa principalmente en verduras y pescado, podría proporcionar la mejor alimentación para las pequeñas células grises.

Ahora, más que nunca sabemos que nuestro cerebro es lo que comemos. Creemos que una dieta vegetariana bien equilibrada es algo superior a la dieta mediterránea.

Documental sobre la alimentación y el cerebro

Este documental es producido por canal de televisión de origen alemán DW

Ya Dios lo había dicho hace mucho tiempo

“El cerebro es la ciudadela del ser. Los malos hábitos físicos afectan el cerebro, e impiden que se alcance aquello que se desea: una buena disciplina mental… La causa principal es la alimentación impropia, las comidas irregulares, la falta de ejercicio físico y otras violaciones negligentes de las leyes de la salud.” {CM 284.3}

“Nos componemos de lo que comemos, y el comer mucha carne disminuirá la actividad intelectual. Los estudiantes lograrían mucho más en sus estudios si nunca probaran la carne.”. {CPI 415.1}

“Cada parte del hombre ha de ser protegida; hemos de ejercer cuidado, no sea que lo que se lleva al estómago borre de la mente pensamientos elevados y santos. ¿No puedo yo hacer lo que me place? pregunta alguien, como si estuviéramos tratando de privarlo de un gran bien, cuando presentamos la necesidad de comer con inteligencia, y conformar todos los hábitos a las leyes que Dios ha establecido. {CRA 65.1}

Amplíe este tema en la siguiente publicación:

Recursos relacionados:

Deja tu comentario