Recursos Bíblicos

Delegados aprueban enmienda al Manual de la Iglesia sobre la Ordenación de Ancianos

Una de las modificaciones del Manual de la Iglesia propuesto en la sesión del 6 de junio de 2022 por la tarde dio lugar a un extenso debate desde la sala y requirió que las delegaciones realizaran varias votaciones relacionadas durante un período de 75 minutos. El secretario asociado de la Conferencia General (GC), Gerson Santos, presentó el punto 409-22 del Manual de la Iglesia, que, dijo, buscaba “aclarar algunos aspectos de la reunión administrativa de la iglesia”.

La enmienda propuesta se refiere a la ordenación de los ancianos de las iglesias locales. La razón de ser es permitir la coherencia de las palabras entre las secciones sobre ancianos y diáconos/diaconisas, abordando cierta confusión en las áreas donde las mujeres son ordenadas como ancianos.

Específicamente, se recomendó enmendar el Manual de la Iglesia, en la página 65, con respecto a la ordenación de ancianos, añadiendo la frase subrayada a continuación.

Ordenación del anciano local. La elección de una persona para el cargo de anciano, por sí sola, no lo califica para actuar como anciano. Se requiere la ordenación como anciano antes de que la persona tenga autoridad para actuar como tal. Cuando una iglesia vota en una reunión administrativa la elección de nuevos ancianos, también autoriza su ordenación. En el intervalo entre la elección y la ordenación, el anciano elegido puede actuar como líder de la iglesia, pero no puede administrar los ritos de la iglesia.

También se cambió la frase “servir como diáconos” por “diaconado“, como se ve a continuación.

“Una vez haya sido ordenado, no será necesario que se le vuelva a ordenar si es reelegido, o cuando sea nombrado en otra iglesia como anciano, siempre que se haya mantenido en plena comunión con la iglesia. También queda calificado para servir como diácono el diaconado.”

Una moción para remitir la enmienda

Después de la presentación de la moción, el delegado de la CG Gerard Damsteegt presentó una moción para enviar la moción original sobre la enmienda de vuelta al Comité del Manual de la Iglesia porque no corregía la confusión sobre la ordenación de mujeres ancianas. “Las mujeres ancianas fueron votadas en el Concilio Anual pero nunca en la Sesión de la Conferencia General“, recordó a los delegados.

“Esta enmienda permite un cambio sutil. Aquí está, página 59, “Cuando una iglesia en una reunión administrativa vota la elección de nuevos ancianos, también autoriza su ordenación”. Esta declaración ciertamente permite la elección de mujeres ancianas. Cuando son elegidas, estas ancianas son al mismo tiempo autorizadas por la iglesia local para ser ordenadas. Una declaración anterior en la línea 13 califica que estos nuevos ancianos pueden servir como diáconos, lo que significa que estos ancianos son hombres. Ahora, aquí está. Al eliminar la palabra “diáconos” y reemplazarla con “diaconado” sin género, permitimos que los ancianos sean hombres o mujeres… Entonces, sustituir el término diaconado es un cambio sutil en el manual para legitimar la ordenación de ancianas, lo que nunca se ha hecho en el manual. Aquí necesitamos redirigir una nueva redacción que permita a los adventistas del séptimo día apartarse de la dirección específica de la Biblia de que un anciano debe ser un varón. 1 Timoteo 3:2.” dijo Gerard Damsteegt

Recomendado para ti:  Iglesia Luterana Noruega Aprueba Matrimonio Homosexual

Varios delegados se acercaron a los micrófonos para comentar a favor o en contra de la moción de devolución de la enmienda. “La moción original es clara y no veo la necesidad de devolverla”, dijo Mario Alvarado, delegado de la División Norteamericana (NAD). “No veo ningún problema con esta redacción. Se trata de facilitar la misión”.

Jonas Arrais, de la División del Norte de Asia y el Pacífico, se pronunció en contra de la moción. “La declaración es muy clara: no estamos discutiendo la ordenación de mujeres. . . . Estamos aquí simplemente sugiriendo que los ancianos deben ser ordenados”, dijo Arrais.

Por último, Stefan Giuliani, delegado de la División Intereuropea, pidió que se pusiera fin al debate, dando por terminada la discusión sobre el tema. Los delegados votaron un 92,3% a favor y un 7,7% en contra de cerrar el debate sobre la moción.

La moción de Damsteegt de devolver la enmienda original al Comité del Manual de la Iglesia fue rechazada, con un 43,9% a favor de la devolución y un 56,1% en contra. Esta acción permitió abrir el debate sobre la moción original.

DEBATE SOBRE LA ENMIENDA

Varios delegados se acercaron al micrófono para comentar a favor o en contra de la moción de integrar la enmienda originalmente propuesta en el Manual de la Iglesia.

Una vez más, Giuliani propuso una moción para que se interrumpiera el debate y se procediera inmediatamente a la votación. La moción fue secundada y aprobada por un 88,5% a favor y un 11,5% en contra.

Los delegados pasaron inmediatamente a votar la moción principal para enmendar el Manual de la Iglesia. Cuando se cerró la encuesta electrónica, la pantalla mostró que el 75,7% de los delegados había votado a favor de la moción y el 24,3% en contra. La moción fue aprobada.

Fuente: AdventistReview

Leer la reunión completa: https://adventistreview.org/gc-sessions/third-business-meeting/

1 comentario

Deja un comentario

  • Sería más claro, discutir si vamos a respetar en el Manual de iglesia la voluntad de Dios, en lo que respecta al liderazgo en la iglesia local; las enmiendas y las sutilezas del lenguaje que no son las mismas en las decenas de idiomas de la IASD, se prestan a muchas manipulaciones, de grupos en pugna, es muy triste lo que se pudo observar en esta reunión.
    Qué vamos a concluir?, que los reglamentos, las normas en los que está comprometida nuestra fidelidad a un “Escrito está”; se van a decidir por votación?
    Posiblemente en le futuro, se vote autorizando el consumo de la carne de cerdo, para facilitar la alimentación en nuestros tiempos…