Ayúdanos a impactar a miles.

Lecciones de Fe – Waggoner y Jones

La esencia de la vida cristiana radica en la inmensa poderosidad de la palabra de Dios. Este concepto es profundamente arraigado en diversas escrituras bíblicas, que subrayan cómo Dios no solo creó el universo y todo lo que contiene mediante su palabra, sino que también guía y sostiene a aquellos que creen en Él. Más que simples directrices, estas escrituras enfatizan que la palabra divina actúa como un faro de salvación y santificación para los creyentes, ofreciendo dirección y propósito en sus vidas. Esta confianza en la palabra de Dios no es una elección arbitraria, sino una respuesta a su naturaleza viva, poderosa y eficaz.

En contraste con las palabras humanas, que carecen de la inherente capacidad de cumplimiento, la palabra de Dios es intrínsecamente activa y transformadora. Esta fe y dependencia en la palabra divina no solo es vital para la vida espiritual del individuo, sino que también demuestra el compromiso de Dios de mantener su palabra y su promesa, asegurando así la guía y protección constantes para aquellos que la acogen.

  • La Escritura afirma que sin fe, no se puede agradar a Dios.
  • Todo lo contrario a la fe se considera pecado, y esto no es agradable para Dios.
  • La fe es tan esencial que es más crucial entenderla que cualquier otro conocimiento.
  • Para cultivar la fe, es primordial comprender su significado verdadero.
  • Muchos pueden conocer la definición de fe, pero no comprenden su verdadero significado.
  • La fe se ilustra con ejemplos claros, como el centurión que confiaba en la palabra de Jesús.
  • La fe proviene de la palabra de Dios, y es esencial acudir a ella.
  • La Biblia instruye sobre la fe, mostrando que la palabra de Dios tiene poder creativo.
  • La fe se define como confiar en la palabra de Dios para que cumpla lo que promete.
  • Dios crea y redime mediante Su palabra, demostrando su poder y veracidad.
  • La fe es la confianza en que la palabra de Dios tiene el poder de cumplir lo que dice.
  • Cultivar la fe es fortalecer la confianza en la palabra de Dios.
  • La comprensión de cultivar la fe es más esencial que cualquier otro conocimiento.
  • La fe se cultiva con la palabra de Dios, creciendo y fortaleciendo nuestra confianza en Él.
  • La fe viene por la palabra de Dios, y su justificación se basa en esa palabra.
  • Abraham es un ejemplo de fe, confiando en la promesa divina y esperando en ella.
  • Aunque Abraham intentó soluciones propias, Dios confirmó su pacto y su plan prevaleció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pensamiento de hoy

- Elena G. White


Únete en Telegram:
Telegram
Canal en WhatsApp!:
Canal WhatsApp
En Facebook:
Facebook