Ayúdanos a impactar a miles.

¿Quieres ser siervo de Dios? -Power Point

El mayor privilegio que Dios puede otorgar a un ser humano es ser llamado a ser su siervo, a pesar de nuestra condición de pecadores indignos. Pero, ¿qué significa ser siervo de Dios?

Según el diccionario de español, un siervo es una persona que sirve a otra y está sujeta a su autoridad. Es alguien totalmente entregado al servicio de otro. En las Escrituras, vemos ejemplos extraordinarios de siervos, siendo el más destacado Jesucristo mismo.

En Filipenses 2:5-8, se nos presenta a Jesús, quien, a pesar de ser Dios, decidió despojarse de su posición y tomar la forma de siervo al encarnarse como un ser humano. Incluso se humilló a sí mismo hasta la muerte en la cruz. Este ejemplo asombroso muestra la entrega total y el sacrificio que implica ser siervo de Dios.

Dios desea que todos los habitantes del planeta sean sus siervos, ya que no quiere que ninguno perezca. A través de las Escrituras, vemos cómo los apóstoles y otros seguidores de Jesús se llaman a sí mismos «siervos de Dios», «siervos del Señor» o «siervos de Jesucristo». Esto demuestra que no solo los líderes religiosos, sino todos los creyentes, están llamados a ser siervos de Dios.

El apóstol Pablo nos dice en Romanos 6:22 que, como cristianos, hemos sido liberados del pecado y hechos siervos de Dios. Esto implica un cambio radical en nuestras vidas. Cuando reconocemos nuestra condición de pecadores y venimos a Cristo, Él nos libera del pecado y nos hace sus siervos. A partir de ese momento, debemos vivir en obediencia a lo que Él nos ordena y buscar la santificación en todas las áreas de nuestra vida.

Ser siervo de Dios implica una obediencia incondicional y una entrega total a su voluntad. El apóstol Pedro nos exhorta a vivir como siervos de Dios, no utilizando nuestra libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como una expresión de gratitud y devoción a nuestro Señor.

Ser siervo de Dios es un privilegio supremo que implica una entrega total y una obediencia incondicional a Dios. Todos los creyentes, sin importar su posición o función, están llamados a ser siervos de Dios. A medida que vivimos en obediencia y buscamos su voluntad, experimentamos las bendiciones y la alegría de ser sus siervos, y podemos confiar en que Él cuidará de nosotros en todas las circunstancias.

¿Estás dispuesto a ser siervo de Dios?

2 comentarios en “¿Quieres ser siervo de Dios? -Power Point”

  1. Buenas tardes hermanos disculpe yo estoy tratando de ver el tema siervo de Dios en PowerPoint pero no me deja podrían ustedes ayudarme hacerlo por favor gracias será de bendiciones sus ayuda y gracias por tan hermoso material.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pensamiento de hoy

- Elena G. White


Únete en Telegram:
Telegram
Canal en WhatsApp!:
Canal WhatsApp
En Facebook:
Facebook