Recursos Bíblicos

De que manera se Uniran los Catolicos y los Protestantes

Hay dos doctrinas que unen a los católicos con los protestantes, estas son: La santidad del domingo y la inmortalidad del alma.

La mayoría de iglesias protestantes creen que el domingo es el día de reposo, algo que está en contra de las sagradas escrituras (ver.Gen.2:2-3; Exo.20:8-11)

También la mayoría de iglesias protestantes creen en la inmortalidad del alma, ósea que el hombre después de muerto pasa a otra esfera que aún sigue viviendo y no muere, esta mentira fue dicha por primera ves por el diablo en el jardín del Edén , satanas le dijo a Eva “no moriréis” (ver.Gen.3:4-5)

De que manera se Uniran los Catolicos y los Protestantes

Elena White profetizo este gran engaño:

Merced a los dos errores capitales, el de la inmortalidad del alma y el de la santidad del domingo, Satanás prenderá a los hombres en sus redes. Mientras aquel forma la base del espiritismo, este crea un lazo de simpatía con Roma. Los protestantes de los Estados Unidos serán los primeros en tender las manos a través de un doble abismo al espiritismo y al poder romano; y bajo la influencia de esta triple alianza ese país marchará en las huellas de Roma, pisoteando los derechos de la conciencia. – {CS 574.2}

El ecumenismo es una profecía compacta:

Satanás tiene resuelto unirlos en un solo cuerpo y de este modo robustecer su causa atrayéndolos a todos a las filas del espiritismo. Los papistas, que se jactan de sus milagros como signo cierto de que su iglesia es la verdadera, serán fácilmente engañados por este poder maravilloso, y los protestantes, que han arrojado de sí el escudo de la verdad, serán igualmente seducidos. Los papistas, los protestantes y los mundanos aceptarán igualmente la forma de la piedad sin el poder de ella, y verán en esta unión un gran movimiento para la conversión del mundo y el comienzo del milenio tan largamente esperado. – {CS 575.2}

Los protestantes se han entremetido con el papado y lo han patrocinado; han hecho transigencias y concesiones que sorprenden a los mismos papistas y les resultan incomprensibles. Los hombres cierran los ojos ante el verdadero carácter del romanismo, ante los peligros que hay que temer de su supremacía. Hay necesidad de despertar al pueblo para hacerle rechazar los avances de este enemigo peligrosísimo de la libertad civil y religiosa. – {CI 51.1}

Daremos algunas citas bíblicas para contrarrestar estas dos falsas doctrinas:

Sobre la inmortalidad del alma:
La palabra alma es nefesh es hebreo, significa persona, vida y en algunos casos se describe como pronombre personal. (Gen.2:7)

Cuando la persona muere el alma deja de existir, porque el alma es la persona en si, pero nunca en la Biblia se le llama alma inmortal . Sólo Dios es inmortal (1Tim.1:17),y sólo en Dios podemos conseguir la vida y la inmortalidad (Rm.2:7; 1Cor.15:54)

La muerte es un estado de silencio, inactividad y total inconsciencia, en la Biblia es referida como “sueño”. Es por ello, que las Escrituras claramente confirman que todas las apariciones de aquellos que han muerto, incluyendo la Virgen María, son espíritus de demonios obrando milagros para engañar, si fuere posible, al pueblo de Dios (vea Apocalipsis 16:14). El juicio investigador determina si los muertos despertarán cuando Cristo venga por segunda vez, levantados en la primera resurrección para heredar la vida eterna, o si permanecerán en la tumba, hasta la segunda resurrección para ser consumidos en el lago de fuego que es la segunda muerte.

(Para ampliar su estudio lea: Ecle.9:5; Job 14:21; Eclesiastés 3:20; Isaías 26:14; Ezequiel 18:4; Mateo 22:30; Juan 11:24-25; Hechos 2:29, 34, 15:18, 20; Colosenses 3:4; 1 Corintios 15:22-23; 1 Tesalonisenses 4:15-17; Hebreos 9:24; Apocalipsis 14:13, 20:5, 21:4).

Sobre el día de reposo:
En ningún lugar de la Biblia se menciona que el domingo es el día de reposo. Dios dice santificad el sábado (Ex.20:8-11 Biblia Católica)

Dios mismo, después de seis días de obra creadora, bendijo, santificó y apartó el séptimo día como su Santo Sábado (Génesis 2:2-3). Este cuarto mandamiento de la santa ley escrita por Dios, demanda que todos sus verdaderos seguidores dediquen el séptimo día de cada semana, empezando a la puesta del sol del Viernes hasta la puesta del sol del Sábado (Nehemías 13:19; Levítico 23:32), para la adoración de Dios como su Creador. Así que, este es un día sagrado para descansar, que requiere la abstinencia de toda labor innecesaria y trabajo secular, y el cumplimiento de los deberes sagrados y religiosos. Este mandamiento del Sábado contiene el sello oficial de Dios que incluye Su nombre – “Jehová tu Dios”; Su posición oficial – “Creador”; Su dominio – “los cielos y la tierra”. Por lo tanto, el séptimo día Sábado es el sello del poder creador y santificador de Dios, ejercido a través del Espíritu Santo en la vida de su pueblo obediente.

(Para ampliar su estudio lea: Génesis 1:5, 8, 13, 19, 23, 31, 2:2-3; Nehemías 13:19; Isaías 8:16, 58:12-14; Ezequiel 20:12; Daniel 7:25; Mateo 5:17-19; Marcos 1:32, 2:27-28; Lucas 23:54-56, 24:1; Efesios 4:30; Hebreos 4:4-10; Santiago 2:10-11; Apocalipsis 12:17, 14:12).


Creo que si los protestantes estudiarán su Biblia rehuirían de esta tiranía y engaño sobre el ecumenismo.

Un estudio de la Biblia hecho con oración mostraría a los protestantes el verdadero carácter del papado y se lo haría aborrecer y rehuir; pero muchos son tan sabios en su propia opinión que no sienten ninguna necesidad de buscar humildemente a Dios para ser conducidos a la verdad. Aunque se enorgullecen de su ilustración, desconocen tanto las Sagradas Escrituras como el poder de Dios. Necesitan algo para calmar sus conciencias, y buscan lo que es menos espiritual y humillante. Lo que desean es un modo de olvidar a Dios, pero que parezca recordarlo. El papado responde perfectamente a las necesidades de todas esas personas. Es adecuado a dos clases de seres humanos que abarcan casi a todo el mundo: los que quisieran salvarse por sus méritos, y los que quisieran salvarse en sus pecados. Tal es el secreto de su poder. – {CI 55.2}

La Biblia es muy clara.

Por Rafael Díaz

Deja tu comentario