Recursos Bíblicos

Los 7 días de la creación ¿son literales o simbólicos?

Algunos afirman que día en hebreo significa “era” y, por lo tanto, concluyen que Dios tomó algunas “eras” para la creación en siete días. La palabra hebrea para día es “yom” y puede referirse a un período de más de 24 horas. Pero en el caso de los días de la creación, ni siquiera puede estar cerca, porque cuando esta palabra (yom – dia) viene con un “número definido”, indudablemente se refiere a un día de veinticuatro horas. Esto ocurre en los días de la semana mencionados en Génesis. Veamos:

  • “Fue la tarde y la mañana el primer día” (Génesis 1.5);
  • “Fue la tarde y la mañana el día segundo” (versículo 8);
  • “Y fue la tarde y la mañana el día tercero” (versículo 13);
  • “Fue la tarde y la mañana el día cuarto” (versículo 19);
  • “Y fue la tarde y la mañana el día quinto” (versículo 23);
  • “Fue la tarde y la mañana el día sexto” (versículo 31);

“Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.” (Génesis 2: 3). Bíblicamente (y según el original hebreo), por lo tanto:

Número definido + la palabra hebrea Yom (día) = día de 24 horas.

Cabe destacar también otros hechos importantes que nos impiden creer que Dios creó el mundo en “edades” en lugar de crearlo en “días”: La redacción de la narración, en el original, indica la brevedad del tiempo, la rapidez de la creación, el momento del hecho”.

Ej: “Sea la…” “Produzca la tierra …”. Esto está en plena armonía con lo que dice el Salmo 33.6 y 9: “Por su palabra fueron hechos los cielos, y por el aliento de su boca, su ejército… Porque él habló, y fue hecho; ordenó, y todo llegó a existir ”.

El hecho de que las plantas, la hierba, el forraje aparecieran al tercer día y continuarán viviendo en los días posteriores de la Creación, sirviendo de alimento a los animales, prueba que estos días fueron efectivamente días solares. Primero porque salió el sol el segundo día, segundo porque los animales creados en el quinto y sexto día necesitaban vegetación para sobrevivir.

Preste especial atención a este hecho, que es de suma importancia. En el tercer día aparecieron plantas, mientras que los animales aparecieron en el quinto día. Ahora, las plantas que arrojan flores dependen de los insectos para reproducirse, porque les transfieren el polen. Las plantas fanerógamas se reproducen solo a través de la polinización, y esto lo hacen los insectos. ¿Cómo pudieron estas plantas esperar siglos por los insectos? La verdad es que solo esperan un día, el cuarto…. en el quinto, había insectos, y trabajaban en la polinización, porque es la ley de la naturaleza vigente desde la Creación, al igual que la reproducción animal. 

Recomendado para ti:  Introducción al Mensaje de 1888 ¿Es tan importante el mensaje de 1888?

Los versículos dicen que la semana de la creación se compuso de “tarde y mañana”, y no “miles de años”. Un aspecto importante a resaltar para que no “encontremos contradicciones” en la Biblia es que debemos entender correctamente 2 Pedro 3.8 que dice: “Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.” Pedro no está diciendo que cada día de la creación equivale a mil años por las siguientes razones:

1. No se refería a la creación del Génesis, sino al regreso de Jesús. Por lo tanto, su argumento es que el Señor sabe mejor que nadie el día en que tiene que regresar a este mundo para acabar con el pecado.

2. La conjunción comparativa – cómo (como mil años) es solo comparar un día de 24 horas con mil años porque Dios es eterno y, para Él, un día de mil años no hace ninguna diferencia. Pedro no usó el término “un día son mil años”. Por lo tanto, comparó un día con mil años y no afirmó que un día son mil años.

La palabra yom puede tener un significado elástico, pero si va acompañada de un número no puede tener otro significado que el de un día que consta de 24 horas. Si cada día de la creación fuera equivalente a edades, las plantas habrían muerto sin el sol (que apareció más tarde) y sin los insectos polinizadores. ¿Cómo iban a durar tanto las plantas sin luz solar e insectos para polinizar?

Queremos que el amor por Cristo sea un incentivo para que usted profundice cada vez más en las maravillas de la Palabra de Dios que pueden hacernos sabios para la salvación.

A través de Biblia.com.br

Comparte tu opinión

Deja un comentario